YPF: cómo fue el día D

YPF: cómo fue el día D

Las idas y vueltas terminaron y la iniciativa para declarar el "interés público" sobre la petrolera llegó como proyecto de ley al Congreso de la Nación. El debate sobre la legalidad del mismo y los niveles de producción. 12 de Abril 2012

Un proyecto de ley llegó a la bandeja de entrada del Congreso. No se trataba de una iniciativa más, sino de la que buscará en las próximas semanas declarar de “utilidad pública” al 50,11 por ciento de las acciones de YPF y, así, concluirán todos los rumores acerca de una posible intervención estatal.

El desembarco del Ejecutivo deja abierta la puerta a una serie de dudas sobre el trasfondo legal y los niveles de producción de la petrolera. Consultados por Apertura.com, diferentes expertos se refirieron a la situación.

Proyecto de expropiación: el trasfondo legal. El abogado constitucionalista Daniel Sabsay se refirió a los aspectos generales que hacen a la declaración de “utilidad pública” que figura en el proyecto que la Casa Rosada giró al Congreso para la expropiación del 51,11 por ciento de las acciones “Clase D” de YPF.
“Con eso se justifica la violación de un convenio que está en vigencia”, explica Sabsay, quien si bien aclaró que no había tenido acceso al documento, habló sobre las cuestiones globales que hacen a una expropiación.

“Debe ser una situación muy fuerte para que se justifique. Por ejemplo, alguna situación que genere escasez en el mercado y que obligue a los Estados a que se hagan del manejo de los mismos”, ejemplifica Sabsay, quien agrega que deber ser “algo que modifique la situación preexistente al momento en que se dio la concesión”.

Por su parte, el constitucionalista Félix Loñ explica: "El concepto de utilidad publica está contenido en el articulo 17 de la Constitución Nacional, donde habla de propiedad privada y se aclara que la expropiación por causa de utilidad pública debe ser calificada por ley y previamente indemnizada".

La iniciativa oficial, difundida por la agencia DyN, establece que el Estado se apropiará de las acciones de la empresa distribuidas del siguiente modo: 100.145.077 “pertenecientes a Pertersen Energía S.A. y sus sociedades afiliadas” y 96.558.291 “acciones pertenecientes o controladas por Repsol YPF S.A. en forma directa o indirecta”. Esto, a priori, representa una avanzada sobre la propiedad de ambos inversionistas.

Sabsay aclara que existen dos asuntos que deben ser atendidos. “Por un lado los derechos de los privados a los que se les expropian sus derechos otorgados por una concesión pública y por el otro lado lo que el Estado alega: una situación que lo lleva a expropiar gran parte de las acciones”.

Loñ adelanta que "puede haber una acción de parte o una demanda por Repsol en caso de no estar de acuerdo con el valor de la propiedad a la hora de expropiar".

Mientras tanto, otro aspecto debe ser tenido en cuenta y es sobre el cual el Gobierno nacional ha hecho hincapié de la mano de los gobernadores provinciales: la producción de YPF.

Al respecto, Jorge Lapeña, ex Secretario de Energía de la Nación y Subsecretario de Planificación Energética durante el Gobierno de Alfonsín y Presidente del directorio de YPF entre 1987 y 1988, accedió a despejar las dudas fundamentales sobre el tema productivo de la petrolera.
 
- ¿Por qué el Gobierno va ahora por YPF? ¿Cuánto hay de necesidad de producción y cuánto de caja?
El Gobierno necesita mayor producción para importar menos y a su vez más fondos para tener menos restricciones de tipo presupuestaris. Las importaciones energéticas son insostenibles, este año van a superar los US$ 12.000 millones. Pero si compra YPF no resuelve este problema, por lo que no se entiende lo que el Gobierno quiere hacer.

- ¿YPF es un buen negocio?
YPF es una empresa que tiene un valor de mercado de US$ 14 mil millones. Y tiene una utilidad de US$ 1200 millones, es decir que su utilidad es el 7 por ciento del valor del mercado.

- Entonces ¿Por qué avanza?
Atrás de esto puede haber demagogia, intento de cambiar algo para que nada cambie, un intento de desviación de la atención de la opinión pública hacia un hipotético responsable. Pero la única verdad es la realidad. Hasta hace 12 meses decían que todo estaba bien, así que estamos frente a un Gobierno inepto, que decía que la importación no era un problema.

- Con la llegada del Gobierno a YPF ¿Cuánto se tardará en alcanzar los valores de producción que el Gobierno anhela?
Desde el 98 para acá cayó la producción de 49 millones de mt3 por año a 33 millones de mt3. Pero cayó a nivel país, no solo YPF. Pensar que comprando un tercio de YPF resuelvo todo no es una solución. Se puede volver a esos valores con una política exploratoria y poniendo los yacimientos en producción, pero eso lleva de 7 a 9 años y empezando hoy.

- ¿Qué similitudes y diferencias hay entre la YPF de hoy y la estatal de los 80?
La empresa de los 80 era una empresa que manejaba el 100 por ciento de todo el petróleo y el gas en la Argentina. Mientras que la YPF actual produce apenas un tercio de todo el petróleo y el gas. Además, antes cumplía un rol estratégico en cuanto a fijación de políticas exploratorias y hoy es una empresa más. Desde la primera privatización, en el 92, la compañía es mucho más chica. Si el gobierno compra una parte de la empresa, la pregunta es de dónde sacará el dinero.

- ¿A qué modelo debería dirigirse la Argentina? Al de Petrobras, el de Pdvsa…
El de Petrobras es un modelo exitoso, como lo fue el de la YPF argentina y lo es hoy en día el de Pdvsa. Pero si se vendió el modelo exitoso, ya no es la misma empresa. Para hacer algo como lo de Petrobras –que por ser exitoso Brasil no lo vendió- hay que hacer una nueva empresa. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos