Sudáfrica: el país que busca reactivar su economía con el Mundial

Sudáfrica: el país que busca reactivar su economía con el Mundial

La nación más poderosa de África aguarda que el campeonato de fútbol logre sacarla del estancamiento económico que padece por los coletazos de la crisis internacional. Cómo se preparan los sudafricanos para el aluvión mundialista. 07 de Mayo 2010

Recibir a la Copa del Mundo es una oportunidad que Sudáfrica no puede desaprovechar. Es la ocasión perfecta (y necesaria) para reactivar la economía a través del impulso de los más de 350.000 visitantes que albergará este país en un solo mes. Más allá del fortalecimiento de la industria del turismo, la nación sudafricana puede enfocarse en revitalizar la infraestructura a través de la construcción de rutas, hoteles, estadios. Y esta oportunidad se convierte en de-safío para un país que, si bien posee la economía más sólida del continente, aún tiene un largo camino por recorrer.

Con un PBI de u$s 280.000 millones en 2009, es la única nación de África que integra el grupo de los principales países industrializados y emergentes: el G-20. Es que en un territorio de 1,2 millones de km2 se produce el 25% del PBI de todo el continente. Pero como le sucedió a la mayoría de las naciones del globo, no pudo escaparle a los efectos negativos de la crisis financiera de 2008. En el último trimestre de ese año, su economía entró en recesión por primera vez en 10 años. Según el servicio de Estadísticas de Sudáfrica, entre octubre y diciembre el PBI cayó un 1,8% respecto al trimestre anterior, y en el primer trimestre de 2009 el producto bruto interno se contrajo un 6,4%. El ministro de Finanzas sudafricano, Trevor Manuel, expresó en el Foro Económico Mundial de Davos de 2009 una preocupación que alertó al resto del mundo, al afirmar que África "corre el peligro de desengancharse" de la economía global.

Luego de los beneficios de la estabilidad macroeconómica y el boom de los commodities que experimentó el mundo de 2004 a 2008, el año pasado las exportaciones sudafricanas comenzaron a caer, siendo la minería uno de los sectores más afectados por el golpe. Históricamente, los recursos naturales se presentan como el fuerte de la economía del país: es el productor más grande del mundo en las industrias de platino, oro y cromo, y también es conocido por sus diamantes.

Nación de contrastes
Hoy día, las esperanzas económicas de todos los sudafricanos están puestas en el Mundial. Para Carlos Sersale di Cerisano, embajador de la Argentina en Sudáfrica, “la competencia va a representar un crecimiento del 0,5% del PBI” del país. “Es una economía relativamente abierta con una cuenta de capital positiva que logra atraer inversiones extranjeras directas", sostiene. Según un estudio de la firma contable Grant Thornton, los extranjeros que lleguen al país durante la Copa del Mundo inyectarán a la economía u$s 1770 millones. No obstante, la consultora anticipó que se espera el ingreso de tan solo 373.000 visitantes durante el campeonato, comparado con los 483.300 que se habían estimado el año pasado. La crisis económica, el precio de las entradas y la lejanía del destino se presentan como los principales motivos de las ahora más módicas expectativas.

Asimismo, el tren que une al aeropuerto de Johannesburgo con el centro de la ciudad -una de las mayores infraestructuras relacionadas con el evento futbolístico- no estará listo para dar servicio al gran flujo de turistas. La falta de transporte público puede resultar un dolor de cabeza para los turistas que lleguen a Sudáfrica, ya que en las ciudades principales no hay subtes y los buses son escasos. Pocas opciones quedan entonces para que los turistas recorran las metrópolis: taxis, transportes privados o alquiler de autos. Por ello, Sersale di Cerisano recomienda que los turistas "vengan organizados" y visiten las distintas ciudades con paquetes coordinados con antelación. "No es un país para hacer turismo urbano", aclara el embajador, en referencia a los altos niveles de criminalidad.

Una de las asignaturas pendientes de Sudáfrica es su alto desempleo, que afecta al 24% de los 49 millones de habitantes. No hay que olvidar que Sudáfrica es un país que hace menos de dos décadas que se despidió del apartheid, un período de segregación racial que arrastró problemas económicos, políticos y sociales que aún afectan a la sociedad.

En 1948, el Partido Nacional ganó las elecciones e instituyó un proceso que benefició a una minoría blanca sobre una mayoría negra. En esos años, las zonas no se dividían por la geografía, sino por el color de la piel. La segregación afectaba al trabajo, al transporte y a la educación, a la vez que se prohibían los matrimonios mixtos. "Debido a la gran tasa de desempleo como consecuencia del apartheid, Sudáfrica ha adoptado un plan de acción de políticas industriales que en los últimos tres años significó una inversión de u$s 125.000 millones", destaca Rob Davies, ministro de Industria y Comercio de Sudáfrica.

Las elecciones libres volvieron al país recién en 1994, cuando Nelson Mandela se convertía en el primer mandatario negro del país. Pero si bien el apartheid se dio por finalizado, las diferencias raciales aún persisten, y se hicieron visibles internacionalmente en abril de este año, cuando el líder de la ultraderecha, Eugene Terreblanche, fue asesinado en su granja en el oeste del país. Por el crimen han sido acusados dos empleados negros, con los que había discutido previamente sobre el pago de sus salarios.

Con un evento deportivo mundial que ya está por comenzar, el asesinato renovó un temor latente a la violencia racial. Una y otra vez, el Gobierno llamó a la población a la calma para evitar nuevos enfrentamientos, afirmando que el país cuenta con plenas garantías de seguridad para la Copa del Mundo. "Somos sudafricanos y debemos construir una Sudáfrica libre de la polarización racial. No habrá persona que cometa un crimen y quede libre sin antes haber recibido todo el peso de la ley", declaró el ministro de Seguridad sudafricano, Nathi Mthetwa.

El país del arcoiris, denominado así por su gran variedad racial y cultural, espera paciente que 2010 sea el año en el cual se sumen todos los factores económicos que le permitan salir del pozo al que entró en 2009, y que el Mundial sea el puntapié inicial para disparar, una vez más, la economía hacia delante.

Sudáfrica en foco
- Capital administrativa: Pretoria
-
Forma de gobierno: república
- Moneda: Rand
- Principales lenguas: IsiZulu (23,8%), IsiXhosa (17,6%), Afrikaans (13.3%), Inglés (8,2%)
-
Superficie: total: 1.219.090 km2
-
Población: 49.052.489
- PBI nominal: u$s 280.000 millones
- PBI per cápita: u$s 10.100
- Tasa de desempleo: 24%
-
Tasa de inflación: 7,2%
-
IED: u$s 125.000 millones
- Industrias: minería (platino, oro, cromo), maquinaria, automotriz, textiles, hierro y acero.

Fuente: CIA-The World Factbook (2009)



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos