Un clásico de los hogares argentinos

Un clásico de los hogares argentinos

Fundada en 1946, en las afueras de Rosario, la compañía de electrodomésticos Liliana apostó a la producción nacional. Este año, empezó la construcción de su nueva planta modelo, con una inversión de $ 35 millones para aumentar la producción y exportar a Paraguay y Uruguay. 26 de Mayo 2011

En un contexto de sustitución de importaciones e incipiente aparición de la industria nacional liviana, Aron Jacobson comenzó, a mediados de la década del '40, a fabricar máquinas de coser en el taller de su casa, en la ciudad de Rosario. En 1946, compró un terreno en la localidad lindera de Granadero Baigorria y, allí, montó la primera fábrica de electrodomésticos Liliana, un nombre de mujer que identificaría a una marca infaltable en los hogares argentinos. La compañía fundada por aquel pionero está hoy comandada por la tercera generación familiar, cuenta con 500 empleados e incontables proveedores: desde las arandelas y tornillos hasta el packaging, el 80% de cada producto es de origen nacional. Una rareza en el rubro de electrodomésticos, con gran predominio de productos y componentes importados.

A comienzos de este año, la compañía anunció una inversión de $ 35 millones para la construcción de una nueva planta de 13.000 metros cuadrados y tecnología de avanzada. El desembolso se hará, parte con fondos propios, y parte con un Crédito del Bicentenario, línea lanzada el año pasado por el Gobierno, dirigida a pymes industriales. La nueva planta implicará también la generación de nuevos puestos de trabajo, tanto directos como indirectos a través de los proveedores que conforman la cadena productiva de Liliana.
"La visión de la empresa es ampliar nuestra capacidad productiva y desarrollar nuevos productos en el país", destaca Oscar Jacobson, actual CEO de Liliana. A lo largo de su historia, que no estuvo exenta de altibjajos, como los de la propia economía argentina, una de las claves para el mantenimiento y crecimiento de la empresa fue la innovación permanente y la adaptación al mercado local. De los cuatro electrodomésticos iniciales que fabricaba la compañía (licuadoras, lustraaspiradoras, máquinas de coser y cortadoras de pasto), se llega hoy a más de 44 líneas de productos de fabricación propia y unos 20 importados.

Innovación local
Cada año, Liliana lanza al mercado un promedio de ocho nuevos modelos de productos, incorporando funcionalidades nuevas según las demandas de los consumidores locales: por ejemplo, un ventilador con un dispositivo de carga para tabletas repelentes de insectos, para prevenir el dengue.

Asimismo, cuenta con un departamento propio de Investigación y Desarrollo, para la búsqueda de nuevos productos y la mejora de los ya existentes. Una característica diferencial es que "las matrices se fabrican en la empresa, lo que permite tener un control del diseño, fabricación y mantenimiento de los productos, además de contar con una red de provisión de repuestos, servicio posventa y servicio técnico en todo el país", destaca Luis Caferatta, gerente Comercial de la compañía.

Desde sus inicios, la producción estuvo enfocada a satisfacer la demanda del mercado interno. No obstante, exportan algunos productos a Uruguay y Paraguay. Actualmente, fabrica más de un millón de unidades por año, capacidad que se verá multiplicada al inaugurarse la nueva planta, lo que permitirá ampliar su volumen exportable.

La compañía aplica círculos de calidad en su proceso industrial, y todos sus productos están certificados bajo normas de calidad y seguridad aprobadas por el INTI y el IRAM. Recientemente, se implementó un programa integral de informática para un eficiente gerenciamiento de los sectores de producción, administración, compras y ventas.
Aunque compite con numerosas compañías internacionales, la marca de origen nacional tiene un 30% del mercado argentino de electrodomésticos y es "líder en los segmentos de calefacción, alimentación y ventilación", según su CEO. "La clave -destaca Jacobson- es estar siempre atentos a lo que pide el mercado, a través de lo que reportan nuestros vendedores sobre los nuevos requerimientos y sugerencias del público".

Perfil
Fundación: 1946
Actividad principal: fabricación de electrodomésticos
Empleados: 500
Inversiones: $ 35 millones en su nueva planta productiva
Volumen de producción: 2,3 millones de unidades por año
Participación de mercado: 30% entre sus tres líneas de productos (ventilación, calefacción y cocina)
El 60% de las ventas son en Capital y GBA. El resto, en el interior del país.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos