Cómo lograr que tu economía personal sea ordenada
Inversiones

Cómo lograr que tu economía personal sea ordenada

Con la llegada de 2016 los desordenados tiene una nueva posibilidad: enfrentar el año con todo en regla. Tips para hacerlo exitosamente.  Por Mariano Otálora 21 de Diciembre 2015

Un año nuevo siempre se encara con mucha expectativa y alegría. Es una vuelta de hoja que permite reiniciar el GPS de la vida, ponerse nuevas metas, emprender desafíos distintos y cumplir con todos esos propósitos que, por la inercia de la rutina, nunca se inician o siempre se abandonan a medias. En ese contexto, el dinero –o los objetivos materiales– está presente: mudarse, viajar, cambiar el auto y buscar un trabajo mejor pago encabezan la lista. Incertidumbres de la coyuntura y la transición al margen, diciembre es el mejor momento del año para analizar cómo encarar –ahorrar e invertir– el 2016 para que el dinero sobre... O, al menos, no falte.

Guía exprés

  1. Llevar un control de los gastos: Antes de ahorrar e invertir, es bueno analizar por dónde se va el dinero, de qué ítems se puede prescindir o cuáles modificar. Como toda planificación, siempre comienza con un diagnóstico profundo y sincero de la situación actual.
  1. Establecer una meta de ahorro: Hay que incorporar el hábito de ahorrar todos los meses. Y mantenerlo en el tiempo. Si bien debe ser un monto significativo o exigente, tampoco conviene fijar un valor difícil de sostener. No debería ser un sufrimiento, ya que cada peso que se economiza implica dar un paso más que acerque al objetivo final. Dado que la verdadera meta, al invertir, es incrementar el patrimonio en el tiempo, hay que concientizarse de que es un plan que nunca se abandona.
  1. Invertir el dinero ahorrado: No sirve acumular sin invertir. La mejor manera es seleccionar entre tres y 5 instrumentos que se ajusten al conocimiento, objetivo y riesgo; y, todos los meses, diversificar un poco de dinero en cada uno. Por ejemplo, se puede elegir, plazo fijo, fondos comunes de inversión, acciones, oro y bonos. Lo más importante es tener presente que, para hacer crecer el capital, se necesita más tiempo que dinero. Es, por ende, un proceso largo.
  1. Buscar inversiones rentables: Para todo inversor, un porcentaje considerable siempre debe destinarse al mercado de capitales y, en especial, una mayor proporción en bonos antes que en acciones. Históricamente, la Bolsa le ganó a la inflación, al dólar y al plazo fijo. Por ese motivo, para quienes buscan incrementar su patrimonio a largo plazo es clave elegir instrumentos que potencialmente generarían tasas reales positivas. En estos casos hay que asesorarse para no equivocarse, pero un criterio básico es mirar a la renta fija (bonos) y la renta variable (acciones) como instrumentos que no pueden faltar. La forma más fácil de acceder a una cartera administrada por profesionales son los fondos comunes de inversión, en donde todos los meses –con muy poco dinero– se puede comprar un porcentaje de distintos fondos.
  1. Aprovechar las ventajas impositivas: Muchos inversores –y consumidores– no analizan la carga impositiva de cada bien o servicio que adquieren. El caso típico es la compra de una casa: se pagan cargas de entrada, de salida y durante el tiempo que el bien está en el patrimonio. Lo mismo sucede con un vehículo y otros que generan gastos asociados. En el caso de los títulos públicos, se encuentran exentos del impuesto a los Bienes Personales y actualmente están rindiendo arriba del 8 por ciento anual en dólares, una tasa que supera –por lejos– el rendimiento de un departamento.

Todo indica que la Argentina volverá a crecer el año que viene y que, con un poco más de tiempo, todas las variables económicas retornarán a la normalidad. Es en el marco de estos procesos virtuosos cuando se produce una gran oportunidad para hacer dinero. Y la Bolsa argentina, a pesar de su gran recuperación durante 2015, todavía tiene un recorrido alcista por delante. Un dato: mientras que en la actualidad hay cerca de 300 mil cuentas de personas que invierten en el mercado de capitales, en los ‘90 eran casi más de 3 millones.

La perspectiva concreta es que la Bolsa, durante el período 2016-2017 –siempre y cuando los cambios en la economía cumplan o superen las expectativas, los bonos y las acciones del panel líder y/o general–, le ganará por lejos al dólar o a la tasa de interés.

Propiedades: ¿Se viene la reactivación?

Las propiedades siempre siguen los ciclos de la economía, y el precio del metro cuadrado es muy sensible al movimiento del tipo de cambio. Cuando hay una devaluación, los antecedentes indican que los precios caen en dólares (suben en pesos). Pero, considerando que se avecina un escenario distinto, la regla puede ser otra. Para muchos analistas, el precio actual de los inmuebles en la Ciudad Autónoma y en la provincia de Buenos Aires están muy caros y sufrirán una corrección de la mano de cualquier ajuste del tipo de cambio que se produzca. Se puede decir que están sobrevaluados con respecto al salario, ya que las propiedades crecieron por encima del ingreso de los trabajadores. Sin embargo, es difícil que los precios caigan, como sucedió en la salida de dos crisis muy fuertes como las de 1982 y 2002.

¿Por qué? Objetivamente, no se está en una crisis sino en la antesala de una crisis. Es decir, hay margen para que todo se acomode y no se profundice el estancamiento de la economía con mayor inflación y caída de empleo. Se trata de una circunstancia muy distinta, en la cual cualquier apertura de capitales e ingresos de dólares, más un desaceleramiento de la inflación, permitirían que vuelva a reactivarse el sector. Hoy resulta que tanto el inversor como el comprador no quieren convalidar estos precios pero, en una etapa de expansión y con un sector financiero colaborando en toda la cadena de valor, los precios que hoy se consideran caros seguirán aumentando. Claro que todo dependerá de cómo se implementen las medidas y las correcciones que necesita la economía, con un plan integral que genere confianza y, además, otorgue resultados concretos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Lucio Schiavi Reportar Responder

Muy claros los conceptos. Me gustó mucho la nota.

Videos

Notas Relacionadas