Puerto Madero ya tiene su driving range

Puerto Madero ya tiene su driving range

Tanto para los amantes del golf que deseen perfeccionar su práctica como para aquellos que quieran iniciarse, nace una opción única en Argentina. Un lugar al aire libre con redes que permiten aprovechar el espacio, un lugar exclusivo y privilegiado. 16 de Abril 2010

Un nuevo concepto en golf llega a la Argentina. Más precisamente a la ciudad de Buenos Aires. Allí, a minutos del centro neurálgico de las finanzas y los negocios, en el elegante Dique 1 de Puerto Madero, la firma desarrolladora Fernández Prieto y Asociados, instaló un espacio de recreación, entrenamiento y perfeccionamiento para los amantes del golf.

Se trata del primer driving range urbano que sigue la tendencia de lo que ocurre en urbes como Hong Kong, Tokio, Nueva York y Los Ángeles. Con una inversión aproximada de u$s 500 mil, el lugar -ubicado frente al Casino de Puerto Madero- ofrece un lugar de tiro de tres metros libres de alto y 90 metros de fondo con césped natural con sistema de riego automático por aspersión. Es al aire libre pero cerrado. ¿Cómo? Es que este novedoso espacio replica el sistema norteamericano de redes que se instalan para contener el sector de driving y frenar el impacto de la pelota. Es ideal para espacios reducidos y para disfrutar del deporte sin tener que recorrer grandes distancias que requieren de un tiempo que, en la actualidad, pocos ejecutivos poseen.

“El emprendimiento pretende ser un centro de reunión de golfistas empresarios, convirtiéndose en un espacio corporativo, donde además de relajarse y practicar, tengan eventos distintivos orientados a crear relaciones empresariales”, comentó Rodrigo Fernández Prieto, uno de los responsables del proyecto.

Así, dispensar unas horas del día no implica un problema sino un recreo para amenizar la jornada. Durante el primer mes, se ofrece un precio promocional de apertura: el balde de 50 pelotas tiene una tarifa de $25 (luego ascenderá a $30) y el de 100 pelotas, $40 (luego de $ 50). En total son 26 las gateras del novedoso driving, aunque dos están cerradas para uso exclusivo de un banco privado. Es que ese es uno de los contratos que se pueden pactar con Driving Urbano.

También se prevé cartelera y auspicios en las redes, gateras y demás sectores del lugar.

Driving Urbano está equipado con un restaurante-bar, Pro-Shop, estacionamiento y hasta lavadero de autos. Las gateras se destacan por contar, todas, con tecnología de fitting que es un lujo especialmente para los jugadores de nivel intermedio y avanzado dado que, a partir de un radar logra medir distancia en yardas y velocidad de la pelota. De esta manera es posible realizar un seguimiento de cada performance y hasta organizar competiciones. De hecho está prevista la realización de torneos de long drive (con presencia de jugadores profesionales) entre otros juegos de habilidad. Además, quienes lo deseen podrán conectar el aparato de fitting a su notebook o netbook para trasladar la información a su computadora personal y compararla con el desempeño que tenga en otras jornadas de práctica.

Según explicó a Clase Ejecutiva Bárbara Barcellona, una de las socias del emprendimiento, tendrán lugar en Driving Urbano eventos empresariales, torneos y hasta clínicas de golf para clientes vips de empresas que así lo soliciten. Mario Crisci estará a cargo de las clases y de la filmación de cada una de ellas para que cada jugador pueda llevarse, al final de la práctica, el video de su clase. Esto será sólo para las clínicas. Pero la posibilidad de tomar clases es para todos aquellos que así lo deseen. Para ello hay una decena de profesores con quienes se podrá agendar horarios, aunque también existe la posibilidad de acercarse hasta el lugar sin cita previa. La primera clase tendrá un costo de $ 80 y las sucesivas dependerá de los honorarios dependerá de cada profesor; pero se estima que oscilarán entre $ 100 y $ 120 la hora. Otra opción es llevar profesor propio.

Por otro lado, para los amateurs o para quienes todavía no hayan practicado este deporte, Driving Urbano creará una escuela con tres clases iniciales. Es que esa es la manera de aprender las técnicas y reglas básicas del golf y reconocer si es un deporte en el que se desea incursionar. Otra ventaja, sobre todo beneficiosa para este tipo de público, reside en que están disponibles palos para aquellos que aún no poseen los propios o no los hayan llevado. Es que se espera que el mayor flujo de jugadores sean empresarios que, probablemente, no quieran cargar con su bolsa de golf. Así, drivers maderas, híbrido y hierros de última generación, de la marca Calloway, están listos para ser prestados a quienes así lo requieran. El único palo que no está disponible es el 9 dado es utilizado para tiros cortos y altos, opción que no es adecuada para este tipo de drivings. Así, tal como indica Barcellona, “rompimos con el mito de que es caro iniciarse”.

Por otro lado, en alrededor de un mes quedará instalado el putting green. Y aún quedan por invertir unos u$s 100 mil para acabar con la puesta a punto de las instalaciones y hacer un trabajo más exhaustivo ligada a la decoración y el paisajismo.

Más información: www.drivingurbano.com
Horarios:
Lunes de 12 a 22
Martes a viernes de 8 a 22
Sábado y domingo de 9 a 20
Dirección: Av. Elvira Rawson de Dellepiane 340



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos