Rigen las nuevas trabas a las importaciones

Rigen las nuevas trabas a las importaciones

Se trata de unos 600 bienes que entran bajo el régimen de licencias. Según el Gobierno, se aplicarán sobre sectores en los que el país “está en condiciones de satisfacer la demanda local”. 09 de Marzo 2011

Desde hoy, unos 600 productos contarán con la protección contra importaciones que le brindarán las licencias no automáticas dispuestas por el Ministerio de Industria. De este modo, entra en vigencia la resolución 45 que contempla mecanismos de excepción para determinados insumos directos, lo que, según indicó Industria “garantiza el normal abastecimiento de la  producción nacional”.

La resolución 45 incluyó una serie de productos como metalúrgicos, electrónicos de consumo, hilados y tejidos, autos de alta gama, moldes y matrices, vidrio, bicicletas y partes de bicicletas, entre otros, que tendrán LNA. Según la cartera de Industria, “con las LNA el Estado monitorea el ingreso de productos importados y detecta los que puedan implicar competencia desleal a los de fabricación nacional, así como aquellos productos con los que se pueda iniciar un proceso de producción nacional para la sustitución de importaciones”. El gobierno asegura que gracias a las medidas la industria argentina pudo mantener un millón de puestos de trabajo y crear 100.000 durante 2008 y 2010.

Además, la resolución 45 tiene una nueva resolución complementaria que permitirá anexar 12 nuevas posiciones de automotriz y metalmecánica que podrán ingresar al país tramitando el mecanismo de excepción. Esa nueva medida surgió del diálogo que generó el Ministerio de Industria y el secretario de Industria Eduardo Bianchi con los sectores involucrados de modo que evitar inconvenientes en desarrollo de la industria nacional. La resolución contempla mecanismos de excepción para los productos que son insumos directos, lo que asegura el normal abastecimiento de la producción nacional, como por ejemplo algunas autopartes, metalmecánica, notebooks, netbooks y celulares, textiles, juguetes y bienes de capital.

En el caso de la industria automotriz, para garantizar el normal abastecimiento de la producción local está contemplado el mecanismo de excepción para importar aquellas piezas que no pueden sustituirse localmente, y rige tanto para terminales como para autopartistas. En el caso de los repuestos para reposición (no piezas para el armado sino destinadas a arreglos), la Argentina busca un fuerte proceso de sustitución de importaciones, desarrollando e incentivando mayor producción local.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos