El efecto del CEDIN en el mercado inmobiliario
Inversiones

El efecto del CEDIN en el mercado inmobiliario

La política de blanqueo de capitales, entre otros factores, volvió a poner al país en la mira de los desarrolladores internacionales. El pronóstico de los especialistas.

10 de Julio 2015

El mercado de real estate fue uno de los más afectados, durante casi cuatro años, por el cepo cambiario. Sin embargo, la posibilidad que brindó el CEDIN de ingresar dólares al sistema y una mayor estabilidad en los valores del metro cuadrado por fin están dando sus frutos. Especialistas y protagonistas del sector hoy alcanza su tercer mes de crecimiento consecutivo diagramaron el panorama actual y lo que se espera a futuro para el real estate nacional.

Para Rodrigo Fernández Prieto, Director de Fernández Prieto y Asociados, la mejor opción para quienes tienen capital y buscan multiplicar sus ahorros volvieron más que nunca a ser los inmuebles. “Los que hoy apuesten a construir e invertir serán los ganadores en el mediano plazo, algo similar a lo que ocurrió cuando los que compraron en 2001 en Puerto Madero a U$S1.000 el metro cuadrado, en el 2005 triplicaron su capital”, explica. 

A la coincidencia en la importancia de los valores estables, Gonzalo Monarca, presidente de la desarrolladora Grupo Monarca, suma el mayor protagonismo del CEDIN y un dólar quieto como los factores que están motivando la mayor agilidad e inversión en el sector. “Esta tendencia la notamos tanto en departamentos como en lo que respecta a la compra y venta de lotes, donde el mercado está activo porque ya no solo se compra la tierra como reserva de valor sino para construir”, agrega el Presidente del Grupo Monarca.

Por su parte, Pablo Lowenstein, Director de Haus Developers, opina que ante la amplitud del programa de blanqueo de capitales y el repunte que viene teniendo el mercado, el segundo semestre inicia con viento a favor para la inversión y la compra de propiedades, con un nivel de riesgo relativamente bajo. Según un informe de Tandem Strategic Group, los agentes del real estate están impulsando cada vez más el uso de esta herramienta, en especial para la compra y venta de unidades a estrenar y en pozo.

Desde el Grupo KWZ, su director Guido Wainstein atribuye el reciente fortalecimiento del sector a la fórmula integrada por buenas oportunidades en la adquisición de terrenos y un bajo costo de la construcción en dólares. “Post cepo, especialmente en los últimos 3 años, muchos desarrolladores hicimos landbanking (stockearse de tierra), capitalizándonos y reservando tierra muy bien ubicada”, explica y agrega: “Esto nos permitió lanzar productos orientados a segmentos específicos que se adecuen al contexto y al cliente actual que tiene liquidez de pesos, y necesita volcarlo a un instrumento que permita preservar su valor”.

A pesar de que en todos los sectores del mercado los ojos siguen puestos en las urnas, Lowenstein augura un buen pronóstico para lo que resta del año. “Durante la última década, los años electorales fueron favorables para la actividad del sector, especialmente porque está volviendo a aparecer en escena el inversor que le había cedido su lugar al usuario final”, señala el desarrollador.

Olivos, nuevo polo Premium. Para Gustavo Menayed CEO de Grupo Portland, la zona del Puerto fue la que más creció y se mantuvo más ajena a la crisis. “A diferencia de otras plazas, en este polo inmobiliario conviven tanto el inversor como el usuario final, por la demanda activa de propiedades que hay en la zona”, describe Menayed. Según el análisis de Tandem Strategic Group, la Bahía de Olivos se está transformando en la zona elegida por el inversor y comprador de unidades en emprendimientos Premium, con valores por encima de los U$S 3000 el metro cuadrado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas