Viswanathan:

Viswanathan: "La Argentina puede volver a ser uno de los países más ricos del mundo"

El embajador de la India en la Argentina minimiza la incertidumbre política, dice que la economía está más madura y descarta que un escenario de crisis o hiperinflación pueda repetirse en un futuro. 26 de Marzo 2010

Su tarjeta profesional no lo oculta. Más bien, lo destaca. Rengaraj Viswanathan, quien desde 2007 se desempeña como embajador de la India para la Argentina, Uruguay y Paraguay, es un “apasionado por América latina”. No sólo considera que la región es un “descubrimiento” para los empresarios indios, sino que también ha dado un salto cualitativo en su economía, demostrando una madurez hace 20 años desconocida. Por ello, está convencido de que la India continuará su apuesta fuerte en la región, haciendo foco en el bloque comercial que se proyecta como una gran fuente de alimentos para la nación surasiática: el Mercosur.

El entusiasmo de la India por América latina no pasó desapercibido para la Argentina. En octubre de 2009, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó un viaje oficial hacia ese país y se reunió con su primer ministro, Manmohan Singh, con el fin de firmar 10 acuerdos de cooperación en materia de energía, ciencia, tecnología y agricultura. “Fue la primera visita de alto nivel de la Argentina en los últimos 15 años. Ese encuentro abrió la puerta para una nueva etapa de relaciones bilaterales. Ambos gobiernos acordaron alcanzar una meta de intercambio comercial de u$s 3000 millones para 2012”, confirma el embajador en una entrevista con Weekend. El año pasado, las exportaciones argentinas a la India fueron de u$s 846 millones, mientras que las indias hacia este país representaron u$s 340 millones.

El balance comercial marca un superávit para la Argentina. ¿Cuáles son las ventajas que la India distingue al hacer negocios con nuestro país?
Lo que más nos importa de la Argentina es el aceite de soja, que cada año representa u$s 600 millones de exportaciones hacia la India. Luego se ubica el aceite de girasol, con entre u$s 50 y 100 millones. El tercero en importancia es el cobre, que ronda los u$s 80 millones anuales. Y la Argentina ahora está exportando dulces, máquinas y tecnologías. La India es un mercado grande, está creciendo, hay muchas oportunidades. Estamos buscando empresarios argentinos para ir y explorar. Aparte, tenemos 10 empresas indianas que invirtieron u$s 1000 millones en el país: seis en el sector informático, dos en el agroquímico, una en el farmacéutico y otra en el acero.

¿En qué período se produjo esa inversión?
En los últimos cinco años. Nuestras empresas no le prestaban tanta atención a la Argentina, pero ahora están descubriendo aquí tantas oportunidades como en el resto de la región. En América latina hay una inversión de u$s 10.000 millones proveniente de compañías indias. Asimismo, las informáticas están empleando a 11.000 latinoamericanos.

Actualmente, ¿qué lugar ocupa América latina en la agenda de la India?
Es un descubrimiento. Antes, las empresas de la India no conocían tanto la región. Buscaban oportunidades en los Estados Unidos, Europa, África. América latina es lo nuevo. A los empresarios les preocupaba un poco la inflación, la inestabilidad de la región, pero en las últimas dos décadas esto ha cambiado. La economía está estable, la inflación está contenida. Nosotros estamos mostrando a los empresarios indianos que la América latina de hoy en día es totalmente diferente a la del pasado. Les decimos que si quieren hacer negocios en la región, no necesitan leer libros de historia (ríe). El futuro es bueno, porque va a ser cada vez más estable. Y va a estar creciendo.

No obstante, las consultoras privadas estiman para la Argentina una inflación anual del 25% en 2010...
Pero es mejor que 3000% de inflación de 1989. La Argentina es un caso excepcional, y también Venezuela, donde la inflación es de doble dígito. Pero en general la inflación de la región en la última década es de un solo dígito, menos del 10%. ¡Es fantástico! El año pasado el promedio fue del 5%. Así, nuestra perspectiva es que la región y la Argentina tienen la inflación bajo control. Puede ser del 15 ó 20% temporalmente, pero no va a llegar a una hiperinflación del 3000%.

Con una exportación de productos agrícolas tan sustancial, ¿cómo le afectó a la India las retenciones a la exportación de soja en 2008?
La India es una civilización de 5000 años. Nosotros tenemos mucha paciencia, una visión de largo plazo. Un problema en un año no importa. Lo que sí es importante, para ustedes y para nosotros, es que en India hay una gran población de 1100 millones. Y cada año, aumenta 15 millones. Este aumento de población es aumento de consumo. Para 2039, el 90% de la población de la India será de clase media. Más consumo. Es una oportunidad fantástica para la región, y particularmente para el Mercosur, porque no hay tanto potencial de agricultura en América Central. Ustedes tienen un gran nivel de agricultura, tienen alto nivel de tecnología, mejores prácticas, como la siembra directa. Tenemos mucho optimismo.

¿Y cuál es el potencial que se ve en el país en el área de biocombustibles?
Estamos interesados en usar energía alternativa como el biodiesel, pero a través de plantas que no sean para comer. Ustedes están produciendo biodiesel de soja. Eso es peligroso, porque hay una pelea entre la comida y el fuel.

¿Cómo choca la visión de largo plazo de la India con el enfoque cortoplacista de la Argentina?
La Argentina está cambiando, aunque el cambio no es tan rápido como en Brasil. La Argentina nunca va a tener una inflación de 3000%, nunca va a tener una crisis como la de 2002. El país nunca va a jugar con el cambio un día 3 pesos, otro día a 10 pesos. Mire a los vecinos de la Argentina como Brasil, Chile, Uruguay: sus economías están más maduras. La Argentina fue uno de los países más ricos en el mundo en el siglo XX y puede recuperar esa posición en el futuro.

¿La incertidumbre política no tiñe un poco a la economía del país?
¿Qué país no tiene incertidumbre? Hasta la India la tiene. Cada país tiene su historia. Estamos convencidos de que la Argentina sólo va a mejorar, no empeorar.

Usted también es embajador de la India en Uruguay. ¿Cómo analiza la llegada a la Presidencia de un ex tupamaro como Mujica?
Uruguay tiene un alto nivel de madurez política. No importaba si Mujica u otro ganaba, la dirección del país era cierta. Mujica fue guerrillero, es izquierdista, pero ahora está hablando una lengua de pragmatismo, quiere manejar una política de desarrollo inclusivo y un mercado abierto de negocios e inversiones como lo hace Lula en Brasil. Esto demuestra que, hoy día, la ideología no es destino.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos