Qué callan los surtidores

Qué callan los surtidores

La denuncia del Gobierno contra las cinco principales petroleras disparó una serie de interrogantes acerca del mundo de los combustibles. 17 de Enero 2012

La denuncia del Gobierno nacional contra las cinco principales petroleras abrió un mundo de preguntas al respecto. ¿Cómo funciona el mundo de los combustibles? ¿Cómo se fijan los precios? ¿Esta fue una medida política?   

Apertura.com consultó a Emilio Apud, ex Secretario de Energía y Minería de la Nación, y a Horacio Lazarte, economista de la consultora Abeceb.com para poder entender más sobre la denuncia.

Apud señala que en la Argentina existe un problema energético en todo sentido. “Este problema de energia comenzó en 2002. Ahí había reservas de gas para 15 años. Había conseciones de gas y electricidad que tenian los precios más bajos a nivel mundial, pese a que con esa tarifa se cubría toda la inversion”, destaca, pero aclara: “Con una política de mantener congeladas las tarifas, la diferencia entre el precio real y el congelado lo tuvo que pagar el Estado”. Y, sumado a esto, agrega que la Argentina importará US$ 10 mil millones en productos energéticos este año. “Lo cierto es que el Gobierno no tiene más dinero para afrontar esta corriente importadora del sector energético”.

Por su parte, Lazarte explica: “Las petroleras tuvieron una época difícil, entre ellas se encuentra que los precios internos del crudo están disociado de los internacionales. A partir de las retenciones móviles a las exportaciones del crudo se plancha el precio del barril del crudo y se abre la brecha entre el precio internacional y el interno. Y el precio local siguió constante”. Mientras que, en el tema precios, Apud sostiene que entre el 45 y el 50 por ciento del precio va para el Estado, por eso critica que desde el Gobierno no se bajen los impuestos para el sector.
“Generalmente las petroleras tienen el precio asociado al precio internacional. Por eso los equipos de exploración están atados a los costos”, completa Lazarte.

¿Posición dominante? Las palabras, pronunciadas por el presidente en ejercicio, Amado Boudou, por el ministro de Planificación, Julio De Vido, y por el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, hicieron referencia a este término económico, que apunta a cuando una parte sustancial del mercado está bastante concentrada respecto al resto. Las cinco empresas denunciadas por el Gobierno tienen, de acuerdo con Lazarte, una posición dominante, ya que concentran el 95 por ciento de la demanda de gasoil y el 97 por ciento de nafta.

Entredichos. “Primero hay que demostrar que están las diferencias. En Shell salieron a decir que no es cierto, y que actualmente está más bajo el granel que la minorista. La diferncia puede ser de 6 u 8 por ciento, pero no del 30 como dijo De Vido”, destaca Apud, quien plantea: “Supongamos que fuera cierto y que hay una diferencia del 30 por ciento, no nos olvidemos que el precio de los combustibles es libre y que no está regulado. Uno puede poner la nafta a $ 10. Sólo lo limita el mercado”.
Mientras tanto, el ex secretario no puede dejar de ver en la conferencia de prensa una suerte de tinte político en relación con la quita de subsidios que se dieron en los últimos meses. “Creo que es mayoritariamente una cortina de humo para el ajuste que se viene. Están viendo el impacto que van a tener las medidas y empiezan con medidas dignas de aplausos”, comenta y destaca que el Gobierno nacional subsidia ¾ partes del combustible.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos