Qué quieren los CIOs para 2011

Qué quieren los CIOs para 2011

Ahora, el número uno de tecnología es un jugador estratégico dentro de las empresas y se sienta en la mesa del directorio. Las tecnologías que buscará en 2011 y las que, de a poco, deja de lado. 28 de Diciembre 2010

En el mundo de la tecnología, por lo menos, la crisis parece haber quedado atrás. Lejos de los temores de un rebote en W, uno de los emblemas del economista Nouriel Roubini -aquel que predijo la crisis en Estados Unidos cuando pocos se la veían venir-, la V tiene una supremacía clara en este sector. Por lo menos así los aseguran los principales consultores y players de la tecnología, al cierre de un 2010 que vio un renacer de inversiones y espera, para 2011, que se desarrollen nuevas tecnologías y, quizá, se cumplan viejas promesas de aquellas que, todavía, no lograron disparar o consolidarse. “Globalmente, hay una gran diferencia entre Europa, que está quizá un poco decreciente o plana; los Estados Unidos, ligeramente positivo; y América latina, en crecimiento pero con variaciones, con Brasil con un crecimiento brutal”, sintetiza Edgardo Juri, gerente General de Technology Value Partners, representante de Gartner para la región.

Para la bajada local, José María Louzao, presidente de G&L Group, cuenta que se vieron desarrollos en plataforma abierta, sobre todo en retail y consumo masivo, y la instalación del uso de la tecnología en la publicidad, redes sociales y otros medios, con el objetivo de instalarlas en las conductas del consumidor. A tono, desde IBM Argentina, Roberto Cruz, director de Negocios de la Big Blue, asegura que se dio un crecimiento en la contratación de servicios y la compra de hardware y software, apalancado en el mayor acceso a compras financiadas.

Dentro de la misma línea está Reinhart Molter, socio a cargo de la práctica de IT de PwC. Entre las áreas que recibieron más inversiones, nombra CRM o atención al cliente, Business Intelligence (BI) y proyectos tradicionales de ERP, sobre todo en empresas con alto crecimiento que modernizaron sus sistemas. Así, para 2011, Juan Manuel González, ejecutivo Senior responsable de la práctica de Technology Consulting para Sudamérica Hispana de Accenture, espera que “continúen mejorando los niveles de inversión en IT, con las empresas priorizando las iniciativas que tengan un claro retorno de la inversión”.

A la hora de analizar el papel del CIO en el futuro próximo, Juri, de Gartner, sentencia: “En su mentalidad quisiera seguir haciendo las cosas como antes, pero no puede”. Según datos de la consultora de una reciente encuesta global a 1.400 ejecutivos sobre cómo perciben el rol del CIO en 2013, la respuesta es que los principales desafíos serán crear nuevos productos y servicios, mejorar procesos y atraer nuevos negocios. Claramente, un rol diferente al típico “facilitador” de tecnología que, desde hace unos años, ya viene diluyéndose. En IBM perciben el mismo cambio, ya que, según Cruz, “el CIO puede plantear iniciativas de negocios, a partir de lo que sabe de tecnología, además de que se espera que fomente la colaboración dentro de la empresa y con clientes”. Por ello, según Molter, incluso las siglas de su puesto cambian: de chief information officer pasa a ser chief innovation officer. “Es el único que conoce el proceso de punta a punta y debe asumir el rol de cómo aprovechar las nuevas tecnologías para mejorar ese proceso. Tiene un desafío muy importante en cómo hacer el salto cualitativo del rol”, anticipa.

Desde las empresas del sector, la visión es similar. Por caso, Diana Ezra, directora de IT de Nextel Argentina, explica que, cada vez más, el rol del CIO es pensar responsablemente en la innovación tecnológica, que será exitosa en la medida en esté considerada en función del negocio. Por su parte, Esteban Galuzzi, gerente General de Intel Cono Sur, dice que los CIOs, hoy, están dedicados a consolidar proyectos tecnológicos que buscan generar la mejor plataforma para sostener el trabajo de las empresas y crear nuevas posibilidades de negocio. “Los veremos abocados a un trabajo fuerte e inteligente sobre la virtualización y la renovación de equipos que apuntalen a una mayor eficiencia en los costos y la energía, posicionándose como aliados estratégicos de CFO y CEOs”, aporta. Para él, cloud computing seguirá siendo un tema central, al igual que la seguridad. Dentro de esa línea, Jorge Amadeo, director de IT de Monsanto Latinoamérica Sur, resalta el desafío de atraer y retener los talentos, una asignatura pendiente. “La agenda estará centrada también en la fluctuación salarial, negociación con los proveedores y la búsqueda de sinergias regionales y centralización de servicios”, aporta.

A la hora de analizar las tecnologías que brillaron en 2010 y las que se expandirán y consolidarán en 2011, los términos en boca de los entrevistados son recurrentes, como virtualización, cloud computing y movilidad. Raúl Bauer, al frente de Trends, destaca además el crecimiento de los aplicativos tradicionales. “Si bien todo el mundo supone que el ERP es algo saturado, la realidad es que se sigue invirtiendo, sobre todo porque las empresas más chicas no lo tienen y porque las más grandes siempre agregan módulos nuevos”, explica. Cruz coincide con que bajará en cascada hacia firmas de menor tamaño: “El mercado parecía saturado. Pero, cada vez más, las pymes piensan en el ERP para ordenarse, integrar y lograr un mayor nivel de calidad”.

Galuzzi coincide con que la virtualización seguirá presente y se verá, en este caso, trabajo sobre ella por parte de las empresas de hardware y software para que esté más consolidada y sea de acceso más amplio. “Cloud computing se afirmará a partir de una sinergia entre empresas proveedoras, que planteen una nube simple para el cliente y conveniente para el usuario”, anticipa el ejecutivo de Intel, que suma, también, el incremento del uso de dispositivos de almacenamiento de estado sólido, “con mayor confiabilidad, velocidad y menos consumo de energía”.

La movilidad, si bien ya está instalada, seguirá avanzando, especialmente con el poder trabajar desde cualquier lado, gracias a las notebooks, smartphones y, desde el año pasado, las tablets. “Aumentará la disponibilidad de tecnologías que aprovechan la movilidad para darle más poder a la persona que está haciendo su tarea”, sentencia Juri. Por su parte, Eduardo Sterverlynck, CIO de SAP Argentina, explica que se está empezando a revolucionar la industria del software de gestión con la movilidad: “La gestión de información y el manejo de procesos desde smartphones o tablets se está volviendo una demanda cada vez mayor por parte de los CEOs y CIOs”.

Aprovechar la Web 2.0
Con respecto a una de las promesas recurrentes, BI, Bauer admite: “Venimos escuchando que éste será el año, pero, finalmente, puede llegar, porque aparecen propuestas más económicas y accesibles para empresas que no quieren invertir tanto”. Cruz, de IBM, destaca la importancia de cómo, a partir de un buen análisis de la información del negocio, se puede tomar una visión macro y, previo a tomar acciones, simular el impacto que van a tener. “Va a ser foco el análisis de optimización del negocio, a partir de un mejor uso de la información”, complementa.

En Monsanto, por caso, Amadeo anticipa que expandirá el departamento de offshoring, integrará el negocio al entorno SAP, sumará factura electrónica, fortalecerá la plataforma de información, expandirá la implementación de telefonía IP y hará un upgrade del sistema de videoconferencia. Desde Nextel, Ezra aporta que la consolidación del soporte y la operación en centros de excelencia, la reducción de los costos y la correcta medición de los acuerdos de servicio son los principales puntos de la agenda. “También la profundización del modelo de desarrollo a través de procesos BPM, integración de servicios y datos derivados de un diseño global”, añade.

Hacia un nuevo modelo
A modo de resumen, González, de Accenture, enumera: “Tecnologías relacionadas con Internet Computing (virtualización, cloud, SaaS), aplicaciones de negocios sobre dispositivos móviles, “Analytics” y soluciones de colaboración unificada integrada con redes sociales para el uso corporativo”. Justamente, cada vez más, las empresas buscan capitalizar el auge de la Web 2.0. “Todavía hay disparidad en el aprovechamiento real de la tecnología. Todos corren por detrás y hacen experimentos, pero no hay una experiencia de cómo monetizar el colectivo social", apunta Juri sobre el avance de los desarrollos relacionados con las redes sociales y el universo de la Web 2.0.

Como ejemplo, desde MercadoLibre, Daniel Rabinovich, VP de Product Development de la compañía, cuenta que está desacoplando su base de datos monolítica. Así, con una base de datos muy grande, que conglomera todas las aplicaciones, están en un proceso de cambio, “partiéndola en muchas bases”, dice. De esta manera, nadie puede consultarla directamente, sino que es a través de una API al estilo de Facebook. “Queremos un ecosistema que incorpore desarrolladores de aplicaciones. Por ejemplo, alguien que quiera hacer Mercado Libre para Android. Tendremos un programa afiliado que permitirá que cobren parte de las aplicaciones que hagan", avanza el ejecutivo. Y completa: "Venimos de 10 años de sitios cerrados. Ahora, tenemos que pensar que todo lo que hacemos es para nosotros y para cualquiera. Toda la vida pensábamos que el código fuente era el mejor activo, y una parte lo es, pero no toda, de ahí el avance del open source. No va más ser un control freak".

Con respecto a la paradoja de que, a veces, se anticipa la aplicación de tecnologías que no se cumplen - BI o cloud-, Cruz, de IBM, opina: “Es una tendencia, pero hay que ser cautos con el cómo camina. Como concepto, se habla de recibir servicios de tecnología al margen de dónde esté la infraestructura, con un esquema flexible, de autoprovisionamiento. El primer paso es que la estructura esté virtualizada. Pero va a ir madurando”. Bauer, de Trends, cree que las aplicaciones de CRM y BI vienen un poco demoradas, aunque BPM sí logró despertar interés.

Louzao, de G&L, apunta que los proyectos con sus clientes se enfocan en profundizar el diálogo con los hipotéticos compradores. “Se viene el escritorio virtual -dispara-. La computadora va a desaparecer, la transición va a ser el iPad y, en determinado momento, el celular. Es un cambio de paradigma, como un banco que piensa hacer un primer test con 1.400 iPads para trabajar. Es clave que los sistemas se enriquezcan por el uso compartido de muchas personas”.

Amadeo, de Monsanto, concluye: “No hablaría de soluciones que quedaron atrás, sino de soluciones integradas. Lo que buscamos en las aplicaciones es tener un estrecho relacionamiento e integración con el ERP, el CRM y las herramientas de BI. Lleva tiempo y es costoso, pero vamos hacia el mundo ideal de tener una única solución”.

A futuro...
En 2013, el 80% de los negocios apoyará la fuerza de trabajo usando tablets. 
En 2014, el 90% de las organizaciones apoyará el uso de aplicaciones corporativas en los aparatos personales. 
En 2014, los consumidores jóvenes accederán al contenido y a las redes sociales
principalmente desde aparatos móviles conectados. 
En 2015, la infraestructura crítica de una nación del G20 será interrumpida y dañada por el sabotaje online. 
En 2015, las compañías generarán el 50% de sus ventas web, a través de su presencia en redes sociales y aplicaciones móviles. Es que, en 2013, la instalación combinada de smartphones y teléfonos equipados con navegadores extendidos sumará 1.820 millones de unidades. 
En 2015, los procesos sociales apoyados en Internet influenciarán por lo menos el 80% del gasto discrecional de los consumidores.

Fuente: Gartner.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos