Por qué el petróleo podría llegar a los US$ 100 por barril

El debilitamiento del dólar podría disparar un crecimiento firme en el precio del crudo, llevándolo a US$ 100 durante el año que viene. 24 de Noviembre 2010

Por Mark Shenk and Grant Smith

Los precios del petróleo rondaron los US$ 78 por barril la mayor parte del año, provocando mucho menos alboroto que otros commodities, incluyendo cobre, oro y algodón, los que registraron alzas record. El crecimiento económico global no viene siendo lo suficientemente brillante como para disparar sustancialmente la demanda de petróleo, los inventarios de los Estados Unidos son abundantes y los saudíes vienen extrayendo lo suficiente como para garantizar un suministro más que suficiente.

Pero ahora el mercado petrolero podría estar cerca de un cambio. JPMorgan Chase y Bank of America Merrill Lynch, predicen que el crudo podría superar los US$ 100 el año que viene mientras los bancos centrales inyectan efectivo en sus economías para revivir el crecimiento. La decisión de la Reserva Federal de comprar US$ 600.000 millones de bonos del Tesoro hasta ahora en manos de bancos comerciales debería bajar las tasas de interés de los Estados Unidos y debilitar aun más el dólar. Y así, los inversores podrían volcarse cada vez más al petróleo y otros commodities para obtener un retorno decente.

Las acciones de la Reserva Federal “probablemente empujen los precios hacia arriba”, dice Antoine M. Halff, al frente de investigación de energía en Newedge USA en New York y ex administrador principal de la Agencia Internacional de Energía. “Los últimos años mostraron que, cuanta más plata barata hay en el sistema, más fluye a los commodities, y en particular a la energía”. Desde comienzos de septiembre, los precios del petróleo crecieron 17 por ciento, hasta los recientes US$ 86,96.

Los analistas del sector también están buscando signos de la OPEP que muestren sus intenciones. Los miembros de la agrupación podrían salir a buscar un precio más alto ya que la depreciación del dólar erosiona la ganancia de sus exportaciones en esa moneda. El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali Al-Naimi, dijo en Singapur el 1° de noviembre que un rango de entre US$ 70 y US$ 90 por cada barril debería ser satisfactorio para los consumidores. El reinado previamente había indicado un target de US$ 75. “Al-Naimi habló del rango de US$ 70-US$ 90 por primera vez”, dice Francisco Blanch, al frente de la investigación global de commodities en American Merrill Lynch Global Research en New York. “El próximo umbral es US$ 90 si Al-Naimi dice que no pondrán más petróleo en el mercado a menos que lleguen a ese nivel”. Luego, sin embargo, el secretario General de la OPEP dijo que el grupo estaba satisfecho con un precio de entre US$ 70 a US$ 85.

David Greely, al frente de la unidad de investigación de Energía en Goldman Sachs en New York, dice que el crecimiento en los mercados emergentes ayudará a reducir las reservas del petróleo crudo en 2011. La IEA –basada en París- anticipa que la demanda global de petróleo subirá de 86,9 barriles diarios este año a 88,2 millones en 2011. Los fondos de inversión y otros grandes especuladores están entrando en juego: aumentaron sus apuestas en la suba de los precios del crudo a fines de octubre, según la Commodity Futures Trading Commission.

Todavía hay escépticos que no creen en un barril de petróleo de US$ 100, como Sarah A. Emerson, managing director de Energy Security Analysis en Wakefield, Massachusetts. La analista sñala que hay crudo suficiente para satisfacer la demanda mundial sin estimular un ascenso dramático en los precios. “Este es un mercado bien abastecido y eso no cambiará en el corto plazo”, dice Emerson. “Al final del día, los fundamentals importan”.

The bottom line. Luego de varios años de inactividad, los precios del petróleo están creciendo. Algunos analistas proyectan valores de US$ 100 por barril para el año que viene.

Mark Shenk y Smith son periodistas de Bloomberg News.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos