Un clásico argentino: Gobierno vs. Banco Central

Un clásico argentino: Gobierno vs. Banco Central

"El presidente del BCRA está trabajando en su despacho". "Es una comedia de enredos". Con mayor vertigo pero igual regularidad, la disputa entre el Ejecutivo y la máxima autoridad monetaria parece tan antigua como los clásicos del verano. En los últimos diez años, la entidad contó igual cantidad de resposnables. Los últimos tres ejemplos en la línea del tiempo de uno de los puestos más volatiles de la economía local. 06 de Enero 2010

Ejecutivo vs. BCRA: la pelea ya tiene sus antecedentes en la política económica argentina. La disputa de poder entre el Gobierno y la máxima autoridad monetaria tuvo en los últimos tres años eclosiones fuertes que se definían sobre el eje de autonomía de la entidad. La más recordada fue discusión por la modificación de la carta orgánica del Central entre Pedro Pou y el Gobierno de la Alianza, con la figura del entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, como punta de lanza. La última promete ser el pedido de renuncia del actual presidente del organismo, Martín Redrado, por el uso de US$ 6.500 millones de las reservas. Las claves de un clásico argentino.

2001: Cavallo vs. Pou
Los protagonistas de la pelea Economía-Banco Central recorrieron, en 2001, un largo derrotero que finalizó en la destitución de Pedro Pou, titular del BCRA. El detonante de la disputa fue el decreto de modificación de la carta orgánica del Central, que llevó al titular de la entidad a ordenar a los abogados del BCRA que analizaran la legalidad del decreto dictado. La pelea que ya se había encendido entre el ministro de Economía, Domingo Cavallo, y Pou, poseía un trasfondo de diferencias conceptuales que ambos mantenían sobre los cambios a la convertibilidad. Asimismo, la comisión bicameral del Congreso entregó al entonces presidente, Fernando De la Rúa, un dictamen en el que aconsejaban que remueva de su cargo a Pou, por “mala conducta” y “cumplimiento negligente” en el control de casos de lavado de dinero. Finalmente, el Gobierno desplazó a Pou por decreto y fue reemplazado por Roque Maccarone. La incertidumbre económica para los inversionistas llevó a que la tasa de riesgo país superara los 1300 puntos.

2004: Lavagna vs. Prat-Gay
Ambos funcionarios de la gestión económica de la poscrisis, sus puntos de vista sobre la estrategia de salir del default con los acreedores privados iniciaron una nueva batalla entre Economía y el BCRA. Pero aquella vez, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, contaba con el apoyo del presidente Néstor Kirchner. El cuestionamiento principal de Alfonso Prat-Gay, titular de la entidad, era el bono atado al crecimiento que ofrecía la Argentina para el canje, mientras que defendía la idea de un pago modesto en efectivo a los acreedores. Además, Lavagna había pronosticado una expansión económica del 6 por ciento para 2004, declaración rechazada públicamente por Prat-Gay. Las diferencias con Lavagna pesaron más. El 17 de septiembre de 2004, el gobierno decidió no renovarle el cargo a Prat-Gay. En su lugar, lo reemplazó Martín Redrado, hasta entonces secretario de comercio y relaciones internacionales de la cancillería.

2010: Kirchner vs. Redrado
El caluroso verano promete entretener a los argentinos con el primer escándalo político del año. Es que la presidente Cristina Fernández de Kirchner le pidió la renuncia a Martín Redrado, quien se encuentra al frente del Banco Central desde 2004. El conflicto se desató por la demora del Banco Central para transferir los más de US$ 6569 millones de sus reservas a una cuenta del Tesoro nacional para garantizar el pago de la deuda. “Acá las decisiones las toma la Presidenta, no el jefe del Central”, lanzó hoy el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Pero si bien la presidente puede pedir la renuncia del titular de la entidad, la destitución no se encuentra entre sus funciones. Según el artículo 9 de la Carta Orgánica del BCRA, “la remoción de los miembros del directorio será decretada por el Poder Ejecutivo Nacional cuando mediare mala conducta o incumplimiento de los deberes de funcionario público, debiéndose contar para ello con el previo consejo de una comisión del Honorable Congreso de la Nación”. Si bien Redrado se resiste a dejar el cargo, el economista Mario Blejer se presenta como su posible reemplazo. Quien trabajó durante más de 20 años en el Fondo Monetario Internacional (FMI) había apoyado el uso de reservas y calificó al Fondo del Bicentenario como un objetivo “muy loable”.

Recuadro
En diez años, el Banco Central contó igual cantidad de presidentes. El puesto termina siendo uno de los más volatiles de la economía argentina. Los personajes en orden cronológico:

Martín Redrado (2004 – 2010)
Alfonso Prat Gay (2002 – 2004)
Aldo Pignanelli (2002)
Mario Blejer (2002)
Roque Maccarone (2001 – 2002)
Pedro Pou (1996 -2001)
Roque Benjamín Fernández (1991-1996)
Javier González Fraga (1990 -1991)
Antonio Ermán González (1990)
Enrique Folcini (1990)








¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos