Cuáles son los Bancos Centrales del mundo que cotizan en Bolsa
Inversiones

Cuáles son los Bancos Centrales del mundo que cotizan en Bolsa

No solo se encargan de la política monetaria de sus países sino que también juegan en el mercado de valores. 01 de Septiembre 2017

En la tierra del mejor chocolate del mundo y los relojes que nunca fallan, hay una inversión que sorprendió a todos en el mercado bursátil. Las acciones del Banco Nacional de Suiza crecieron un 177 por ciento desde 2016 y en lo que va del año el alza no se detuvo: hoy cotizan a 3050 francos suizos cada una (US$ 3180 al valor actual).

El banco central suizo cotiza en Bolsa desde su fundación en 1907 y actualmente está registrada en el SIX Swiss Exchange con sede en Zurich. Aunque todavía no se llegó a una conclusión sobre el verdadero motivo que provocó esta crecida, está claro que esto no fue motivado por su rendimiento económico ya que, por ley, los dividendos que entrega no pueden exceder el 6 por ciento del capital social.

Según la página oficial de la institución, la mayoría de las 100.000 acciones registradas están en manos de los cantones suizos que conforman la Confederación Helvética, bancos e instituciones públicas. Los accionistas privados solo acumulan un 21 por ciento del capital accionario por lo que no poseen poder de voto.

El Banco Nacional de Suiza –valuado en US$ 318.000 millones- no es el único banco central en el mundo que cotiza sus acciones en el parqué local. Apertura.com realizó una lista con las autoridades monetarias que juegan en el mercado bursátil, sus restricciones y cómo rindieron para sus accionistas durante el último tiempo.

BÉLGICA

Desde su creación en 1850, el Banco Nacional de Bélgica (BNB) fue constituido como una sociedad anónima. Sin embargo, una serie de legislaciones especiales le permiten operar de una manera diferente a la de las otras compañías que cotizan en el mercado de valores de Bruselas. Su capital accionario está compuesto de 400.000 títulos, siendo el Estado el dueño del 50 por ciento de ellos.

Los dividendos que pagan las acciones del banco central se componen de dos elementos: un 6 por ciento del capital y un 50 por ciento de las ganancias netas del portfolio de inversiones que el Banco Nacional posee como complemento para sus reservas. Desde su página oficial, la entidad asegura que su objetivo no es el beneficio económico de sus accionistas sino actuar en pro del interés público.

Durante los últimos años, las acciones del BNB no tuvieron un buen rendimiento y nunca pudieron volver a alcanzar su pico de junio de 2014 cuando cotizaron a 3659 euros –US$ 4248 según el cambio actual. En lo que va de 2017, sus títulos se apreciaron un 0,5 por ciento y hoy se venden a 2920 euros –US$ 3476. Actualmente su valor es de US$ 1390 millones con 200.000 acciones comerciándose en el mercado.

GRECIA

Hasta la creación del Banco de Grecia en 1927, la única entidad bancaria que operaba en la Bolsa de Atenas era el Banco Nacional de Grecia, institución privada fundada en 1841. El banco central griego debutó en el mercado bursátil en 1930 y dividió su capital en 80.000 acciones.

Según el sitio especializado 4 Traders, el Fondo Helénico de Estabilidad Financiera posee el 40 por ciento de los títulos públicos de la máxima autoridad bancaria de Grecia. Esta entidad, que se encuentra bajo el control estatal, nació en 2010 para evitar una estrepitosa caída de los bancos ante la crisis económica que azotó al país europeo.

En 2016, los accionistas del Banco de Grecia recibieron 0,4 euros por título - US$ 0,48 en concepto de dividendos. Actualmente la acción de la entidad cotiza a 14,57 euros - US$ 17,28 -, un 31 por ciento más de lo que valían a principio de año, aunque lejos de los 18,13 euros - US$ 21,51 - que se pagaban en 2013.

JAPÓN

El Acta del Banco de Japón dio inicio a la actividad de la autoridad bancaria nipona en octubre de 1882. Luego de varios cambios, en 1942 y con la promulgación de una nueva legislación comenzó la actividad del banco central japonés en el mercado de valores Jasdaq. Según este acta, el 55 por ciento del capital está suscrito por el Gobierno.

El Banco de Japón (BoJ), cuya estructura está inspirada en la del banco central belga, atraviesa una meseta en la Bolsa de Tokio. En lo que va del año, sus acciones entregaron un retorno negativo de -0,26 por ciento y se depreciaron un 4,89 por ciento, hoy en día cotizan a 37.850 yenes - US$ 343 -. Según el sitio Quartz, los accionistas del BoJ, valuado en 37.700 millones de yenes - US$ 342 millones -, no reciben dividendos ni tienen derecho a voto en la institución.

SUDÁFRICA

La Nación Arcoíris también adoptó este modelo para su banco central. En 1921, cuando el Banco de la Reserva de Sudáfrica se fundó, la mayoría de las autoridades monetarias del mundo utilizaban una estructura dominada por los accionistas privados, aunque luego, durante la Gran Depresión, la mayoría de los países decidió nacionalizar su banco central.

La institución cotizó en la Bolsa de Johannesburgo (JSE) hasta mayo de 2002 cuando decidió comenzar a comerciar sus acciones over-the-counter en una negociación directa entre inversionistas y el banco. Alrededor de 650 accionistas se dividen los 2 millones de títulos que emitió la entidad hasta la fecha. Sin embargo, hay un límite de 10.000 acciones para cada inversor. Otra de las restricciones que figuran en el acta de fundación del Banco de la Reserva de Sudáfrica tiene que ver con los dividendos. El límite es de 10 centavos de rand sudafricano por acción al año, lo que se traduce en 200.000 rands anuales –US$ 15.479 según el tipo de cambio actual.

De acuerdo a la información publicada por el banco central sudafricano, cuyo superávit de ganancias va directamente al Gobierno, sus acciones se apreciaron un 234 por ciento de febrero a julio de 2017 –de US$ 0,23 a US$ 0,77. Sin embargo, fue durante junio cuando exhibió su pico máximo del año al intercambiarse a US$ 0,92.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas