Un puente entre terneros

Un puente entre terneros

El último año, Emilio Herz llevó la comercialización de ganado de cría a la web a través de DeCampoaCampo.com, un portal que facturó $ 40 millones en 2010. 29 de Julio 2011
El know-how ya lo tenía: su familia es dueña de la consignataria Pedro Genta, que se dedica a la comercialización de hacienda. “Siempre me llamó la atención lo ineficiente y poco estandarizado que era el rubro. Me pareció que había algo interesante para armar y que podía transparentar un poco el mercado”, cuenta Emilio Herz. Después de recibirse de ingeniero Industrial, el emprendedor materializó su proyecto y fundó DeCampoaCampo.com, un portal dedicado a la comercialización de hacienda de invernada, esto es, la compra y venta de terneros para engorde. Con una inversión inicial de $ 100.000, la puntocom se puso en marcha en enero de 2010. 

Como nuevo concepto, el sitio funciona como puente entre compradores y vendedores de terneros en todo el país. Los representantes de DeCampoaCampo.com visitan al productor, certifican la hacienda, filman un video y lo publican en el portal. El comprador analiza el material y, si le interesa, adquiere el lote de terneros. Esta metodología (también presente en Paraguay y Uruguay) tiene dos novedades: “Ni el comprador tiene que viajar al campo para conocer la hacienda, ni el vendedor debe mover el ganado de su campo para presentarlo en las formas tradicionales de comercialización, como son los remates  o ferias”, explica el emprendedor. 

Según datos de su primer balance, la empresa facturó $ 40 millones por ventas en 2010. Para 2011, Herz espera duplicar esa cifra: “Estamos invirtiendo unos $ 30.000 por mes en publicidad para llegar a ese objetivo”. Como obstáculos, el emprendedor reconoce que todavía hay resistencia a las nuevas tecnologías. “Es un mercado acostumbrado al remate y que siempre trabajó según la tradición”, advierte. 

El site compite con las consignatarias que ofrecen remates televisados u online pero, como diferencial, ofrece disponibilidad de compra las 24 horas. “Es otro concepto de venta, más parecido al de MercadoLibre”, afirma el ingeniero. Las transacciones no son electrónicas, sino que se realizan a través de Pedro Genta, la empresa que respalda el negocio. Además del back office de esa compañía, DeCampoaCampo cuenta con una red de 100 representantes y certificadores en todo el país, que obtienen una comisión por cada publicación vendida. “Cada una de las partes (comprador y vendedor) paga el 4,4 por ciento de comisión. Entre las dos juntan el 8,8 por ciento, que se divide entre las personas que trabajan en la empresa”, explica Herz. Además, otras ocho personas trabajan en el área comercial del portal.

Entre sus mercados más fuertes, Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Entre Ríos lideran el ranking. Como próximo desafío, Herz se propone ampliar el negocio hacia otros rubros, como el de hacienda gorda (comercialización de vacas y novillos). “Estamos armando un modelo para trabajar también con el frigorífico, y ya lo estamos experimentando con algunos clientes”, concluye.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos