Scioli: “Lo importante ahora es el que el Fondo esté disponible a la brevedad”

Scioli: “Lo importante ahora es el que el Fondo esté disponible a la brevedad”

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, defiende la iniciativa para pagar deuda con reservas, niega que los mandatarios provinciales sean rehenes de la caja K y sostiene que el sistema financiero debe estar integrado a la economía real. También confirma que Kirchner “está listo” para reasumir en marzo la Pesidencia del PJ. 12 de Febrero 2010

Daniel Scioli, el gobernador de Buenos Aires, es un experto en el arte de de escaparle a las grandes definiciones. Desde que desembarcó en la política de la mano de Carlos Menem y hasta el día de hoy, donde no tiene reparos en mostrarse como un fiel soldado kirchnerista, es casi imposible encontrar algún registro periodístico en el que el ex motonauta se corra de su discurso de "cassette", rebosante de optimismo, para jugarse con alguna frase provocadora, de esas que saltan inmediatamente a la primera plana de los diarios. Lo probó a comienzos de 2003, cuando se atrevió a contradecir el discurso oficial pidiendo públicamente un aumento de tarifas y muy bien no le fue. Aquel desliz le valió un largo destierro del universo K hasta que el ex presidente decidió levantarle la penitencia. Desde entonces y pese al ensayo de gestos aislados de diferenciación de la Casa Rosada, Scioli no se sale del libreto oficial.

Allí, confirmó que Néstor Kirchner está “diez puntos” tras la operación a la que fue sometido para destaparle una obstrucción en la carótida derecha y listo para reasumir el mes próximo la presidencia del PJ. También confió en que el Gobierno conseguirá el aval del Congreso para aprobar el polémico Fondo del Bicentenario y afirmó que los gobernadores apoyan esta iniciativa “por convicción, no por sumisión” a los Kirchner.

Después de la crisis del BCRA, usted optó por un perfil bajo, pocas declaraciones y un oportuno viaje a Europa que lo alejó de escena. ¿Su silencio tiene que ver con su estilo no confrontativo o encubre diferencias con la forma en la que el Gobierno manejó este tema?
Cuando la Presidenta tomó la iniciativa del Fondo del Bicentenario creo que fui el primer gobernador que se expresó en forma muy clara con respecto a las oportunidades que abría esta nueva decisión para las provincias y particularmente para Buenos Aires. Yo veo una línea coherente, la cancelación de la deuda con el Fondo, la recuperación de la administración de los fondos de la Anses, la asignación universal por hijo, y ahora esta medida para dinamizar más la inversión pública y privada y dar señales de confianza para que lleguen más inversiones y eso para la Provincia es muy bueno así que.... En la crisis, lo que uno tiene que hacer es tratar de estar un paso adelante, no atrás, y esta crisis internacional, la Argentina la sobrellevó muy bien porque se tomaron medidas a tiempo. Pero mi responsabilidad, mi compromiso es cuidar, proteger la provincia de Buenos Aires, no entrar en consideraciones...

Me refería al desgaste político que le ocasionó al Gobierno no ajustarse a la ley para remover a Redrado. ¿Usted compartió ese procedimiento?
La Presidenta dio una instrucción y obviamente si las personas a las que ella le asigna confianza no están de acuerdo con la decisión que toma, o renuncian, se tienen que ir, o ella en este caso los remueve. Ocurre en todo Gobierno, en este caso estaban previstos algunos mecanismos que se dieron luego con resultado conocido. El Gobierno trató de que las cosas se implementen lo más rápido posible, ahora después, por una razón u otra, esto se dilató con la intervención judicial, pero la verdad estar comentando lo que pasó... Lo importante ahora es que el Fondo del Bicentenario esté disponible a la brevedad para cumplir su objetivo. Es sano para una economía familiar desendeudarse, para una empresa, un municipio, una provincia y un país y las reservas son una parte de ahorros y es razonable que se usen para este objetivo. En esto, el Gobierno lo que está haciendo son políticas muy activas que ya nadie discute en el mundo. Yo leía las conclusiones de la cumbre de Davos y convocaban al sistema financiero para que esté al servicio de la economía real, algo que acá se está orientando hace tiempo. En esta etapa que se viene es muy importante el sistema financiero articulado con la producción y el trabajo.

¿Cómo evaluó el nombramiento de Marcó del Pont en el BCRA? Hay temor de que su llegada implique una fuerte injerencia de los Kirchner en la entidad. Es una economista respetada, pero también una dirigente fuertemente identificada políticamente con el kirchnerismo...
Andando se van a ir aquietando esos temores. Ella viene luchando con mucha coherencia por estas ideas, que el sistema financiero tiene que tener un impacto y una influencia positiva en todo el sistema productivo, para dinamizar el empleo. Es una mujer que viene luchando por sus ideas progresistas, va a tomar decisiones coordinadas con el Ministerio de Economía, con este objetivo. ¿El sistema financiero puede funcionar aislado de la economía real o tiene que estar integrado? Ésta es la gran pregunta, ya hemos visto en el mundo y en la Argentina cuando no funciona integrado a la economía productiva, que es la que cuenta, la que genera empleo, la que hace al progreso, al desarrollo del país, termina mal la cosa.

¿Debe avanzarse entonces en la reforma de la Carta Orgánica del BCRA?
Lo analizarán ellos. Mi responsabilidad es la provincia de Buenos Aires.

Y como gobernador, ¿cree que las reservas del Central tienen que utilizarse para el desarrollo económico del país?
Hay una parte que son de libre disponibilidad y otra que es respaldo de circulante... Mire, si hay algo que ha caracterizado este proyecto desde que empezó en 2003 es la responsabilidad fiscal y la responsabilidad de cuidar el superávit comercial, la prudencia con la que siempre se manejaron. La Argentina llegó a tener u$s 8000 millones (de reservas) y ahora tiene u$s 48.000 millones. No se puede dudar, gobernar no es solo voluntad, es voluntad y tener los recursos.

¿Confía en que el Gobierno va a conseguir en el Congreso la aprobación del Fondo del Bicentenario?
Sí.

¿Por convicción de los gobernadores o necesidad financiera? La mayoría de las provincias tiene las cuentas en rojo.
No, por convicción, esta cosa de que los gobernadores..., que sumisión, que coacción, ¡nada que ver! Yo busco siempre lo mejor para la Provincia y lo mejor es que el gobierno nacional esté fuerte para poder tener los recursos para pagar las deudas y hacer inversión pública.

¿No son los gobernadores rehenes de la caja K?
Es una subestimación a los gobernadores.

Lo dice Reutemann, sin ir más lejos...
Yo no quiero contestar a uno o al otro lo que dice. Él se hará cargo de lo que dice. Yo el gran cambio que impulsé en la Provincia fue una gestión integrada. Hemos dejado atrás la historia de que la Provincia y la Nación no pueden trabajar juntas. Acá están los resultados: cloacas, agua potable en todo el conurbano, la mayoría de la cobertura más hacia 2011, el asfalto, las viviendas, las escuelas...

La realidad es que Buenos Aires es la más complicada de todas las provincias a nivel fiscal. Usted lleva dos años como gobernador...
La Provincia de Buenos Aires es la que más se ha desendeudado.

Es la que tiene el mayor agujero fiscal de todas las provincias del país.
En función de su producto bruto, no, porque... ¿qué decían? 12.000 millones (de déficit), 14 mil, ¡no llegó a 6000! Y este año también auguraban que no íbamos a pagar los sueldos, que íbamos a tener que emitir patacones, que íbamos a pagar los sueldos en cuotas. Nada de eso pasó.

Buenos Aires es la más perjudicada por el actual reparto de coparticipación. En la agenda opositora está la idea de avanzar en una nueva ley, pero la Nación no parece dispuesta. ¿Usted auspicia ese debate?
Si se puede llegar a dar el consenso... no depende sólo del gobierno nacional, depende de las provincias, de los gobernadores porque alguien va a tener que resignar..., es un tema pendiente, lo marca la Constitución, pero mientras tanto cada gobierno provincial, cada municipio tiene que buscar de qué manera optimizar los recursos de ingresos genuinos.

¿Está conforme con lo que hizo hasta ahora como gobernador?
Yo soy inconformista por naturaleza. Siempre soy muy exigente en todo. Si hicimos una escuela cada tres días, quiero hacer una cada dos; si secuestramos droga como nunca, quiero terminar con la droga. Pero bueno, es una tarea titánica, pero es evidente que empezamos a ver los frutos de nuestro trabajo. En la provincia decían "no te metas con la droga", nos metimos y le dimos el golpe al narcotráfico más grande de todos los tiempos. Decían no "te metas con la noche", aplique la ley de nocturnidad y bajó el 80% la inseguridad y lo que pasaba a la salida de los boliches. Y voy a seguir haciendo todo lo que tenga que hacer para cambiar y ordenar la provincia.

¿Kirchner va a asumir en el PJ pese a sus problemas de salud?
El 10 de marzo. Está todo previsto.

¿Usted está de acuerdo? Porque en su momento también había estado de acuerdo con que diera un paso al costado...
Fue una decisión que él tomó. Dio un paso al costado, después pasó un tiempo, en el medio se sancionó la reforma política que obliga a todos los partidos a encauzar y organizarse para internas abiertas y simultáneas. Hay un consenso muy amplio para que él reasuma como en aquel momento se expresó en La Plata...

¿Por qué hay consenso? Porque Kirchner perdió las elecciones el 28 de junio...
Porque es un hombre que se lo respeta por su experiencia y vocación militante.

No fue lo que se reflejó en la reunión de Pinamar donde se cuestionó el estilo de conducción del ex presidente...
Ellos mismos (los dirigentes bonaerenses) sacaron una solicitada. A veces que alguno haga rodar alguna versión...

La reunión existió.
Nadie negó la reunión, puede ser que uno o dos comenten...

Ahora, ¿Kirchner vuelve a la conducción justamente para disciplinar a los rebeldes que cuestionan su liderazgo?
Asume su responsabilidad porque él fue elegido presidente del partido. Y asume ahora la responsabilidad para ir movilizando y organizando el partido, para que se encauce la elección interna abierta y de ahí se potencien los candidatos.

Tal como está hoy el PJ, ¿es una posibilidad cierta que en 2011 Kirchner y Duhalde disputen una interna? ¿Pueden surgir otras figuras presidenciables?
Está abierto para todos los que quieran participar.

¿Kirchner tiene voluntad de participar en una interna?
El mismo ha dicho que no quiere hablar de candidaturas. Se está tratando en todo momento de imponer una agenda electoral que no es la agenda nuestra. La agenda nuestra es de gestión. Creo que hay una dinámica de tratar de correr el eje porque va a ser más contundente el crecimiento, el impacto de la baja en la pobreza y la indigencia por la asignación universal por hijo, vamos a hacer una muy buena cosecha, las obras públicas se van a dinamizar...

Kirchner al reasumir en el PJ está pensando en las elecciones. En las últimas le fue mal con esa estrategia. ¿Puede tener éxito repetir una fórmula parecida?
No estamos analizando nosotros fórmulas ni nada por el estilo. Lo que sí sé es que una cosa es una elección legislativa y otra una ejecutiva. Históricamente, se analizan las votaciones y se vota distinto, con otros criterios. Una cosa es el respaldo para ocupar una banca y otra que me gestionen, me transformen, me den trabajo.

¿Qué tiene que cambiar el kirchnerismo para volver...?
Acá estamos hablando del peronismo. Yo estoy hablando del peronismo.

¿Qué tendría que cambiar Kirchner para convertirse en un candidato ganador?
El nuestro es un trabajo en equipo, no es él o... aparte acá, a la Presidenta hay que respetarla, apoyarla, está tomando decisiones muy importantes así que yo los temas de gestión los hablo con ella.

¿Y Kirchner lo escucha? ¿O hacerle una objeción al ex presidente implica ser confinado al destierro político?
No. Escucha. Lo que pasa es que yo cuando hablo con él y tengo un punto de vista sobre una cuestión lo he hablado en forma discreta y personalmente.

¿Eso fue un aprendizaje de su época de Vicepresidente?
Sí, y bueno, y saludable. Si no, uno es funcional a aquellos que quieren generar discordia, pelea.

¿Cómo vio el papel de Cobos en la crisis del BCRA? Finalmente votó por remover a Redrado, como quería la Presidenta.
Hace a la naturaleza del cargo acompañar al Presidente o a la Presidenta en las decisiones. Más allá de que en un tema u otro uno pueda plantear un matiz, hace a la naturaleza del cargo que uno acompañe y más cuando son decisiones que son muy buenas para el país, como demostraron las que se vienen tomando hasta ahora.

¿Y entonces por qué perdió el Gobierno el 28 de junio?
Era una elección legislativa. Cuando uno hace tanto, es natural que haya ciertos errores, es humano, pero no hay que paralizarse frente a eso. Gobernar es tomar decisiones todo el tiempo, no se puede quedar bien con todos, uno tiene que fijar prioridades. Pasó hace ocho meses. Fue.

Las consecuencias políticas se están viendo ahora en el Congreso.
Yo creo que el Fondo del Bicentenario va a salir. Soy un optimista, confío en que se va a aprobar, va a prevalecer la racionalidad, el sentido común, la responsabilidad.

¿Van a lograr adaptarse los Kirchner a tener que buscar consenso para poder gobernar con la nueva realidad legislativa?
Y sí, es la democracia, uno se tiene que exigir más en algunos escenarios para generar más consensos aún. Pero veo que se está trabajando en eso, en la búsqueda de sumar voluntades que adhieran a iniciativas que son buenas para el país, como el Fondo del Bicentenario.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos