Talentos ejecutivos en alza

Talentos ejecutivos en alza

A pesar de la inflación y la incertidumbre propia de un año de elecciones, las búsquedas ejecutivas crecen, aunque con prudencia. Relaciones Laborales, Logística y 2.0, entre los rubros más solicitados. Además, las competencias más requeridas en el mercado local y dónde aguardan las oportunidades para los nuevos directivos. 18 de Abril 2011

Inflación + año electoral + paritarias. La fórmula de 2011 no parece ser muy alentadora para el crecimiento de la demanda laboral. Sin embargo, a pesar de que el contexto marca cierta prudencia a la hora de captar nuevos talentos, los headhunters aseguran que el mercado de la alta gerencia se mantendrá este año en movimiento, y bastante. Es que el clima de crecimiento económico postcrisis permite que se generen nuevos proyectos y las búsquedas de mandos altos se retomen rápidamente. Por lo pronto, el Índice de Demanda Ejecutiva (IDE), que elabora trimestralmente el portal RH, indica que la actividad creció un 40% en diciembre de 2010, comparado con el mismo trimestre del año anterior. Después de la crisis de fines de 2008, el año pasado fue particularmente exitoso en cuanto a demanda ejecutiva. Ello incluye a la generación de nuevas áreas de acción para los altos mandos.

“Aunque 2011 será un año de crecimiento económico y, por lo tanto, positivo para la búsqueda de talento para mandos medios y altos, el que sea un año electoral introduce cierto ruido”, explica Eduardo Suárez Battán, partner de Suárez Battán & Asociados. Su consultora realizó un sondeo a principios de año a más de 300 ejecutivos que lideran el área de Recursos Humanos de sus empresas. El 37% de ellos aseguró que la dotación de su empresa crecerá levemente, y un 7% que se incrementará en forma considerable.

Aunque los headhunters consultados coinciden en que no habrá grandes revoluciones en cuanto a nuevos puestos solicitados, algunos sectores sí están cobrando fuerza en los últimos meses, como el de Relaciones Laborales, Logística y lo relacionado a las nuevas tecnologías. Se espera de los altos mandos mayor adaptabilidad a los cambios, visión a largo plazo, habilidades comunicacionales y, como siempre, liderazgo para conducir a los equipos a los objetivos planteados.

Por último, pero no menos importante, en cuanto a las compensaciones, se espera entre un 20% y un 25% de incremento en los salarios, con respecto al año anterior. “Una característica de 2011 es que la remuneración variable pesará más sobre el paquete total de beneficios. Los bonus, la compra de acciones a precio diferencial y los beneficios no remunerativos, por ejemplo, serán más importantes”, explican desde Michael Page International Argentina, la empresa de reclutamiento especializado con presencia en 32 países.

Nuevos y viejos candidatos
¿Dónde buscarán las empresas a sus nuevos candidatos? Según Javier Goldsman, director de Clima y Talento de Mercer Argentina, la mayoría de las empresas buscará entre sus propios empleados para cubrir sus puestos y apuntará a profesionales más jóvenes, con potencial de crecimiento y más austeros en temas de compensación. Señala como otra particularidad la mayor presencia de la mujer en posiciones de liderazgo. “Las mujeres se están haciendo lugar a los tacazos, con todo su talento, en lugares de ejecución tradicionalmente característicos del hombre, como Compras o Ventas", sostiene.

Cambio de guardia
La reciente ‘temporada alta’ de caza de talentos -tradicionalemente de octubre hasta marzo- fue intensa, describe Rubén Heinemann, socio de Oxford Partners, y reconoce un trabajo arduo que impulsó el recambio de varios gerentes generales de empresas locales o multinacionales con sede en la Argentina. “Se trató de un cambio de guardia, una rotación generacional. Es que muchos de ellos cumplieron un ciclo”, explica.

¿Cuáles serán entonces los sectores más requeridos por el mercado? Suárez Battán señala que, desde octubre de 2010, “se necesitan ejecutivos que manejen con equilibrio los temas blandos, como la retención de talento o el clima organizacional, y también los duros, como la negociación por salarios y la relación con los sindicatos y los delegados”. En este punto, el consultor advierte un déficit de los ejecutivos argentinos pues, “como en los años ‘90, no hubo grandes problemas sindicales, muchos ejecutivos no vivieron esta problemática y carecen de experiencia en Relaciones Laborales”. Heinemann coincide con esta apreciación y agrega que las firmas solicitan que sus ejecutivos puedan demostrar capacidad de vincularse de forma efectiva y creativa con el gremio correspondiente.

Por su parte, el gerente de Logística o Supply Chain será otro de los puestos más solicitados en 2011, según Alicia Barbieri, Senior Consultant de Boyden, consultora con más de 65 años y presencia en 40 países. El objetivo será, según su visión, sobre todo en el sector de consumo masivo, la eficiencia y la rentabilidad. Otra de las oportunidades vendrá de la mano de especialistas en start up de empresas internacionales, de consumo no masivo o insumos industriales, que se instalan en Buenos Aires.

El perfil comercial siempre es una de las atracciones en una economía en crecimiento. Suárez Battán agrega que, durante los últimos meses, han trabajado en varias búsquedas para ejecutivos de esta área para todo tipo de firmas. “Por ejemplo, nos solicitan gente que pueda vender retail a través de las nuevas tecnologías. Es un perfil difícil de encontrar”, comenta.
Gloria Cassano, al frente de Gloria Cassano & Asociados desde 1990, acota: “Lo que hasta ahora era una ‘jefatura de impuestos’, cobrará más importancia. Los expertos en este tema ganarán promociones y se abrirán gerencias, dándole más nivel al área. Las firmas quieren saber cómo resolver más fácilmente estos temas”.

Las nuevas áreas
Y si bien el sector financiero mantiene su atractivo, entre los perfiles más solicitados se afianza el de las Tecnologías de la Información (IT, por sus siglas en inglés), específicamente para los sectores de Desarrollo (con foco en lenguajes como .net, C++ y Java), Infraestructura y Funcionales, donde la oferta de profesionales no basta para satisfacer la demanda, según resalta Matías Ghidini, gerente de Operaciones de la consultora especializada Ghidini Rodil.

Pero, además de áreas tradicionalmente claves en la empresa, se incrementan también oportunidades laborales para directivos en sectores poco explotados aún. Uno de ellos es el de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), que se profesionaliza cada vez más en las compañías argentinas, según la visión de Claudio Fernaud, Managing Director de Stanton Chase, para sus oficinas de Buenos Aires y Montevideo. Tanto es así que el gerente de RSE puede cobrar, según el consultor, entre $20.000 y $27.000 brutos por mes, más un bonus del 20% de la remuneración total anual.

Otro ámbito no tradicional que comienza a tener necesidad de altos mandos se generó a partir de la alta penetración de la tecnología y el rol más activo del consumidor en Internet. “Cualquiera puede poner en un blog una opinión negativa sobre un producto o una empresa. Por eso, las compañías deben armar estrategias sobre qué hacer con su imagen electrónica y cómo responder en forma positiva y proactiva a la opinión de otros”, explica Fernaud. Se trata de una tendencia que comenzó hace pocos años y que cobrará más fuerza este año. Tanto es así que el representante de Stanton Chase en la Argentina estima que un especialista en redes sociales y manejo de imagen en la Web puede llegar a cobrar entre $17.000 y $20.000 bruto por mes, más bonus.

Gestionar lo imprevisible
“Un mundo menos previsible”, describe Fernaud el escenario general que les espera a los ejecutivos en este 2011, y utiliza los casos del tsunami en Japón o el rescate de los mineros en Chile para ilustrar la necesidad indiscutible de liderar situaciones imprevistas. “Los ejecutivos tienen que estar preparados para gestionar lo imprevisible, reaccionar con sentido común y tener respuestas tácticas y estratégicas, ante un mundo en constante cambio”, subraya. En algún sentido, sostiene, los ejecutivos argentinos están mejor preparados para la inestabilidad, pues ya están acostumbrados a las crisis habituales en distintos planos. Sin embargo, agrega, son “muy eficientes tácticamente hablando”, pero carecen de una visión más de largo plazo. En esto coincide Barbieri cuando sostiene que “faltan perfiles estratégicos”, no especialistas. Ella lo atribuye, por un lado, a un déficit en la formación universitaria y, por otro, a una “deformación de la Argentina de vivir y pensar sólo en el día a día”.

Los nuevos ejecutivos
Por otro lado, la crisis y la inestabilidad de los mercados internacionales tienden a generar incertidumbre puertas adentro de la empresa. Por eso, los nuevos ejecutivos también deberán estar atentos a la motivación de sus equipos de trabajo. Además, deberán tener habilidades comunicacionales, según la mirada de Goldsman. “El director de una empresa está cada vez más expuesto a los medios de comunicación y a las comunidades virtuales. Hay más conversaciones en las que participa un CEO o un CFO y que no puede derivar al departamento de Comunicación. Tiene que ser claro en su mensaje y poder manejarlo él solo”, describe.

Cassano resume algunas de las características requeridas siempre por las empresas para su Alta Dirección: profesionales inteligentes, analíticos, curiosos, con un liderazgo participativo y motivador, y que tengan la disposición para sentirse identificados con el negocio y la cultura empresarial.

Existen oportunidades laborales vinculadas directamente con el contexto local, pero también conviene “poner un ojo” sobre lo que sucede en América latina y en el resto del mundo. Bajar la mirada a lo local, subirla para ver el mundo, y luego volver.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos