En qué invierten tus amigos que tienen hasta 30 años
Inversiones

En qué invierten tus amigos que tienen hasta 30 años

Por Lucila Lopardo 29 de Noviembre 2016

“Soy un baby boomer, empecé a trabajar en 1981 y puedo contar cuántas crisis financieras viví: la primera fue la del ‘85, en la que cayeron como 300 entidades financieras; después las del ‘89 y ’90, con la hiperinflación. A los pocos años vino la del Tequila, en el ‘94, le siguió la rusa en el ‘98 y la nuestra, en 2001, que fue tremenda.  En todas esas crisis, mi papá tenía un plazo fijo y perdió plata. Ese historial está en todas las familias, por eso los resultados”.

Cuando Javier Casas Rúa, socio de Servicios Financieros y Líder de Innovación de PwC Argentina, se refiere a los resultados, habla de las conclusiones del último estudio sobre los jóvenes y el sistema financiero que la big four hizo en el país. PwC realizó focus groups con 40 jóvenes de entre 18 y 30 años “pertenecientes a las clases medias integradas de la República Argentina” –como las define Casas Rúa-, es decir, con empleo formal e inserción en el sistema bancario. Estos encuentros se complementaron con una encuesta online, en la que obtuvieron otras 400 respuestas del tipo: “Deberle al banco no me genera seguridad, prefiero deberle a un familiar”; “Hay cosas que son chino para mí, no lo entiendo, me gustaría que fuera más sencillo”; y “Ellos (por los bancos) nunca pierden. Tratan de que vos gastes para ganar más”.

Las frases que figuran en el relevamiento representan la voz de un segmento de jóvenes que, aunque cuentan con capacidad de ahorro, tienen poco feeling con el sistema financiero en general. A la falta de credibilidad se suma el ADN propio de una generación que no piensa en cómo cuidar su patrimonio sino, más bien, en vivir experiencias disruptivas en el corto plazo. “Cuando se examina qué hacen con sus cuentas bancarias se ve que prefieren ahorrar para tener gastos hedónicos, que tienen que ver con la cultura de las nuevas generaciones, de vivir el presente y tener satisfacción instantánea”, rescata Casas Rúa.

 

El informe de PwC revela que el único motivo por el que los jóvenes se endeudan “placenteramente” es concretar un viaje. El 22 por ciento de los clientes del Banco Galicia tiene menos de 30 años, por lo que la entidad realizó un relevamiento específico para entender mejor los intereses de este segmento y llegó a la misma conclusión. Aunque el 97 por ciento de los consultados aseguró que considera importante el ahorro, y de hecho, lo practica, los viajes surgen como objetivo principal de sus esfuerzos económicos. “Cuando les preguntamos para qué ahorran, un 42 por ciento dijo para viajar. En un segundo lugar, pero lejos, con un 17 por ciento, comprar una vivienda y en tercero, más lejos aún, un auto”, detalla Ezequiel Valls, gerente de Rentas Masivas del banco.

“Para estos jóvenes, el dinero tiene un valor de uso y no de acumulación y se percibe como un medio para hacer, y no como un fin en sí mismo”, resaltan desde PwC. Sin embargo, esa misma generación cuenta con capacidad de ahorro. ¿Qué medios eligen?

A la hora de ahorrar, el 69 por ciento prefiere hacerlo en moneda extranjera y, para endeudarse, el 81 por ciento recurriría a un familiar o a un amigo antes de acudir al sistema bancario. “Si miramos los plazos fijos, al comparar la cartera general versus el segmento sub-30, la penetración da la mitad, pero igualmente existe”, aclara, no obstante, Valls.

El 15 por ciento de la cartera de individuos de Puente está compuesto por jóvenes profesionales. Según Pablo Castagna, director del segmento Individuos del área de Wealth Management, los millennials “son muy curiosos, investigan mucho más que sus padres, están permanentemente indagando e informándose en las redes sobre lo que sucede en los mercados bursátiles”.

Como característica saliente, al momento de invertir están más dispuestos a asumir riesgos y operan instrumentos más volátiles: “En general, las carteras tradicionales están compuestas, en promedio, por un 15 por ciento de acciones, mientras que las de este segmento alcanzan el 50 por ciento. Poseen más acciones que otros activos e invierten mucho más en empresas tecnológicas como Apple, Google o Tesla”, desarrolla. 

El resto de la cartera, explica, se conforma por oportunidades coyunturales  –como las tasas en pesos en la actualidad. El índice de rotación de sus inversiones es tres veces mayor que las de sus padres, agrega Castagna. 

 

 

 

 

El original de esta nota fue publicado en el número 275 de la revista Apertura. Para más información, ingresá acá.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas