Una imagen vale más que mil números

Una imagen vale más que mil números

Licenciado en Administración, Alejandro Ventura apostó a la producción de contenidos audiovisuales. Fundó Tekal, productora que facturará $ 1 millón este año. 23 de Julio 2010
Alejandro Ventura está lejos de ser el típico licenciado en Administración de Empresas. La fotografía tocó a su puerta cuando tenía 19 años. Su mamá, dueña de una empresa de publicidad focalizada en la industria farmacéutica, no encontraba imágenes científico-médicas para incluir en folletería y anuncios. “No había ningún representante porque era un campo muy específico”, recuerda Ventura. Así fue cómo, en 1995, fundó Foxstock, una compañía de banco de imágenes, representante en la Argentina de más de 100 agencias internacionales. Tras 10 años de experiencia en el rubro, el estímulo de clientes extranjeros le sirvió de puntapié para abrir una unidad de negocios para producir sus propios contenidos. En 2007, Tekal –su actual productora de contenidos no tradicionales– se consolidó como una empresa independiente, que planea cerrar 2010 con una facturación de $ 1 millón.

“Con la crisis de 2001, empezaron a llegar ofertas de clientes europeos para que nos convirtiéramos en los creadores de las imágenes. Pero los rechazaba porque no sabía de qué se trataba”, recuerda. En 2004, se aventuró a las primeras creaciones. “Empezamos haciendo una producción fotográfica de cuatro jornadas y la última, fue de 80 ininterrumpidas”, resalta. La división de banco de imágenes y cine (footage), representante del 50 por ciento de la facturación, acumula 50.000 imágenes que se comercializan en el mercado mundial y 600 jornadas fotográficas y de filmación.

En 2007, los clientes provenientes de Francia, Inglaterra y los Estados Unidos, entre otros países, habían crecido tanto que Ventura decidió armar un nuevo equipo. “El trabajo requería más productores, directores de arte... Algo más creativo y no tan administrativo”, explica el emprendedor, de 34 años.

Ese año, juntó cinco empleados y, tras una inversión de US$ 200.000, alquiló un edificio de 1200 metros cuadrados, flashes, cámaras y luces de cine, entre otros equipos, y abrió Tekal. “Antes de que existiera la productora, vivíamos arriba de camiones, buscando locaciones y depósitos para guardar el mobiliario. Ahora, aprovechamos mucho más los recursos”, cuenta. Tener espacio propio también dio origen a una nueva unidad: Rental. El alquiler de los estudios (tres, en total) representa el 30 por ciento de los ingresos. Entre los clientes, figuran marcas como José Cuervo, Days, TyC, Bensimon, Triumph, Wrangler, Coca-Cola (para las líneas Zero y Light), Felix, Jackie Smith y Lenovo. El 20 por ciento restante corresponde a assignments (trabajos puntuales de fotografía o audiovisuales).

En 2009, la compañía incursionó en branded content: contenidos para marcas y editoriales. “Ponemos toda nuestra energía en esto. No sólo creo que es el futuro de la empresa, sino también la tendencia que se viene en el mercado”, adelanta. Son videos cortos, de dos o tres minutos de duración, y notas escritas que, a través de auspiciantes, dan a conocer contenidos de productos específicos. Otro objetivo de este año, teniendo en cuenta que la crisis europea hizo caer la facturación de la empresa un 30 por ciento, es apostar al mercado local. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos