Techos verdes y jardines verticales

Techos verdes y jardines verticales

Más allá de la moda, las cubiertas verdes resuelven la falta de espacio y aportan beneficios ambientales. 22 de Abril 2010

Nada se inventa, todo se transforma. Lo que ahora se conoce como techos verdes o jardines verticales data de miles de años, cuando Nabucodonosor II, rey de Babilonia, mandó a construir para su esposa los jardines colgantes que supieron ser una de las siete maravillas de la antigüedad. Claro que entonces el calentamiento global no existía y la solución era una necesidad hedonista que demostraba tanto la opulencia del reino como la creatividad del soberano.

Los techos verdes no son otra cosa que una superficie con vegetación sobre lugares planos o con poco desnivel que sirve para proteger al edificio de la radiación solar y minimizar el impacto climático.Técnicamente requieren una serie de capas que se montan sobre el techo: una membrana impermeabilizante, un filtro, una barrera para las raíces, una capa de drenaje y otra con algún sustrato para la plantación. Pero también existe la posibilidad de resolverlo con pequeños panes con la vegetación previamente cultivada e ir jugando a armar el patchwork. Como desventaja, sucede que no todos los edificios pueden reconvertirse de manera sustentable. Antes que nada es preciso hacer el cálculo estructural para saber si soportarán el peso de la tierra. También hay que tener en cuenta los costos de mantenimiento y de instalación.

"Es un espacio verde que ayuda a mantener la temperatura del edificio, permite que se recicle el agua, procesa el dióxido de carbono, entre otras cosas", cuenta el diputado del PRO, Gerardo Ingaramo, quien propuso el proyecto de ley para que las azoteas porteñas, tanto públicas como privadas, se conviertan en jardines, huertas y demás espacios color esperanza, a cambio de un descuento en el ABL. "Es una exención parcial y todavía no está aprobado. Ahora está en la Comisión de Planeamiento", aclara el legislador que tomó esta iniciativa a partir de un viaje a Estados Unidos, donde supo de esta tendencia urbanística. "Esta es la primera iniciativa en todo el país. Sería bueno que otras grandes capitales, como Mendoza o Rosario, también pudieran implementar esto", finaliza.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos