Salarios y tarifas son los temas que más preocupan a los empresarios

Salarios y tarifas son los temas que más preocupan a los empresarios

Seis de cada diez empresarios prevé un crecimiento de ventas para los próximos doce meses. Sin embargo, aun tienen en la mira el impacto en los costos empresariales frente a posibles reajustes de salarios y tarifas. 29 de Julio 2010

Los hombres de negocios tienen expectativas alentadoras para este año, pero seguirán de cerca los reclamos salariales de los gremios. Así lo demuestra una encuesta realizada por D’Alessio Irol para el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que arrojó expectativas económicas favorables para el segundo semestre del año, según la visión de los empresarios. Seis de cada diez ejecutivos prevé un crecimiento de ventas para los próximos doce meses con una tendencia de equilibrio para exportaciones, inversión y empleo. Sin embargo, la mayor preocupación de los hombres de negocios es el impacto en los costos empresariales frente a posibles reajustes de salarios y tarifas.

Eduardo D’Alessio destacó que la tendencia global para el segundo semestre del año es de mantenimiento de las condiciones favorables registradas en los primeros seis meses, con un 77 por ciento de respuestas optimistas. Así, el 54 por ciento de los ejecutivos prevé que la situación económica será igual a la del primer semestre; el 22 por ciento confía que será “mejor”, un 1 por ciento dijo “mucho mejor”, en tanto que un 20 por ciento prevé que sea “moderadamente peor”, y un 3 por ciento “mucho peor”.

“Se espera un mantenimiento de la previsibilidad, y tornando a un punto de equilibrio. No se prevén sobresaltos para el próximo semestre”, subrayó D’Alessio. Asimismo, un 60 por ciento de los empresarios proyecta un incremento de las ventas, frente a un 26 por ciento que considera que serán iguales, un 12 por ciento que opina que disminuirán levemente y un 2 por ciento que caerán significativamente. A su vez, la mayoría de los ejecutivos augura estabilidad en torno al nivel de exportaciones, inversión y empleo.

Según la óptica empresarial, el principal factor que impulsarán el crecimiento en el segundo semestre es el aumento de la demanda interna (40 por ciento de respuesta), seguido por diversificación de productos y servicios; proceso de reingeniería interno, abaratamiento de costos, y variación de precios. A su vez, el sondeo reflejó que casi la mitad de los empresarios reconocieron no haber podido transferir a precios los aumentos salariales otorgados en el último año, frente a un  24 por ciento que admitió que la suba de sus precios fue mayor o mucho mayor en comparación a la suba de costos en la mano de obra. “Aparece un desequilibrio entre precios de los productos y servicios y el valor de la mano de obra de las empresas. La fuerza de negociación salarial empresaria comparada con la sindical pareciera estar en un límite difícil”, explicó.

Justamente, la cuestión salarial lidera el ranking de las preocupaciones empresariales para su negocio en el 2010, con un 63 por ciento; seguido por el tema tarifas (35 por ciento) debido al impacto que generaría en los costos. “La sensación es que hay un factor que no pueden manejar que es la suba salarial, y que la fuerza de negociación empresarial comparada con la sindical están en un límite difícil”, evaluó D’Alessio. Detrás se ubican: la retención de talentos, el mantenimiento de la demanda interna y la presión impositiva.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos