Una industria que echa raíces

Una industria que echa raíces

El sector maderero emplea más de 71.000 personas. El 63% de los puestos son generadas por pymes que hoy remarcan, entre sus preocupaciones, la suba de costos, el acceso al financiamiento y la falta de capacitación. 21 de Octubre 2010

La industria de la madera involucra desde empresas del ámbito forestal hasta las de fabricación de muebles. A lo largo de la cadena de valor, pueden encontrarse firmas multinacionales que, básicamente, se agrupan en el sector primario (forestación y aserraderos) e intermedio (fábricas de aglomerados y terciados). El sector de los bienes primarios, en cambio, está integrado básicamente por pymes que tienen, en promedio, ocho empleados por establecimiento. Estas pymes realizan carpintería de obra, muebles y mobiliario para baño y cocina. El 54% de las empresas del sector son unipersonales (del total, el 11% está dirigido por mujeres) y el resto, sociedades.

El sector creció, en el último año, entre 12 y 13%. “Las empresas del sector vienen trabajando bien y sin grandes problemas de competencia externa, pese a que la importación existe. Sin embargo, lo afecta el aumento de los costos mientras el dólar se mantiene quieto”, dice el presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), Pedro Reyna.

Según el Anuario de la Industria Maderera 2009 realizado por Faima, las actividades principales son: muebles (37%), aserraderos (23%), remanufacturas de madera (8%), carpintería en general (6,5%), aberturas (6%). El 51% de las empresas factura menos de $ 800.000, mientras que el 38% del personal pertenece al subsector muebles, siendo el que concentra la mayor cantidad de trabajadores.

A la hora de señalar las problemáticas más importantes que afectan al sector, en la Encuesta anual del Registro Industrial Maderero de la República Argentina, los protagonistas de la industria señalan, en primer lugar, las dificultades financieras (23%), seguidas por problemas en la organización de la producción (17%), falta de capacitación del personal (15%), equipamiento insuficiente (13%) y estrategia de ventas (13%).

Con respecto a las ventas (2008), el 86% se destina al mercado interno y el 14% al mercado exterior (en el período anterior se registró un 97% y un 3%, respectivamente). En cuanto a los clientes, el 40% son mayoristas, el 32% minoristas y el 28% consumidor final.

El sector ha logrado incrementar, en un 10%, el nivel de empresas que facturan más de dos millones de pesos al año, ubicando en ese segmento cerca del 30% del total de las firmas registradas.

Durante los últimos dos años, se ha producido un crecimiento del nivel de empleo, alcanzando los 71.400 puestos de trabajo. De esta cifra, el 63% está empleado en empresas pequeñas y medianas.

Ventas externas
Las exportaciones de la industria no son significativas. “La Argentina exporta u$s 50 millones anualmente, mientras que Chile vende al exterior u$s 400 y Brasil, u$s 1.200”, ejemplifica Reyna. “El crecimiento del sector se tiene que dar, entonces, con la salida externa”, sostiene el titular de la Federación que nuclea a 26 Cámaras de todo el país.

Otro de los objetivos de la entidad es reforzar mecanismos de asociación de productores con fabricantes para lograr un crecimiento en calidad y producción. “Queremos empresas más grandes con mayor producción que, unidas en mecanismos asociativos, puedan encarar acciones de exportación”, dice Reyna.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos