Temporada caliente

Temporada caliente

Los centros de esquí se preparan para recibir más de 350.000 esquiadores con alzas de un 25 por ciento en los precios. La estrategia de las marcas. 29 de Julio 2011
Con la caída de las primeras nevadas (y sin mediar imponderables como la última lluvia de cenizas volcánicas) los centros de esquí abrirán sus puertas en las próximas semanas para recibir a los esquiadores, que se espera sean más que los 350.000 que visitaron la nieve el último año. Si bien el turismo internacional gana cada vez más protagonismo, el 80 por ciento de los visitantes proviene del mercado interno, según explica Luciana Lamota, de la Cámara Argentina de Centros de Ski.

Este año los precios presentan un incremento interanual del 25 por ciento. Así, un pase semanal en temporada alta estará entre los $ 1100 y los $ 1600, aproximadamente, y los paquetes (que incluyen también alojamiento y a veces alquiler de equipos), pueden ir desde los $ 2500 hasta los $ 4600, dependiendo del destino.

Las marcas también hacen su jugada y buscan captar a este exclusivo target. Según datos del mercado, un main sponsor puede pagar desde $ 200.000 hasta $ 3 millones sólo de fee (dependiendo el centro invernal), sin contar los costos de la logística de la implementación, que puede demandar otros $ 200.000. Para auspiciantes con menor participación, la tarifa puede rondar entre los $ 30.000 y $ 50.000.

Con todo, los destinos presentan novedades para la temporada que comienza. Cerro Castor, por caso, inaugura un restaurante en la altura, mientras que Chapelco tendrá mejoras en las pistas y un cambio definitivo en la señalización. Cerro Catedral estrena una pista de esquí nórdico y una nueva locación para su kids club. Las Leñas, en tanto, invirtió más de $ 15 millones para ponerse a punto para esta temporada y se destacan, entre otras, dos novedades: instaló seis nuevos Gazex (sistema de control remoto de avalanchas, que ahora son 13), que implicó un desembolso de $ 2,5 millones; y lanzó Skidata, un sistema de acceso que utiliza una tarjeta magnética recargable que se puede volver a utilizar en cada viaje al Valle. Implicó instalar 22 molinetes. Las Leñas recibirá este invierno unas 70.000 personas, que pagarán $ 315 (los mayores) el pase diario en temporada alta. Se calcula que 2500 huéspedes se alojarán por día en los hoteles.

Cercano a Villa la Angostura (Neuquén), Cerro Bayo desarrolla un plan de inversión de $ 80 millones (2007-2012) para triplicar la superficie esquiable de 150 a 270 hectáreas –unas 15 nuevas pistas–, comprar 30 máquinas generadoras de nieve y sumar nuevos medios de elevación (por unos US$ 6 millones). Este año inaugurará una nueva telecabina séxtuple y el próximo añadirá dos cuádruples, que le permitirá igualar en tamaño al Cerro Chapelco y mover entre 5000 y 6000 esquiadores por día (Cerro Catedral y Las Leñas casi duplican esas cantidades). “El objetivo es elevar el promedio de días de esquí de los visitantes, que hoy está entre tres y cuatro. El reto es vender más ski weeks y que el turista duerma en la Villa y que no sea un lugar de paso”, explica Julián Arostegui, vicepresidente de Cerro Bayo, firma que este año prevé facturar $ 22 millones. La Angostura cuenta con unas 4300 plazas en 137 hoteles y logra una ocupación de tan sólo 44 por ciento en invierno (versus 99 por ciento en verano). Quedan en carpeta un hotel ubicado a 1500 metros de altura y una telecabina que irá desde el pueblo hasta la base del cerro.

Así, con más de 20.000 hectáreas de superficie esquiable, unas 222 pistas que recorren 350 km y 109 medios de elevación, las opciones se multiplican en el país.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos