Retener a los talentos

Retener a los talentos

Por Cristina Mejías, Coacher de Carrera 11 de Octubre 2011

En el contexto mundial actual - donde se atraviesa un grave conflicto de desocupación laboral – es inédito que uno alerte sobre la necesidad de retener a los talentos. Pero es una realidad, una necesidad para todas las empresas, y por motivos muy claros: hoy es muy escaso el talento gerencial y profesional que se encuentra en el mercado. Cuando hablo de este tema, siempre recuerdo la frase del especialista austríaco Peter Drucker: “Cuanto más grande sea la economía mundial, tanto más poderosos serán los pequeños actores”. Esos actores son muchas veces la mano a la que un gerente acude, la opinión que siempre es consultada por los dueños de una empresa y demandan estrategias eficaces para conservarlos y que otra compañía no los lleve, en la mayoría de los casos, ofreciendo mejores condiciones y salario. Por empezar, sepamos qué son los talentos y cómo identificarlos. Podemos definirlos como aquellas unidades productivas esenciales e imprescindibles para el éxito total en cualquier nivel de la organización. Una vez que el empresario o el gerente identifica aquellas personas a las que no quiere perder, es necesario que tenga en cuenta algo básico: que ellos lo sepan. Es fundamental hacerle saber a la gente que nosotros los vemos como talentos, que son claves para el espacio en el que se desempeñan. No hay que darlo por sentado, sino ponerlo en palabras, que estén al tanto de lo importantes que son. Una vez dado este paso, se pueden utilizar algunas herramientas para lograr retener a los talentos: la capacitación y la provisión de conocimientos específicos que le sirvan no sólo para su trabajo actual, sino para su vida en general, así como la oferta de oportunidades de desarrollo y compromiso profesional. También, generar para cada uno de ellos un plan de compensaciones ligado a sus resultados; flexibilizar la cultura de la empresa – lo cual hoy se traduce muchas veces en flexibilizar los horarios y las actividades - e imaginar distintas oportunidades dentro de la organización. A todo esto tenemos que agregar, claro, que las remuneraciones sean competitivas dentro del mercado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos