Un fallo de la Justicia dejó sin efecto la resolución oficial contra Fibertel

Un fallo de la Justicia dejó sin efecto la resolución oficial contra Fibertel

La decisión judicial le ordena al Estado garantizar las actividades de la operadora de Internet de Cablevisión y la posibilidad de contratar nuevos usuarios. 01 de Marzo 2011
La batalla entre el Grupo Clarín y el Gobierno por la operación de Fibertel sumó una nueva instancia en la Justicia, que falló a favor de la operadora del servicio de Internet. De este modo, La Sala III de la Cámara Civil y Comercial Federal confirmó que beneficia a los consumidores en relación a la libertad de elección en los mercados, que la Resolución 100 de la secretaría de Comunicaciones, que disponía la caducidad de la licencia de Fibertel, sigue suspendida.

El amparo ratifica la presentación que había realizado en primera instancia la Asociación para la Defensa de la Competencia (ADC), aunque ahora el Tribunal amplió los efectos de la medida cautelar, “garantizando la posibilidad de que nuevos usuarios contraten los servicios de acceso a Internet”.

La Cámara desechó la apelación del Estado porque no se analizaron “las derivaciones económicas del mercado en cuestión” y porque la continuidad de Fibertel no implica “en modo alguno afectar la libre elección del prestador que tiene la totalidad de los usuarios de Internet”. De este modo, el Tribunal determinó que “el derecho de defensa de la competencia tiene entidad propia” y señaló que, por lo tanto, no debe ser confundido con el derecho de los consumidores, por la mera circunstancia de que puedan resultar beneficiados, en forma indirecta, por el comportamiento competitivo de los mercados.

Justamente, en relación a los jugadores del mercado de banda ancha, la Cámara señaló que “no parece razonable modificar las condiciones imperantes en el mercado con anterioridad a los efectos que provocará la ejecución de la Resolución 100, los cuáles no fueron ponderados debido a la falta de intervención del órgano competente en la materia”.

Así, para darle la posibilidad a que los consumidores tengan más amplitud en la elección de prestadores, el fallo le permitió a Fibertel a que amplíe su cartera con nuevos clientes. “No puede descartarse que la medida cautelar, en cuanto distingue entre actuales y potenciales usuarios, distorsione la competencia en el mercado involucrado, desde que tiene por consecuencia limitar la puja entre las empresas que participan en él para atraer nuevos clientes, elementos esencial en el régimen que se intenta garantizar”. Justamente, en estos términos de mercado y competidores, durante el fin de semana, trascendió un documento del año pasado de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que, lejos de considerar que Fibertel era de carácter monopólico, le atribuyó el carácter de constituirse en un dique necesario para asegurar la competencia, en un mercado que por entonces el Gobierno decía que peligraba si no se producía la desvinculación de Telecom Italia -de quien Telefónica es accionista minoritario en la península- de Telecom Argentina.

Al respecto, ante la apelación estatal, que ahora desecha, la Cámara señaló como argumento que “los consumidores resulten los destinatarios finales de la protección que otorga el régimen de defensa de la competencia, la cual excede la de los directamente afectados y se relaciona con el sistema económico en su conjunto”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos