Créditos UVA vs inflación: ¿conviene tomar un préstamo si los precios no bajan?
Inversiones

Créditos UVA vs inflación: ¿conviene tomar un préstamo si los precios no bajan?

Qué situaciones podrían modificar fuertemente las cuotas a pagar.

17 de Abril 2017

Mientras el lanzamiento de los créditos UVA sembró esperanzas de una mayor reactivación en el sector inmobiliario, las últimas cifras oficiales con respecto a la inflación pusieron a los interesados en tomar un préstamo indexado para comprarse su primera vivienda a considerar más seriamente el asunto. Para disipar dudas y temores, el panel de “¿Qué hacemos con los pesos?” –al aire todos los viernes a las 22 horas por Canal 26– debatió sobre cuáles son las variables que podrían modificar fuertemente y a futuro las cuotas de esta nueva línea hipotecaria.

“Alrededor de este tema sobrevuela un fantasma de otras épocas, que es el de la 1.050, de los años ’80, cuando hubo una gran crisis financiera e incluso muchos de los principales bancos quebraron”, adelantó Leonardo Rocco, especialista en negocios, al conductor Mariano Otálora. “En esa época, las tasas de interés fueron muy por encima de los salarios; entonces podía pasar que te den un préstamo a “x” tasa y quizás la deuda con el banco fuera mayor. Porque la deuda, en ese momento, ajustaba por tasa de interés”, arrojó a continuación el panelista, que luego planteó: “Ahora, con un sistema de indexación atado a la inflación, qué pasa en un país como el nuestro, en el que en 30 años no sabemos lo que puede llegar a suceder”.

Para Rocco, que una línea de créditos indexada triunfe como opción necesita de varios factores. Primero, “una estabilidad económica, que en un país como el nuestro, con tantas crisis cíclicas, es bastante complicado”. Luego, el especialista añadió a la lista una baja inflación, y aclaro que “mientras tanto, hoy la inflación no se detiene, y no sabemos qué va a pasar más allá del mandato político, al que en el caso actual le quedan tres años; y después, también se necesita que los sueldos sigan a la inflación”.

A la hora de controlar que esos factores se cumplan, el panelista recomendó tener en cuenta diversas variables. Como variable inicial, Rocco nombró a la composición del salario real. “Generalmente, si uno analiza los últimos años, salvo años en los que las paritarias estuvieron 10 por ciento por debajo de la inflación, el salario le ganó a la inflación”, comentó al respecto. “Después, la otra variable a tener en cuenta es el tipo de cambio ligado a un bien atado al dólar como los inmuebles. También, si miramos eso, el valor del metro cuadrado estuvo por encima de la inflación y del aumento de los salarios”, agregó.

Sobre la oportunidad que representa esta línea de créditos para cada uno de los públicos a los que apunta, Rocco opinó: “Al que está alquilando, quizás esto le sirve independientemente de lo que pase, porque ya tiene una cuota indexada, y ahora también tiene otro tipo de costos, porque se renuevan cada dos años. Esa persona puede acceder teniendo en cuenta esta variable que es el tiempo; porque cuando vos cotizás las cuotas a 10 o 20 años, quizás hay un 10 o 15 por ciento en el valor de la cuota, o sea que no es significativo”.

“Después, el otro público son las personas jóvenes o los matrimonios jóvenes, que a lo mejor tienen gran parte de la plata, y lo ven como una posibilidad de tomar una tasa fija más allá del valor de la UVA, del 5 por ciento en algunos bancos públicos. En su caso, les recomendaría  jugar con una inversión paralela transitoria. Las personas que sí tienen el dinero, podrían apostar, esperando que la inflación baje, a dejar la plata invertida, tomar el crédito a 10 años, y mientras tanto, si se modifica alguna de las variables mencionadas, cancelar la deuda”, completó.

Por su parte, el economista Miguel Kiguel, invitado especial al programa, reveló qué haría él si estuviera considerando endeudarse con una hipoteca de este tipo. “Yo creo que para estar tranquilo habría que tener una relación cuota-ingreso muy cómoda. Si yo tuviera una tasa fija, me animaría a tener una relación cuota-ingreso del 40 o 45 por ciento, porque sabría que la inflación licuaría la diferencia y en años esa relación sería del 30 o 35 por ciento. Pero cuando se habla de créditos ajustados por UVA o CER, me parece que uno tiene que darse un margen, y ese margen es para cubrir el por si acaso. Entonces ahí sí buscaría una relación cuota-ingreso de no más del 30 por ciento", aconsejó.

Mirá en este video el informe completo:

 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Daniel Schwimmer Reportar Responder

hay que estar muy loco o muy desesperado para sacar un prestamo UVA...al cabo del primer año ya no lo podes pagar!!!

Carlos Bld Reportar

Pensaba que era el único animal que se daba cuenta de eso. El ejercicio es muy optimista, considera que en los próximos 3 años vas a duplicar tu sueldo, si bien es posible en algunos segmentos de la población no creo que sea una situación de muchos.

Videos

Notas Relacionadas