Un paraíso entre las aguas

Un paraíso entre las aguas

Termas que surgen del corazón de la montaña y lagos que conforman un paisaje inigualable se combinan en el Parque Nacional Lanín para seducir a viajeros en busca de nuevos destinos. 05 de Noviembre 2010

Tanto a turistas avezados como a agentes de viajes o periodistas especializados les cuesta encontrar sitios nuevos, que sorprendan. Ocurre que una vez que se visitaron varios cinco estrellas, otros tantos spas, lodges, estancias o lo que se pudiera enumerar, hay constantes que vuelven a aparecer aquí y allá.

Entonces cuando uno se encuentra con sorpresas como Lahuen Co siente cierto aire refrescante propio de la novedad. Porque aunque se trate de un spa termal, como podría haber otros, su ubicación especial lo hace único en la Argentina, al punto que solo se asemeja a algunos poquísimos spa termales de Chile.

Lahuen Co está emplazado en el límite oeste del Parque Nacional Lanín, a sólo 8 kilómetros del paso fronterizo Carirriñe. A 68 kilómetros se encuentra Junín de los Andes y a 82 San Martín de los Andes. Llegar hasta aquí desde el aeropuerto más cercano, el de Chapelco, implica partir desde la estepa patagónica hacia la cordillera que contiene una sucesión de lagos y bosques cada vez más frondosos, o incluso una arboleda de araucarias a orillas del lago Curruhué.

Cuando se arriba finalmente a la hostería, se está en una de las zonas más húmedas de la Argentina y el verdor que domina el entorno alcanza para certificarlo. El contraste con las playas de arenas negras, los conos de varios volcanes y los manantiales termales es subyugante.

Aquí es donde Lahuen Co, que significa aguas milagrosas en mapudungun, se creó con la inspiración de los spa de la antigua Roma. Tepidarium será el primer paso: aguas templadas, en las que el cuerpo se relaja y comienza a absorber los beneficios de los minerales de las aguas y las algas termales. Luego se pasa al Caldarium, que aquí está conformado por tres piscinas a diferentes temperaturas, la más cálida de ellas a 42º C. Así cada cuerpo tiene la opción de ir graduando su exposición a la temperatura. Los baños, como en todos lados, deben ser breves, de no más de 15 minutos y alternados con paseos en la nieve en invierno, o bien duchas de Vichy en otros momentos del año.

En cualquiera de las estaciones, disfrutar de las piscinas calientes al aire libre junto a la vertiente natural es una opción ineludible.

Cinco estaciones
Así como el circuito de piletas es de inspiración romana y el nombre de ascendencia mapuche, en este particular spa montañés las estaciones del año son cinco. Según el calendario chino, la quinta estación es un momento de especial equilibrio, cuando culmina el verano. En cualquier caso, lo especial de este sitio es que es uno de los pocos en la Patagonia que, estando tan alejados de la ciudad, no se toman un descanso en el invierno como lo hacen las estancias turísticas y los lodges de pesca. Esto hace que todos los aspectos se vean modificados por el clima. Tal es el caso de la carta que presenta el chef, que gira en torno de productos patagónicos pero con influencias orientales, y que varía enormemente de los platos más calóricos para combatir el frío a las propuestas que combinan con veranos secos en los que la cánula puede trepar a 35º.

Esta integración con el ambiente se extiende a la propia arquitectura del lugar, que se sirve de la energía geotermal e hidroeléctrica para su calefacción. Y hasta lo estético, como la arquitectura, se basa en la madera y vidrios dobles como mejor forma de ensamble con el entorno. El mismo principio guía a la hostería de 11 habitaciones con vista al valle del Río Oconi y al spa, ubicado a 180 metros de aquella.

Claro que no sólo es posible insertarse en la naturaleza gracias a los ventanales. Desde Lahuen Co se pueden iniciar salidas de kayak de travesía, caminatas, paseos lacustres, pequeñas exploraciones en las fantásticas formas volcánicas del Escorial con sus coihues enanos o salidas de pesca deportiva en algunos de los pesqueros más cercanos. Todas alternativas que permitirán vivir la cordillera a pleno, sabiendo que al regresar estarán los cuidados que brindan la naturaleza, la tradición romana y la sabiduría oriental.

Datos útiles
Cómo llegar: El aeropuerto más cercano a Lahuen Co es el de Chapelco, en las afueras de San Martín de los Andes, que cuenta con tres vuelos semanales de Aerolíneas Argentinas.

También está la opción de volar a Neuquén, que recibe vuelos diarios de LAN y Aerolíneas, para luego recorrer menos de 300 kilómetros por tierra.

En temporada alta, desde el 15 de noviembre al 14 de abril, el alojamiento por persona en base doble y habitación estándar se paga u$s 225, incluidos los traslados desde el aeropuerto, acceso al spa, actividades y pensión completa con bebidas sin alcohol.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos