Un paseo entre estancias y caldenes

Un paseo entre estancias y caldenes

Antes de que lleguen los días más fríos, la naturaleza de La Pampa invita a recorrer paisajes y sitios históricos asociados a las más auténticas tradiciones gauchescas. No faltan algunas estancias donde aprovechar desde servicios de categoría hasta las infaltables salidas a caballo. 01 de Abril 2011
Los horizontes abiertos y silenciosos del campo siempre permiten un buen impasse para esta época, cuando el sol es tibio y las brisas frescas. Entre otras alternativas para una escapada, las llanuras de La Pampa suman el encanto de paisajes que permiten sentir de cerca las viejas tradiciones gauchescas. Además, no faltan los servicios y los aires rurales de algunas típicas estancias.

Una buena opción con aires de campo es Estancia Villaverde, que bien puede jactarse de haber sido pionera en la oferta de hospedaje rural de primer nivel en La Pampa. A nueve kilómetros al norte de Santa Rosa, este lugar tiene un parque de 30 hectáreas donde no faltan antiguos caldenes y un casco principal de clásica arquitectura con 12 habitaciones en suite, espacio para eventos, piscina y solarium.

Además de comodidades que se suman a la gastronomía regional y las exquisiteces caseras, Villaverde tiene historia propia ya que alberga el Fortín Histórico Huitru, que data de 1879 y ha sido declarado de interés turístico por la Secretaría de Turismo de la Nación. Entre sus propuestas, además de cabalgatas, hay actividades de agroturismo -como el arreo de ganado, participación en la siembra o cosecha de cereales, yerra y esquila-, paseos en carruajes de época hasta el Fortín Huitru, safaris fotográficos y visitas a un museo rural. A pocos kilómetros, también puede contarse con la cercanía de un campo de golf.

Una segunda alternativa de alojamiento queda a sólo seis kilómetros del aeropuerto de Santa Rosa, por la ruta nacional 5, en la Posada Piedras Blancas. Aquí los aires rurales se enlazan con las comodidades de un hotel boutique. Junto a los detalles de confort de su interior, esta particular edificación llama la atención por su forma circular, con paredes de piedra y ventanales que permiten disfrutar de la luz natural en cada momento del día a la vez que abren amplias vistas hacia los alrededores. En las suites, la esencia constructiva de la piedra y el hogar a leña para los días fríos suma las comodidades de la tecnología, en un entorno que invita al relax; incluso cada baño está preparado para disfrutar de un pequeño spa.

Otro lugar sumamente tradicional y de calidez familiar es Estancia San Carlos, que se encuentra próxima a Luan Toro, una población rural de 600 habitantes que dista unos 120 kilómetros de la capital provincial. Queda justo en el ingreso a una zona denominada “el caldenar”, donde la vegetación y la fauna expresan los más genuinos aires pampeanos a la vez que custodian vestigios de la antigua cultura indígena local.

San Carlos cuenta con dos cómodas habitaciones con baño privado, un amplio salón comedor donde se lucen las comidas típicas regionales, piscina y actividades entre las que sobresalen las cabalgatas. Pueden organizarse distintas salidas a caballo, que abarcan desde excursiones de varios días hasta propuestas que aprovechan la frescura de la mañana con apacibles cabalgatas de algunas horas por los alrededores de la estancia. Se dispone de más de 25 caballos mansos y un amplio abanico de recorridos, incluyendo la experiencia de disfrutar de cabalgatas nocturnas bajo la luz de la luna.

Los dominios del caldén
Los mapuches llamaban Mamüll Mapú, que significa Comarca del Monte, a una ancha franja verde que cruza el territorio pampeano de norte a sur. Son los dominios del caldén, un árbol que alcanza los 15 metros de altura y suele acompañar la silenciosa inmensidad de la llanura entre imágenes que remiten a típicos horizontes gauchescos. A 35 kilómetros de la capital provincial, la Reserva Parque Luro se presenta como la mayor reserva natural del caldén a nivel mundial. Se trata de un área protegida de 7.600 hectáreas ocupada en su mayor parte por bosques de esta especie, pero sus atractivos se extienden mucho más allá, abarcando una zona de médanos, una laguna, y mucha historia.

Actualmente la reserva es un verdadero paraíso de flora y fauna. Entre caldenes centenarios aparecen también árboles como el chañar y el algarrobo, y los animales que recorren libremente la zona no sólo incluyen en gran número al ciervo colorado y al jabalí, sino también a especies autóctonas como puma, gato montés, zorro y hurón, además de unas 130 variedades de aves.

Datos útiles
Para llegar al aeropuerto de Santa Rosa pueden consultarse los vuelos de Aerolíneas Argentinas (
www.aerolineas.com.ar). Los precios por tramos oscilan los $ 430.
- Estancia San Carlos. Web:
www.sancarloslapampa.com.ar
- Estancia Villaverde. Web: www.estanciavillaverde.com.ar
- Posada Rural Piedras Blancas. Web: www.posadapiedrasblancas.com
Más información en www.turismolapampa.gov.ar



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos