Un negocio sobre cuatro ruedas

Un negocio sobre cuatro ruedas

Emiliano Bello sumó la experiencia del negocio familiar y de su paso por multinacionales y fundó una empresa que administra flotas de autos corporativos. Ofrece servicios de mantenimiento, reparación y asesoramiento. Este año sumará clientes particulares. 23 de Septiembre 2010

Los años de experiencia en la industria automotriz que absorbió de su familia, que se dedicaba a la reparación y el acondicionamiento de autos de carrera y vehículos de alta gama, no fueron en vano. Hace cinco años, usó todo ese know how y creó Autocare, una empresa que ofrece un servicio de administración de flotas de autos de compañías de consumo masivo, industriales, laboratorios, sector gubernamental y pymes. “La idea es que los vehículos no se conviertan en un problema para la empresa”, explica Emiliano Bello, licenciado en Comercio Internacional con un MBA. Actualmente, administra un total de 600 autos y ofrece asistencia en más de 50 ciudades a lo largo del país. Tras alcanzar el $1,5 millón en 2009, el emprendedor planea obtener ingresos por $ 1,8 millón este año.

Además de aprovechar el expertise del negocio familiar, Bello armó su empresa en base a su propia experiencia. Es que, durante 10 de los 12 años que trabajó en multinacionales, tuvo el beneficio de ser usuario de autos corporativos. Y eso, le permitió desarrollar un ojo clínico. “No importaba la empresa, el servicio o quién era el administrador de la flota, yo siempre veía fallas groseras que eran recurrentes”, sostiene. Las agrupó en cuatro categorías y las convirtió en los pilares que distinguirían a su compañía: costos, eficiencia en el manejo de los tiempos, garantía y seguridad.

Un quinto pilar
Así, y con una inversión inicial de $ 40.000, desarrolló un software de gestión de mantenimiento y reparaciones de vehículos. Con un pago mensual, las empresas dejan en manos de Autocare la administración de los viáticos de cada empleado que tiene un auto corporativo, los controles para su mantenimiento e, incluso, las reparaciones, asegurando mejoras de tiempos y costos. “Nuestro servicio es un 40% más barato que el de cualquier concesionaria”, asegura Bello y agrega: “Somos competitivos en costos. Porque el seguimiento lo hacemos nosotros, no el usuario. Eso nos permite anticiparnos a los problemas”. Para lograrlo, desarrolló una página web a través de la que sigue la ‘historia clínica’ de cada auto y conductor. Por lo tanto, no sólo se encarga de avisar al usuario cuándo y dónde debe hacer el service, sino, también, cuándo se le vence el registro o el seguro, entre otras cosas.

A su vez, las empresas tienen la posibilidad de tener un seguimiento y analizar los gastos, las reparaciones que cada vehículo recibe, reportes con información sobre qué marcas y qué usuarios gastan más y cuáles menos. “Antes, todo esto se manejaba a ciegas. Ahora, se aseguran un costo de reparación más económico y que el tiempo, que el vehículo permanece parado, sea mucho menor”, analiza Bello.

Como diferencial, el entrepeneur sumó un quinto pilar: un servicio mecánico estandarizado, que se extiende por todo el país. Después de trabajar en Michelin y dedicarse al armado de la primera red nacional de talleres de la multinacional, sólo tuvo que replicar el modelo. “Adapté el sistema de servicio mecánico estandarizado y cerré acuerdos con talleres de alta performance referentes en cada ciudad importante del país”, explica. Así armó la Red de Servicio Autocare, con presencia en más de 50 ciudades. La reparación es uno de los principales frentes con los que trabaja la firma. “La idea es que cuando el conductor llame para avisar que tiene un problema, nosotros le digamos que se acerque al taller más cercano y ahí reciba asistencia”, explica.

Con el tiempo sumó más servicios. La fórmula fue no dejar pasar ninguna oportunidad. Así fue como, además de la administración de flotas se especializó en el asesoramiento a las empresas en la compra de cada vehículo. Al tiempo, sumó el control de cosas cotidianas como el vencimiento de las patentes. Luego, un cliente le pidió que le resolviera el tema del lavado del auto y Bello sumó el servicio. Y otro le propuso ofrecer mantenimiento y reparación de autos de Autocare a los empleados de su empresa, a modo de beneficio, y tampoco se negó.

Diversificación
De este modo, la firma diversificó su modelo. De hecho, en el próximo trimestre, el emprendedor planea largar un sistema de membrecía que se hará extensivo y adaptable a particulares. “El foco seguirá en los vehículos. La idea es que los socios tengan acceso a ofertas especiales y beneficios como chequeos sin cargo o reparaciones a precio diferencial”, explica Bello. Además, en el ámbito corporativo, la empresa sumó cursos de capacitación, de manejo y de cuidado automotor. Bello apunta a tener un sistema de servicio completo.

Perfil
Fundación: 2005
Inversión inicial: $ 40.000
Actividad: administración de flotas de autos corporativos
Cantidad de autos administrados: 600
Facturación 2009: $ 1,5 millón
Facturación proyectada 2010: $ 1,8 millón



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos