Programas cortos e in company, las estrellas

La oferta creció en variedad de formatos y temáticas. Especializaciones en sectores de alto crecimiento como agribusiness, real estate, turismo e IT, entre los más pedidos. Aquí un panorama de lo que hay y lo que viene. 04 de Noviembre 2011
El año 2011 ha sido un buen año para la capacitación ejecutiva y la mayoría de las escuelas de negocios prevé una situación similar para 2012. “Este año, la actividad está creciendo un 40% respecto del 2010. No fuimos afectados por la crisis global, aunque no descartamos que esto pueda ocurrir”, dice Gabriel Aramouni, director del Centro de Educación Empresaria de la Universidad de San Andrés (CEE UDESA).

En esta institución, los programas in company más demandados fueron los de formación de mandos gerenciales y medios, para alcanzar una visión integral del negocio; los vinculados con la alta gerencia y dirección, en temas de planeamiento estratégico y proyección de escenarios de negocios; y los vinculados con el desarrollo de competencias en materia de liderazgo. En cuanto a los programas abiertos, entre los más convocantes estuvieron el “Programa Gerencial de Negocios”, destinados a gerentes medios, los programas de innovación, de gestión de agronegocios y de real estate.

“Las áreas temáticas son muy diversas y abarcan los principales campos del management: desde temas de estrategia hasta cuestiones vinculadas con las áreas funcionales de recursos humanos”, enumera Aramouni.

Las novedades para 2012 incluyen un programa junto a la escuela de negocios IMD de Suiza, denominado “Orchestrating Winning Performance”, que incluye sesiones en Buenos Aires y una semana intensiva en Lausanne (Suiza). Además, se lanzarán nuevos programas de innovación, toma de decisiones, energías renovables y RSE. Todos los programas son presenciales y se cursan con distintas modalidades: jornadas completas, semanas intensivas, o jornadas semanales cada dos o tres semanas. Los costos de los programas varían. En los in company el 100% de los costos es pagado por las empresas. “En los abiertos, el 85% es pagado por las empresas y el 15% por profesionales o ejecutivos en forma personal”, señala Aramouni y destaca que “los subsidios otorgados por la Sepyme (Programa de Crédito Fiscal para Capacitación) impulsaron una mayor participación de dueños, directivos y ejecutivos de pymes en los programas abiertos”.

Formación continua
En IDEA, el balance arroja “un año de bastante incertidumbre y un corrimiento de la demanda de programas hacia la segunda mitad del año, luego de las Primarias del 14 de agosto”, tal como apunta Guillermo Grünwaldt, director de la escuela de negocios. En 2011, las temáticas más pedidas, de acuerdo a encuestas realizadas durante el foro IDEA, se vincularon con finanzas, contabilidad, control de gestión, marketing, comunicación, ventas, negociación, liderazgo, desarrollo y gestión de las personas. Este año se lanzó también un programa de formación gerencial en Recursos Humanos, diseñado junto con la Asociación de Recursos Humanos de la Argentina (ADRHA), que volverá a dictarse en 2012. Asimismo, el año entrante se lanzará un programa dirigido a las nuevas generaciones de ejecutivos, “Dirigentes Empresariales 2020”. En relación a los costos, estos, en su gran mayoría, son asumidos por las empresas y sufrirán una “actualización de acuerdo a las estimaciones inflacionarias”.

En tanto, los programas del IUEAN (Instituto Universitario Escuela Argentina de Negocios) crecieron y Alberto Kañevsky, rector de la institución, estima que, en 2012, la tendencia se mantendrá. “Las personas y las empresas, cada vez más, tienen conciencia de que ante la crisis, es necesario invertir en formación”, destaca, y recuerda “el impulso que se ha dado a la capacitación empresaria a través del crédito fiscal de la Sepyme”. Entre los programas más pedidos este año, se destacan el de gestión de proyectos y el de desarrollo gerencial. Para 2012, se lanzará otro en redes sociales y marketing 2.0.

En cuanto a la UADE, la actividad vinculada a programas ejecutivos fue alta en 2011 y continuará su crecimiento en 2012, ya que “las empresas están asumiendo la capacitación como una inversión necesaria y no como un costo”, indica Juan Cruz Losada, director de la UADE Business School. La institución apuesta a una diversificación también geográfica. Para ello, han armado programas con el Instituto Tecnológico de Olavarría y están próximos a lanzar una sede para grado y posgrado en Pinamar, orientada especialmente a gestión de empresas turísticas.

Nuevos negocios
El impacto de Internet y las nuevas tecnologías en los negocios obliga a los ejecutivos a capacitarse en el aprovechamiento de las nuevas herramientas digitales. “Entre los programas de mayor crecimiento están el de community management y marketing digital”, comenta Gabriel Foglia, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo. En el caso de los community managers, se trata de una función que, en un principio, se pensaba para perfiles juniors. Sin embargo, las empresas están notando que esta función requiere una buena formación en comunicación corporativa y, además, conocer muy bien a la compañía y su negocio. Por este motivo, están creando posiciones gerenciales, impulsando también la demanda de capacitación.

La crisis global, los instrumentos financieros cada vez más sofisticados y el auge de las industrias culturales como negocio también impulsan la necesidad de contar con profesionales especializados. Desde la Facultad de Económicas de la UBA, se incrementaron las propuestas que atienden a estos requerimientos, como la especialización en “Administración del Acervo Cultural del Tango”, a la que se sumarán en 2012 otros cursos vinculados al mundo financiero como “Gestión integral del Riesgo” e “Instrumentos financieros derivados”.

Tendencias futuras
Una tendencia que se advierte, desde hace unos años, es la necesidad de las grandes compañías de formar a su cadena de valor, extendiendo el beneficio de desarrollar programas a medida para sus socios de negocios: proveedores, clientes, distribuidores, agentes. Asimismo, se observa una creciente demanda de programas consorciados, en los que una entidad central convoca a sus socios para desarrollar una experiencia de aprendizaje conjunta. En esa línea, el Centro de Educación Empresaria de la UDESA viene trabajando con AACREA (Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola) y, próximamente, con la Unión Industrial de Córdoba.

En suma, la educación ejecutiva en la Argentina tiene por delante un horizonte de crecimiento sostenido y de nuevas oportunidades de desarrollo, aunque para ello deberá reinventarse al ritmo de las organizaciones y depurar la sobreoferta de propuestas obsoletas. La clave es agregar mayor valor, construir colectivamente conocimiento y generar buenos rendimientos de la inversión
.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos