Semana clave para el canje de deuda

Semana clave para el canje de deuda

El Gobierno anunciaría la oferta para saldar el pasivo con los holdouts por US$ 20.000 millones. 12 de Abril 2010

El Ministerio de Economía, Amado Boudou, espera la aprobación de los organismos regulatorios para dar a conocer la oferta. La presentación de la propuesta se concretará entre el miércoles y el jueves, según adelantó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al hablar el viernes en Washington, en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. Boudou y el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, mantuvieron en la víspera reuniones en Nueva York con ejecutivos del Banco Barclays, la entidad coordinadora de la operación, para definir la letra chica de la oferta.

El Gobierno espera un piso de aceptación del 60 por ciento, que estaría prácticamente garantizado con la tenencia de títulos que dicen tener los bancos que acercaron la propuesta original. Según estimaciones del mercado, el nivel de adhesión podría rondar el 75 por ciento.

Boudou adelantó que la oferta a los holdouts contendrá una quita mayor al 65 por ciento. Ese fue el porcentaje de descuento que contemplaba la reestructuración de la deuda realizada en el 2005, llevada adelante por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, durante la gestión de Néstor Kirchner. Es decir que en aquella ocasión, por cada cien dólares que Argentina debía, se terminó pagando un valor de US$ 35. De acuerdo a los trascendidos, esta vez, la quita se ubicaría por arriba del 67 por ciento. La deuda en default asciende a US$ 20.000 millones, de los cuales 3000 millones están en manos de los denominados “fondos buitres”, que entablaron juicio contra la Argentina.

Para Boudou, con el canje de deuda “va a bajar notablemente la tasa de interés”, tanto para el financiamiento que busque el gobierno en los mercados internacionales, como para las empresas privadas. En ese sentido, los analistas económicos proyectan que la Argentina obtendrá tasas de financiamiento de un dígito en el mercado internacional tras efectuar el canje de deuda, aunque  plantean la necesidad de adoptar medidas fiscales para recuperar la credibilidad de los inversores y bajar el riesgo país.

La expectativa de los inversores está puesta en el diseño de un cupón atado al crecimiento PBI, tal como se efectuó en 2005, y si se contemplará el pago de los intereses atrasados. Desde la cartera de Economía garantizaron que el país no pagará comisiones por el canje, sino que los bancos que intervienen en la operación se la cobrarán a los tenedores de los títulos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos