Cinco opciones para que inviertas tu aguinaldo
Inversiones

Cinco opciones para que inviertas tu aguinaldo

Por Nery Persichini* 15 de Junio 2016

El aguinaldo llega al bolsillo de muchos trabajadores como una bocanada de aire fresco para pagar deudas, hacer arreglos en la casas o, también para invertir. 

Si bien el mercado ofrece una gran cantidad de opciones para multiplicar el dinero, algunas sobresalen por sobre el resto. 

A continuación, cinco inversiones para invertir el aguinaldo

Inversiones conservadoras a menos de un año

Dentro de los 365 días, sobresalen los instrumentos en pesos que le ganan a los plazos fijos y aquellos activos denominados en dólares que devenguen intereses.

Por el lado de las variantes en moneda local, las Letras del Banco Central (Lebac) todavía ofrecen rendimientos superiores al 30% anual. Tras haber sido la mejor inversión del primer semestre, las Lebac comenzaron a perder interés en la medida en la que el Banco Central fue reduciendo las tasas (que habían llegado al nivel de 38%). A pesar de la baja, todavía lucen atractivos los vencimientos más cortos, especialmente los de 35, 63 y 98 días. 

Otra opción en pesos -para cobrar en menos de 365 días- son los bonos en pesos a tasa variable. Entre ellos, están los que pagan un spread sobre Badlar (BONAR) o sobre Lebac (BONAC). Los primeros rinden entre 32% y 34% anual, mientras que los BONAC tienen una TIR de 38%.

Por el lado de los instrumentos dolarizados, sobresalen las Letras del Tesoro (Letes) y el Bonar X (AA17). Las Letes son títulos cortos de entre 90 días y 244 días que rinden entre 3,45% a 4% anual. Pagan en dólares pero se pueden suscribir tanto en billetes verdes como en pesos (al tipo de cambio oficial). Por su parte, el Bonar X (AA17) posee una TIR de 4% anual en dólares y vence en abril de 2017. Quien compre hoy este título estaría obteniendo divisas a 10 meses de plazo a un precio de $ 13,40 (más comisiones).

Inversiones conservadoras a más de un año

Dentro del espectro de moneda local, los inversores podrían apostar por títulos públicos que se indexan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Como el CER se calcula en función de la evolución del nivel de precios, bonos como el Discount (DICP) y el Par (PARP) ajustan su capital por la inflación. Además, ofrecen una tasa de interés de 5% por encima del incremento de precios.

Otra variante para los que miran el largo plazo es posicionarse en bonos dolarizados, activos que devengan renta y amortizaciones en dólar billete. Dentro de la amplia variedad que existe, vemos valor en el Bonar 2024 (AY24), un título que tiene un cupón de 8,75% anual y empieza a devolver el capital en 2019. El AY24 posee una TIR de 6% anual y su posición en el tramo medio de la curva lo beneficia. Su duration modificada por encima de 4 años le permitiría capturar buena parte de una eventual compresión de spreads (reducción del riesgo país) y, en consecuencia, impulsaría la cotización del AY24.

Finalmente, los inversores conservadores que no deseen operar activamente pueden recurrir a fondos comunes de inversión (FCI), los cuales son otra posibilidad para hacer un buy-and-hold a largo plazo. Desde $ 1.000, los FCI permiten diversificar el capital de manera sencilla y con liquidez. Los inversores compran una participación de un fondo específico (money market, renta fija, renta variable o un mix) que es administrado profesionalmente por un portfolio manager. En pos de la transparencia, la evolución del FCI y el valor de la cuotaparte se publican diariamente.

En resumidas cuentas, el aguinaldo se puede emplear para invertir en las siguientes alternativas conservadoras, según los plazos:

A menos de un año (corto plazo)

1) Lebac

2) Títulos en dólares como Letes y Bonar X (AA17)

A más de un año (mediano y largo plazo)

3) Bonos que ajustan por CER tales como Discount (DICP) y Par en pesos (PARP)

4) Renta fija en dólares como el Bonar 2024 (AY24)

5) Fondos Comunes de Inversión (FCI)



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas