Slim invierte US$ 23 millones en el negocio petrolero

Slim invierte US$ 23 millones en el negocio petrolero

La semana pasada, el magnate mexicano anunció la compra de un 70 por ciento de Tabasco Oil Co. 01 de Marzo 2011

El empresario mexicano Carlos Slim desembarca en el negocio petrolero. La semana pasada, el Grupo Carso anunció la compra de un 70 por ciento de Tabasco Oil Co, que tiene permiso para explorar áreas en los LLanos Orientes en Colombia. Ahora, desembolsará US$ 23 millones en un nuevo proyecto petrolero en América Latina, con la esperanza de hacerlo crecer como ha hecho en el pasado con otros negocios.

“Colombia es un país en donde tenemos presencia a través de otras compañías”, dijo Jorge Serrano, jefe de relaciones con inversionistas de Carso, en una conferencia telefónica con analistas. “Es una plataforma para explorar negocios adicionales y potencialmente crecer significativamente ese negocio”, agregó. Colombia ha experimentado desde 2002 una euforia de inversión petrolera y minera, después de una ofensiva respaldada por Estados Unidos en contra de rebeldes de izquierda.

Slim es reconocido como un “Rey Midas” gracias a su habilidad para convertir compañías que atraviesan por una difícil situación en florecientes negocios en poco tiempo. Hace 20 años, el empresario mexicano compró Teléfonos de México, una empresa estatal de telefonía que se convirtió en la principal generadora de efectivo dentro de su vasto imperio.

Considerado el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, Slim también es propietario de Swecomex, que provee servicios de ingeniería y de construcción para la industria petrolera en México, con la estatal Pemex como su cliente clave. No obstante, Slim se ha mantenido al margen de la costosa y laboriosa exploración en aguas profundas en el Golfo de México. Se espera que su firma de infraestructura CICSA se beneficie de los planes de gasto de Pemex este año. “Estamos esperando muchos nuevos proyectos de Pemex en la parte de las plataformas. Están hablando de unas 60 nuevas plataformas que van a comprar y también estamos esperando un aumento en el negocio de perforación de pozos petroleros en el sur y en Chicontepec”, agregó.

Chicontepec es un campo poco convencional que el gobierno mexicano está tratando de convertir en un gran productor para compensar el declive de los principales pozos del país en las aguas profundas del Golfo de México. Se cree que la zona tiene decenas de millones de barriles de petróleo, pero el crudo está atrapado en mantos rocosos que no dejan fácilmente que el combustible fluya a la superficie.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos