Un oasis para los sentidos

Un oasis para los sentidos

San Rafael, segunda ciudad en importancia de Mendoza, seduce con la presencia histórica de sus bodegas y sus fincas, pero también con la naturaleza imponente del desierto y la alta montaña que conforman un paisaje conmovedor que se deleita con todo el cuerpo. 08 de Octubre 2010

De cada destino quedan en la mente recuerdos que prevalecen. De la costa debe ser el mar, de la cordillera, los picos altos, y de lugares como San Rafael pueden ser muchos. Desde las dunas del Nihuil hasta los grandes embalses; de las bodegas a los ríos cristalinos. O puede ser algo insignificante, como los duraznos blancos. Quizás las impresiones van variando con la edad. Esos frutos dulces y tan distintos a los que se ven en las verdulerías pueden captar la atención de un niño. Recién el adulto logrará pensar en San Rafael evocando la belleza de sus viñedos. Por supuesto, no sólo la disposición simétrica y elegante de las vides es lo que despierta los sentidos. Sino el saber que, gracias a ellos, gran parte del valle vive a través de una actividad noble, compleja y tentadora como la industria del vino.

La perspectiva cambia, es verdad, pero también ha cambiado la ciudad. NUevos hoteles, propuestas innovadoras como un spa basado en el fruto del olivo, restaurantes gourmet y campos de golf hablan a las claras de una evolución que no se detiene.

El valle
San Rafael es el segundo departamento más extenso de la provincia. Si se mira el mapa mendocino, se ve que compone, perdón por el lugar común, un oasis rodeado de zonas despobladas. Y la presencia de los ríos Diamante y Atuel, ambos recostados al sur de la ciudad, funciona como si fueran Tigris y Eufrates locales que dan vida a su propia medialuna fértil. Nada menos que 70.000 hectáreas irrigadas por esas aguas que nacen en las altas cumbres de Los Andes.

Claro que los ríos por si solos no han generado ni las fincas, ni las bodegas. Ha sido el trabajo humano el elemento definitorio. Repasando la historia, se puede ver como en 1883 ya había seis mil hectáreas bajo riego, y antes de finalizar el siglo XIX, el número había trepado a casi 25.000. Hoy, el suelo productivo va ganando valor y la sabiduría acumulada redunda en especializaciones genuinas y redituables.

En la zona se pueden visitar bodegas como Goyenechea, Lavaque, Balbi, Jean Rivier, Bianchi o Simonassi Lyon. La gran mayoría hoy están abiertas al turismo y ofrecen mucho más que una visita guiada. Otras seducen con argumentos diferentes. Como Viñas del Golf, una bodega que comenzó a construirse en 2002 y que, como su nombre lo indica, mezcla el vino con el golf. Y es lógico, porque sus primeros dueños, los Jurado, desde aquel José que en 1931 estuvo a un paso de quedarse con el Open Británico, son sinónimo de ese deporte.

Así como esta propuesta cruza territorios, lo mismo ocurre en la ciudad, cuando se visita el Red Wine Club, un alojamiento íntimo y elegante. Sus nueve habitaciones llevan el nombre de diversos cepajes, como Merlot, Tanta o Malbec, y en función de las notas de cata de cada una es que han sido decoradas.

Pero no son solo las uvas motivo de alternativas innovadoras. En el Tower Inn, único hotel 4 estrellas local, Dell’olivo spa es un refugio pensado para quienes quieran relajarse, mejorar su calidad de vida y aumentar su tono vital. El lugar se destaca por los tratamientos a base de aceite de oliva, durante siglos denominado el elixir de los dioses.

En la ruta
Junto al valle irrigado hay otros ambientes geográficos que complementan el paisaje local. El desierto que se expresa en las Dunas del Nihuil, por donde pasaron los autos y motos del Rally Dakar versión sudamericana; las nieves eternas del volcán Overo, o las profundidades de la laguna El Sonseado llaman a recorrer los caminos que llevan hacia el oeste y el sudoeste de San Rafael.

El circuito turístico principal es el que lleva al Cañón del Atuel. El primer paso es arribar a la zona del Hotel Valle Grande, a 35 kilómetros de la ciudad. La frondosa vegetación y el río Atuel prologa una subida importante que permite acceder al embalse Valle Grande, un espejo de agua espectacular en el cual se puede practicar natación, canotaje, paseos en catamarán o jetski, entre otras opciones. La ruta continúa con rumbo sudoeste, pero ahora a lo largo de desfiladeros de gran riqueza geológica, plagado de esculturas naturales como Los Jardines Colgantes, Los Monstruos, El Mendigo, Sillón de Rivadavia o el Museo de Cera. Continuando el recorrido, el enorme embalse El Nihuil marca el fin de una etapa.

Después de disfrutar una jornada en el Club de Pescadores, es posible cambiar de ambiente yendo hacia la llamada Cuesta de los Terneros. Se trata de tomar nada menos que la ruta 40. Por ese camino se llega a las Salinas del Diamante y, más adelante, a El Sonseado. La Cueva del Indio, la laguna El Sonseado y las ruinas del viejo hotel con aguas termales encadenan un rosario de atractivos coronado por el Volcán Overo, escenario de cabalgatas o de excursiones de andinismo reservadas para intrépidos. El regreso a San Rafael se puede encarar por el ripio de la ruta 144 o por el asfalto de la 40 hasta el dique Agua de Toro, para luego torcer al este por la ruta 150.

Al acercarse a la ciudad, el desierto y la montaña van dejando paso, nuevamente, a esos álamos protectores y a esos frutales generosos que tan bien describen a San Rafael: tierra de uvas, ríos y embalses, deportes y turismo. Y de duraznos blancos.

Datos útiles
Cómo llegar:
Existen vuelos de Aerolíneas Argentinas desde Buenos Aires con precios a partir de los $ 450 por tramo. También se puede llegar por tierra en alguna de las casi 12 compañías que llegan diariamente o en vehículo propio. Desde Buenos Aires hay que tomar la ruta nacional Nº 7, empalmar en Junín (Prov. de Buenos Aires) con la ruta Nº 188 y transitar 900 km. hasta Alvear, ya en territorio mendocino. Desde allí, sólo restan 90 km. por la ruta nacional Nº 143 para estar en San Rafael.

Dónde dormir
- Posada Casa Fuerte
posada@posadacasafuerte.com.ar
www.posadacasafuerte.com.ar

Red Wine Club
info@redwinehotel.com
www.redwinehotel.com

- Tierra Mora - Apart Hotel
info@tierramora.com
www.tierramora.com

- Tower Inn & Suites Hotel
reservas@towersanrafael.com
www.towersanrafael.com

- Villa Bonita - Complejo
info@complejovillabonita.com.ar
www.complejovillabonita.com.ar

Informes
Dirección de Turismo Municipal
Av. H. Yrigoyen y Balloffet
Tel.: (02627) 424217
E-mail: turismo@slatinos.com.ar
www.sanrafael.gov.ar



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos