Vuelve a planear el fantasma de la estatización sobre Telecom

Vuelve a planear el fantasma de la estatización sobre Telecom

El Gobierno elevó el lunes la presión contra Telecom Italia. Anunció que podría estatizar a su filial local y que apelará un fallo que suspendió una orden para que la empresa venda su participación en Telecom Argentina antes del 25 de agosto. 18 de Enero 2010
En una nueva vuelta de tuerca en la disputa por la empresa de telecomunicaciones que junto a Telefónica de España controla el sector en el país, el Gobierno decidió subir la apuesta. El ministro de Planificación, del cual depende el sector, admitió que en la Casa Rosada la idea de una reestitazión de la empresa que alguna vez integró la pública ENTEL es una opción cada vez más analizada. “Vamos a profundizar nuestra acción y vamos a remitir seguramente, de no prosperar en el campo judicial las pretensiones del Gobierno (...) al Congreso de la Nación toda la normativa necesaria para restituir al Estado nacional en principio la operación y la licencia”, dijo el lunes el funcionario. “No puedo decir con precisión qué instrumento legal enviaremos ni todavía el texto, pero estamos ya trabajando en el mismo sobre la pauta de que pudiera fracasar la instancia judicial”, agregó De Vido en una conferencia.

La reguladora argentina Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) ordenó a Telecom Italia vender su participación accionaria en Telecom Argentina en agosto del 2009, y a principios de enero pasado dispuso una fecha límite para la operación. El conflicto data de 2007 (ver notas relacionadas), cuando por acción de una parte de los accionistas de Telecom, el grupo Werthein se alertó de una presunta acción de monopolio. Telefónica había poco antes junto a un grupo de empresas el 24,5 por ciento de Telecom Italia, con lo que indirectamente pasó a ser accionista de Telecom Argentina.

En la investigación, el ente antimonopolio argentino determinó que ese movimiento accionario genera una posición dominante en el mercado local por parte de la española, ya que Telecom y Telefónica son las dos principales firmas de telecomunicaciones que operan en Argentina. De Vido señaló que busca “hacer exigibles los objetivos de defender al país contra las concentraciones monopólicas que afectan nuestra soberanía como país”. Al mismo tiempo, el ministro acusó a la justicia argentina de ser muy lenta en lo que respecta a las presentaciones del Gobierno argentino pero muy eficaz para expedirse ante los pedidos de Telecom Italia. El anuncio oficial acentuó la caída de las acciones de Telecom Argentina, que llegaron a perder un 5,45 por ciento a $ 13 a las 1610, para luego recortar la baja a un 0,5 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos