El plan de El Noble para sumar una
Inversiones

El plan de El Noble para sumar una "mini pizzería" a tu negocio

Los espacios fueron pensados para vender empanadas, pizzetas y tartas en cualquier lugar, desde kioscos hasta colegios. Los números del negocio. Por Carolina Potocar 09 de Septiembre 2015

 

Tener un kiosco, un supermercado familiar o un local que venda comida al paso para el almuerzo despertó una idea en el mercado argentino: ofrecerle a esos comerciantes el servicio de venta de pizzetas y empanadas bajo el paraguas de una marca de renombre.

Así nacieron los Espacios, el servicio de El Noble, empresa reconocida por sus empanadas y pizzetas que ofrecen esta posibilidad de negocio.

Este nuevo formato de negocios, lanzado por la compañía en octubre de 2013 (pero que en el último año cobró mayor fuerza), permite a cualquier comerciante ofrecer los productos de la marca como córner de un negocio ya existente por una suma promedio de $ 20.000. Al día de hoy, el modelo ya cuenta con 240 espacios abiertos y la empresa planea llegar a los 400 para marzo o abril del 2016.

Pero, ¿cómo funciona este negocio que permite a un comerciante convertirse, aunque en pequeña escala, en pizzero? Por su inversión, el interesado recibe un mantenedor de calor, un horno eléctrico y un freezer, además del permiso para usar la marca. A su vez, quien adquiere el Espacio se compromete a comprar y vender la mercadería al precio establecido por la compañía. “En algunos Espacios venden más que locales de delivery de El Noble que funcionan hace 20 años”, comenta Mariano Castagnaro, gerente general de El Noble, sobre el buen rendimiento de este lanzamiento.

Entre los requisitos que debe cumplir el interesado por este formato se encuentran la prohibición de ofrecer el servicio de delivery, además de la obligación de mantener la imagen de la marca y los estándares de calidad en el servicio de atención al cliente. 

Sin embargo, El Noble descubrió que su idea chocaba, en parte, contra otra unidad de su propio negocio: las franquicias. Por esa razón, recalculó y reformuló su business plan. Así, cuando los Espacios se instalan cerca de una franquicia de la marca, El Noble se encarga de pagarle al franquiciado las regalías correspondientes por otorgar un punto de venta cercano a otro comerciante. Sin embargo, según Castagnaro, “el objetivo de los Espacios es ser un puesto de comidas al paso, lo que por consiguiente no representaría un riesgo de perder a ese cliente que hace sus pedidos por delivery a la sucursal más cercana”.

Los primeros Espacios fueron córners dentro de cadenas de estaciones de servicio. “Después abrimos siete espacios en Cataratas del Iguazú, luego cuatro en Mundo Marino, y también en playas y centros de esquí”, relata el ejecutivo de la empresa. Aunque fueron ideados para puntos de alta rotación de gente, como lo son los centros turísticos, este formato también está presente en supermercados, cadenas de kioskos, rotiserías, estaciones de tren, bingos y casinos, confiterías y hasta colegios.

En los Espacios ubicados en el centro turístico más importante de Misiones se venden 100.000 unidades por mes, una suma mucho mayor que las 40.000 promedio que se venden en una franquicia de El Noble. En cuanto a los costos, Castagnaro afirma que el margen positivo entre el valor de compra y venta de la mercadería es del 60 por ciento. “Hoy por hoy, la vena de nuestros productos elaborados congelados a los Espacios representa el 14 por ciento de nuestras ventas, y a este ritmo, pensamos que esa cifra va a seguir creciendo”, comenta el ejecutivo.

Empanadas para todos. Para abrir un Espacio por $ 20.000 en Laferrere, la marca a la que se le debe consultar es otra. “Bien de Campo (también parte del portfolio de El Noble) apunta a lugares más populares, de clase trabajadora y de bajo poder adquisitivo; las empanadas son más chicas y más económicas”, explica Castagnaro sobre el perfil de la segunda marca de la compañía que dirige. De los 240 espacios abiertos, 20 son de Bien de Campo, y aunque sus productos son más baratos, se vende una mayor cantidad. Según el ejecutivo, además, el margen entre el valor de compra y venta de la mercadería sigue siendo del 60 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas