SUBE: subsidios y dudas

SUBE: subsidios y dudas

Un informe reveló que sólo el 33 por ciento de las personas que viajan en colectivo pagan con la tarjeta. Además, aseguraron que mientras los subsidios bajaron, la recaudación por tarifas disminuyó. 02 de Febrero 2012

Mientras que por un lado las personas hacen colas en distintos puntos de la ciudad para retirar su tarjeta SUBE, de la cual ya se entregaron 7 millones, por el otro vuelve a salir a la luz el tema de los subsidios al transporte.

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, aseguró hoy, en conferencia de prensa, que el SUBE permitirá tener un “mayor control respecto al funcionamiento de los transportes y facilitará el redireccionamiento en la estructura de subsidios dispuesta para el sector”.
Sin embargo, de acuerdo con un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), el aumento de los subsidios para el transporte público no paró de crecer.

El estudio señaló que los subsidios al transporte alcanzaron los $17 mil millones en 2011. Lo que equivale a alrededor del 1 por del PIB y del 30 por ciento del gasto total en subsidios del Estado nacional. “Esto significa que el gasto en subsidios  aumentó más de cuatro veces (415 por ciento) como porcentaje del PIB entre 2005 y 2012”, afirma el informe.

La explicación que le encuentran a esta situación radica, según Cippec, en “el congelamiento de las tarifas y la consecuente necesidad de compensar a las empresas prestatarias para cubrir sus costos operativos”.

Mientras tanto, en el transporte automotor, los subsidios por pasajero crecieron 30 veces en sólo ocho años. Tal es así que el subsidio por pasajero saltó de $ 30 a $ 939 en pesos constantes de 2004, es decir, creció en términos reales 30 veces en sólo ocho años.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la recaudación por tarifas no pudo levantar cabeza, por lo que cayó del 93 por ciento al 23 en 8 años. Mientas que, como contrapartida, los subsidios, que sólo representaban en 2002 el 7 por ciento de los ingresos de las empresas prestatarias, en 2010 alcanzaron el 77 por ciento.

¿El SUBE como aliado? La iniciativa que impulsó el Gobierno nacional tiene por objetivo, según explicaron distintos funcionarios en reiteradas ocasiones, como una forma de conocer quiénes necesitan de un pasaje a menor costo y quiénes pueden llegar a afrontar una suba. Sin embargo, desde Cippec aseguran que el alcance de la tarjeta es “limitado”.

“Estos objetivos difí cilmente se logren en un corto plazo, más aún considerando que el
SUBE no funciona aún en toda la red de transporte público en el AMBA. Según los
últimos datos disponibles para diciembre de 2011, solo el 40 por ciento de los viajes del AMBA se abonaron con el SUBE”, destacó el informe, y subrayó que, además, su alcance no es homogéneo en todos los medios de transporte, ya que mientras que en el subte el 60 por ciento de los viajes se paga con la tarjeta, en los colectivos sólo se abona un 33 por ciento y en los trenes, un 10 por ciento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos