El empresario que financió El Clan consideró que “es muy difícil que lleguen inversiones a la Argentina”
Inversiones

El empresario que financió El Clan consideró que “es muy difícil que lleguen inversiones a la Argentina”

Hugo Sigman, referente de la industria farmacéutica y quien también invirtió en Relatos Salvajes, aseguró que ”cuando comprar y vender dinero es mejor que producir trabajo es una catástrofe”. Por María del Pilar Assefh y Facundo Sonatti 28 de Agosto 2015

 


En el quinto piso de un edificio palermitano se realizó un encuentro con 50 jóvenes industriales y uno de los mayores empresarios de la Argentina: Hugo Sigman.

Apertura.com pudo participar, por primera vez, de esta iniciativa organizada por la Unión Argentina de Jóvenes Empresarios (UNAJE), el Fifty50. La entidad, que preside Alejandro Nasser, y tiene entre sus vicepresidentes a Hugo Eurnekian y Sofía Sarkany, organiza estos encuentros íntimos donde busca nutrirse de las reflexiones de empresarios argentinos con trayectoria, como Federico Braun, Alejandro Elsztain y Adrián Werthein, entre otros.

Sigman llegó pasadas las 20 horas y durante 50 minutos se explayó sobre su carrera empresarial ante un auditorio formado por jóvenes emprendedores, consagrados, como Pablo Larguía, y herederos de la talla de Hugo Eurnekian.

No es imposible que lleguen inversiones a la Argentina a partir del próximo año, pero es algo que veo muy difícil”, reflexionó el empresario, que financió algunas de las películas argentinas más taquilleras de los últimos años, como Relatos Salvajes y El Clan. Con empresas propias en 46 países y presencia en más de 140, su Grupo Insud es uno de los holdings más importantes del mundo en la industria química farmacéutica, con ventas anuales por encima de los US$ 1400 millones.

"Para crear una empresa hay que soñar. Y hay que tener confianza en esos sueños", apuntó quien aseguró que el holding nunca pensó en tener más socios (está completamente en manos de él, su esposa y tres hijos) o salir a cotizar en la Bolsa. “Hace muchos años nos quisieron comprar, y reuní a mi esposa y mis hijos para evaluar la situación. Por suerte, ellos quisieron continuar con la empresa y no me equivoqué, porque, de haber vendido, ninguna inversión hubiese sido tan rentable como los beneficios que obtuve con la empresa desde entonces", analizó. “Cuando comprar y vender dinero es mejor que producir trabajo es una catástrofe", opinó.

Pero no solo de sus negocios –que, en la Argentina, incluyen un 25% de los Laboratorios Elea y un 33% en Biogénesis Bagó- habló Sigman, sino que también se permitió reflexionar sobre el panorama más amplio. "El dinero que hay en el mundo es 12 veces el PBI mundial. Es una cifra de dinero tremenda y a eso le tenés que sumar los mecanismos financieros. Hay mucha liquidez", señaló al respecto. Y detalló: "Yo creo que la deuda de los países es totalmente impagable. Y tengo como fundamentar esto. Estados Unidos tiene 2,5 veces de deuda que su PBI; Italia 1,4 veces; Alemania, 0,8 y muchos de esos países, como Francia, no tienen capacidad de ahorro. Hay un endeudamiento en el mundo que es cada vez mayor y solo se puede mantener con la rueda de la felicidad".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas