Revés judicial para Bunge: le trabaron un embargo por $ 250 millones

Revés judicial para Bunge: le trabaron un embargo por $ 250 millones

La decisión fue tomada por la justicia en el marco de la causa que investiga maniobras ilegales en la exportación de granos hacia Uruguay. 31 de Mayo 2012
La Justicia Federal rechazó la medida cautelar presentada por la cerealera Bunge en la causa en la que se la acusa de realizar una triangulación nociva de exportaciones para evadir más de $ 435 millones, y le trabó embargo preventivo e inhibición general de bienes a la compañía por $ 250 millones.

Así lo informó hoy la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que, a través de un comunicado de prensa, indicó que "la Justicia Federal de Villa María rechazó la medida cautelar presentada por Bunge Argentina S.A. y trabó embargo preventivo e inhibición general de bienes de la compañía por $ 250 millones, en la causa en la que se investiga la evasión de más de $ 435 millones a través de triangulaciones nocivas de exportación vía Uruguay en 2006 y 2007".

"Tras la decisión judicial, la empresa multinacional continuará suspendida del Registro Fiscal de Operadores de Granos, medida que había sido tomada por la AFIP al descubrir las maniobras irregulares de la firma de origen holandés" y denunciada ante la Justicia, señala el comunicado

La información del organismo recaudador indica que "los inspectores de la AFIP descubrieron que en 2006 y 2007, la multinacional valuó sus operaciones de exportación a precio pactado con el intermediario internacional, ubicado en Uruguay, en lugar de utilizar el valor de cotización en el mercado transparente del día de la carga de la mercadería".  

"Al realizar esas maniobras no se cumplió con las disposiciones contenidas en la Ley de Impuesto a las Ganancias", advierte el comunicado que, por otra parte, indica que "las operaciones de triangulación "nociva" se producen cuando el exportador argentino envía el cereal (o cualquier otro producto) directamente al comprador en el extranjero, pero la facturación la realiza de la Argentina a un intermediario que se encuentra en un tercer país (en este caso Uruguay) y luego este intermediario factura la venta al comprador en el extranjero".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos