Un emprendimiento con altura

Un emprendimiento con altura

Escalar el Everest demanda, además de mucho entrenamiento y fortaleza mental, US$ 50.000 por persona. 31 de Marzo 2010

Análisis exhaustivo, elaboración de un presupuesto y plan de acción, son pasos fundamentales para inciar una empresa de cualquier tipo, incluso aquella que busca llegar a la cima del monte más alto del mundo. Tal es el caso de la Expedición Argentina Everest 2010, del Club Andino Bariloche, planea alcanzar esa meta. Hoy, el equipo se encuentra en Katmandú, la capital de Nepal, y desde allí comienza el trekking a Lukla (2650 metros) y luego hacia Campamento Base Everest (5600 metros), que demandará unos 12 días de caminata.

Así, Ramón Chiocconi, Carlos Galosi, Marcelo Deza, Alvar Puente y Leonardo Proverbio esperan alcanzar la cima a mediados de mayo. “La idea surgió hace dos años durante una charla de amigos de montaña, en la cena aniversario del Club Andino Brariloche”, recuerda Ramón Chiocconi, jefe y médico de la expedición. Es que, por aquel entonces, pensar en que solo el permiso de acceso a la montaña cuesta US$ 15.000 era un “sueño imposible”. Pero, con espíritu emprendedor, buscaron información, asesoramiento sobre trámites administrativos, burocráticos y técnicos, y realizaron el presupuesto. “En un mes teníamos el proyecto armado”, se entusiasma desde Katmandú. Así fue como comenzaron a trabajar para conseguir el financiamiento, tarea que Chiocconi define como “angustiante”: hasta último momento no habían conseguido el dinero necesario, que se estima entre US$ 35.000 y US$ 50.000 por persona.

Pero el equipo recibió el apoyo de Francisco Minieri Saint Beat, dueño del laboratorio Rontag, que aportó el 80 por ciento de los US$ 200.000 necesarios para financiar la expedición. “A último momento dijo: `Creo en ustedes, tiene que ir y nos dio el apoyo'”, asegura Chiocconi en diálogo telefónico con Apertura.com. Además, Minieri es el sexto integrante y director del equipo: subirá hasta el campo base hacia fines de abril. Como buen manager, el ejecutivo no sólo aporta dinero "Él cree nosotros, nos apoya y nos motiva”, enumera el jefe del grupo. Entre los principales sponsors también se encuentran Goyo (Gregorio) Zidar, Mamushka, Diego Fenoglio y el Banco Hipotecario.

Por su parte, los andinistas tuvieron que conseguir los equipos para escalar la montaña de 8000 metros de altura. “Compramos la botas especiales a una marca estadounidense. Era un ida y vuelta todo el tiempo”, asegura el médico. Otro elemento de vital importancia es el abrigo, para soportar lo -40º que sufrirán en algunos trayectos. Además, para el momento de hacer cumbre tienen un traje especial de pluma que fue realizado a medida por una empresa argentina, y el costo ronda los US$ 1000, al igual que las botas. “Hay que ser muy consientes de la importancia de la hidratación y alimentación. Es un desafío porque en la altura, el hambre se altera”, asegura Chiocconi.

Por otra parte, los campamentos también representan un costo para el equipo. Es que serán ocho carpas, dos por cada campamento que realizan en las cuatro paradas. “Las bolsas de dormir son de 1,3 kilos de pluma”, cuenta Chiocconi y destaca que fueron realizadas por Makalu, una empresa argentina dedicada a la fabricación de equipamientos.

El equipo espera llegar a Campamento Base Everest entre el 10 y el 14 de abril. Desde allí, se tomarán unos días de descanso, para luego comenzar con el trabajo de montaña y el proceso de aclimatación. Entre 10 y 15 de mayo están los campamentos montados en la ladera del Everest, y con los campamentos listos esperaremos una racha de cuatro días de buen tiempo que nos permitan llegar a la cumbre”, concluye un emprendedor con altura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos