Santiago Balart, de PwC: Tenemos un empresariado con grandes interrogantes

Santiago Balart, de PwC: Tenemos un empresariado con grandes interrogantes

¿Cuántas operaciones en materia de fusiones y adquisiciones se hacen en la Argentina? ¿Y en Brasil? Sobre eso se refirió el Director de Corporate Finance, ante un auditorio repleto. 22 de Marzo 2012

Su empresa puede ser comprada. O la pueden comprar. O incluso puede fusionarse con otra. A estos temas se refirió Santiago Balart, Director de la división de Corporate Finance de PwC Argentina, durante el 5to Seminario PYMES.

A lo largo de media hora, y con la moderación de José del Río, Director de Apertura y Director Adjunto de El Cronista, Balart explicó dónde está la Argentina en materia de fusiones y adquisiciones.

“Tenemos un empresariado que viene con una década de crecimiento y con grandes interrogantes por delante”,  afirmó ante un auditorio de La Rural repleto. “Hay empresarios que nos llaman y dicen que tienen un negocio de $ 100 millones en el país y que se les está cayendo a pique. Por eso vemos grandes incertidumbres pero también grandes posibilidades”, añadió.

De acuerdo con estimaciones de PwC, en la Argentina se realizan un promedio de 100 operaciones por año. Sin embargo, según Balart, “Brasil multiplica la cantidad de operaciones de la Argentina casi por ocho”. Los datos lo corroboran: en 2010 se hicieron 110 operaciones en el país, mientras que en Brasil se realizaron 797. Algo similar ocurrió el año pasado, cuando hubo 111 acuerdos locales contra 751 brasileros.

La pregunta sobre por qué esto sucede provino desde el público y encontró respuesta: “Estamos en un esquema donde se pueden hacer negocios, pero las trabas a los dólares y poder sacar dividendos, inflación y perspectivas limitan al conjunto de compradores”.

Mientras tanto, si se levanta la vista y se pone el foco en las inversiones extranjeras directas (IED) en Latinoamérica, se verá que la región se separó de la Argentina hace tiempo. El despegue se dio a partir de los 90.

Desde allí la Argentina se mantuvo en una regularidad constante, mientras que el resto de los países aumentaron sus operaciones hasta alcanzar picos de más de US$ 200 mil millones durante 2010.

“La IED en la región fue creciendo, mientras que la Argentina se mantuvo estable. Supimos tener una participación del 20 por ciento de las IED y hoy estamos en torno al 4 por ciento. Esto quiere decir que los inversores que vienen a la Argentina son escasos”, aseguró Balart.

Motivar
La escasez de inversores llevó a que, cuando uno llega a una pyme, aumenten las expectativas del empresario argentino por realizar una operación exitosa. “Parado desde una pyme, cuando aparece la posibilidad de hacer algo con un socio extranjero, motivamos que eso se haga para canalizar la oportunidad. Hoy lo que pasa es que el inversor extranjero participa al argentino en un porcentaje, es decir que no compra el 100 por ciento”, subrayó el especialista.

Dos preguntas al pasar

¿Cómo afecta la estatización de YPF el escenario?
Es duro. La realidad es que en la búsqueda de un inversor, la parte más compleja es vender a la Argentina, convencer al inversionista… Muchas veces se llama al inversionista y cuando se le dice que se trata de la Argentina desiste.

¿En qué rubros hay mayores posibilidades para las PYMES?
Mayormente en lo relacionado con el agro, los alimentos y también en el sector de autopartes, más allá de las restricciones. Especialmente porque las plantas locales tienen una posición competitiva mejor. Se ve que la industria autopartista quiere entrar de la mano de un socio local.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos