Empresarios en carrera
Inversiones

Empresarios en carrera

Se necesita $68.000 para entrar y es la previa del Super TC 2000; cómo es la competición que atrae a los hombres de negocios de Argentina.

 

23 de Julio 2015

El certamen monomarca Fiat Abarth Competizione, que se lleva a cabo como previa del Super TC 2000, atrae entre sus pilotos a reconocidos hombres del mundo de los negocios y aficionados de la máxima velocidad; entre la nómina de 30 corredores que componen la categoría aparecen Cristiano Rattazzi, presidente del Grupo Fiat Argentina; Ricardo Stuart Milne, presidente de Banco Patagonia; Carlos Miguens Bemberg, de M.B. Holdings; o Sergio Pérez Garat, gerente General de Petronas Lubricants Argentina, entre otros.


Para competir en la categoría, los pilotos deben desembolsar $ 68.000 por carrera. Eso comprende el traslado y el mantenimiento del auto, el servicio mecánico durante toda la jornada, los neumáticos y el combustible necesarios para la carrera. No incluye traslados y el hospedaje durante todo el fin de semana. Eso sí, los laterales de los vehículos pueden ser comercializados por los pilotos y así costear parte de su participación.

Para la temporada 2016 –la cuarta desde el inicio de la competición- se renovó el sector VIP y el vestuario de los pilotos, lo que implicó una inversión inicial de $750.000 Además, se modificaron los camerinos para que incluyan 30 lockers personalizados para cada piloto y se agregó una pantalla de 50 pulgadas para analizar la carrera.

 Pero la novedad más importante es el reemplazo del clásico Punto por el Fiat 500 695 Assetto Corse Evoluzione. "El Punto es un híbrido, tiene características de carrera y de calle. En cambio, el Fiat 500 será un auto 100% de carrera. Será un cambio importante", asegura Sebastián Selpa, gerente General de FS Motorsport, que aspira a que el nuevo vehículo atraiga más pilotos. "La idea es mantener el target empresario. No queremos que se pierda eso, que hace distinta a la categoría y que nos dio buenos resultados", agrega.

Christian Romero (presidente de Kobe Beef Argentina y uno de los pilotos más exitosos de la categoría) asegura que el nuevo Fiat 500 hará evolucionar a los pilotos del certamen: "Es un auto más liviano, con mayor aceleración y velocidad tanto de curva, como final. Será más difícil de manejar, el desafío es ir conociendo los límites del auto carrera tras carrera”.

En la misma línea, José Montanari -dueño de concesionarias de autos en diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires- opinó: "Me parece una gran adquisición. Una renovación que hacía falta. Es un auto que va a andar bien, más seguro, más técnico, más maniobrable. La categoría está en un auge total, será favorable". Montanari, que debutó este año en la categoría, destaca el "buen ambiente" que hay entre los pilotos y admite que su ingreso a la monomarca tiene dos propósitos: "Fue un gusto que me quise dar y también tiene un poquito



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas