Sequía, pérdidas y retenciones

Sequía, pérdidas y retenciones

Desde el campo piden la quita del impuesto a las exportaciones. Mientras tanto, estiman pérdidas por US$ 3000 millones en todo el país. 10 de Enero 2012
La sequía se siente en las provincias. Los cultivos, totalmente deshidratados, representan la gran pérdida que ocasionó la falta de lluvias en cinco provincias y que, por más que lleguen precipitaciones, ya anunciaron que las dimensiones del problema son importantes.

Consultado por Apertura.com, el Presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona de Córdoba, Néstor Roulet, da cuenta de los números detrás de las pérdidas y, como si fuera poco, un reclamo que se hizo escuchar en 2008 vuelve nuevamente: piden que se bajen las retenciones.

“En lo que respecta a las cosechas de Córdoba, entre lo que se encuentra la soja y el maíz, 6 millones de toneladas están perdidas. Y eso significa equivale, en valores económicos, a US$ 1000 millones”, manifiesta Roulet, quien también se refiere a la intención del Gobierno nacional de otorgar subsidios a los productores afectados. “Los subsidios del Gobierno nacional hablaban de $ 15 millones, o sea que van $ 2 por hectárea sembrada, siendo que el productor invierte US$ 2000 por hectárea”, se queja el productor agropecuario, y revela que, a nivel nacional, las estimaciones de pérdidas rondan las 20 millones de toneladas, cuyo valor en el mercado alcanzan los US$ 3300 millones.

Retenciones, otra vez. “En el úlitmos siete años aportamos en retenciones US$ 300 por hectárea, y ahora nos dicen que nos van a dar 50 centavos de dólar por hectárea”, protesta Roulet, y afirma que, además de otorgarse un sistema crediticio a largo plazo, deberían quitarse las retenciones”.

Al respecto, el economista de IERAL, Juan Manuel Garzón, explica: “Bajo las estimaciones de produccion, con la seca incluida, el campo transferiría en concepto de derechos de exportaciones US$ 8500 millones. Si uno devolviera parte, la pérdida de ingreso por la sequía se compensaría.

Mientras tanto, consultado sobre si se podría apreciar una doble pérdida sobre el productor, quien sufrió la sequía y debe pagar retenciones, Garzón asegura: “Se da eso mismo porque hay un productor que tuvo un mal rinde e hizo una mala campaña, pero que obtuvo una cosecha, y sobre eso se aplica una retención que, para la soja, es del 35 por ciento”.

Finalmente, sostiene que no va a haber récord de producción y probablemente se esté por debajo de la producción pasada. “Sumado a precios que cayeron un 15 por ciento, da una caída en los ingresos del 15 por ciento para el agro”, aclara.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos