Partidos políticos: una carrera contrarreloj para llegar a 2011

Partidos políticos: una carrera contrarreloj para llegar a 2011

A un año de las primarias abiertas y obligatorias, los partidos políticos aceleran la estrategia para cumplir con los nuevos requisitos legales. De los 30 partidos nacionales inscriptos, sólo la mitad tiene confirmada la personería que le permite oficializar candidatos para las presidenciales. Cuáles están trabajando para completar los pisos de afiliaciones que pide la nueva ley. 27 de Agosto 2010

La reforma de la ley de Partidos Políticos y el Código Nacional Electoral impusieron nuevas obligaciones y requisitos a las fuerzas que tienen la intención de postularse en comicios nacionales. Para ser reconocido como partido de orden nacional, una fuerza política debe acreditar la afiliación efectiva del 4 por mil de los ciudadanos que figuran en el padrón electoral en, por lo menos, cinco provincias. Antes de la modificación de la Ley 26.571, alcanzaba sólo con las adhesiones. La diferencia es sustancial. Los partidos chicos o nuevos impulsaban campañas de "adhesión" que le permitían a un ciudadano acompañar la creación de una nueva fuerza sin necesidad de afiliarse a ella. Ahora, el compromiso debe ser total. Además, deben haber superado el 2% de los votos en las dos últimas elecciones en las que se presentaron, adecuar sus cartas orgánicas para admitir las internas abiertas -a realizarse el 14 de agosto próximo- y en ellas, que sus candidatos sean votados por lo menos, por el 1,5 % de los electores.

La cuenta regresiva comenzó a correr en febrero cuando se abrió el registro de afiliaciones de los partidos políticos bajo la nueva legislación, y se enviaron las notificaciones a los partidos nacionales para que comunicaran la situación. Hasta el último registro, sólo 16 de las 30 fuerzas registradas está en regla según el detalle al que accedió WE. Y el resto tiene un plazo variable entre septiembre y octubre para mostrar la lista definitiva de sus afiliados y poder obtener el reconocimiento como fuerza nacional que tenían hasta ahora.

El número perfecto
El Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical hicieron honor a su tradición política en la Argentina y no tuvieron problemas en demostrar que superaron el piso requerido de afiliados en cada uno de los 24 distritos electorales del país. Son los dos únicos casos. Fuera de los dos partidos históricos, otras dos fuerzas tienen desarrollo territorial extendido en el país. La Coalición Cívica, de Elisa Carrió, tiene el respaldo de 14 distritos. En tanto que el PRO, de Mauricio Macri, reforzará los 9 distritos en los cuales tenía confirmada la personería con los 10 que le aporta Recrear, liderado por Esteban Bullrich. La Justicia acaba de confirmar el pedido de fusión de esas dos fuerzas en un único partido y sumarán distritos y afiliados. En tanto, el partido Unión Celeste y Blanco, de Francisco De Narváez, tiene por su cuenta "reconocimiento definitivo en Buenos Aires, La Rioja, Corrientes, Santiago del Estero, Santa Fe y Catamarca", indicó su apoderado Fernando Rozas.

El Partido Demócrata Cristiano tiene la convalidación de 11 distritos, igual que el Frente Grande; el Partido Intransigente suma 10 con personería confirmada y el Partido de la Victoria cuenta con su propia decena de distritos electorales con garantías. El Partido Comunista tiene siete, la misma cantidad que Libres del Sur. Y con media docena de afiliaciones mínimas confirmadas, el Partido Humanista y el Partido Nacional Constitucionalista continúan vigentes como fuerzas de orden nacional. También el Partido Socialista tiene una estructura sólida con afiliados confirmados por la Justicia provincial de 12 distritos. El Movimiento de Integración y Desarrollo (MID) también está en esa lista. Y con la confirmación de las afiliaciones en Córdoba, Unión Popular llega justito a los cinco distritos. Otro partido que llega justo a la personería es la alianza Consenso Federal que, reuniendo a Cambio 2000 de Tucumán y a la Unión Vecinal de Córdoba, entre otros, alcanza el número mágico de cinco.

Zona gris en el centro
El partido que fundó el ya fallecido Álvaro Alsogaray lejos está del esplendor de hace dos décadas cuando se convirtió en tercera fuerza nacional. Hoy, está al borde de perder su categoría de partido nacional. En sólo cuatro provincias se confirmó su personería y la búsqueda de la quinta necesaria parece complicada. De hecho, en uno de sus distritos fuertes, la ciudad de Buenos Aires, la justicia declaró caduca a la UCeDé, aunque la sentencia aún no está firme.

Otros dos partidos de centro están al borde de los requisitos mínimos para continuar como fuerzas nacionales: el Partido Federal tiene su personería vigente en cuatro distritos y la Justicia lo intimó a que defina las afiliaciones en otros tres para evaluar si suma los requisitos. El Partido Demócrata Progresista tiene una situación similar: cuatro distritos con la tarea cumplida, una intimación en la provincia de Corrientes para que convalide las afiliaciones y está a la espera de que se resuelva el caso de Formosa: si las dos alternativas fracasan no habrá personería nacional.

Problemas de derecha e izquierda
El partido PAIS, que con tanto ímpetu formó el mendocino José Bordón cuando se fue del peronismo y que el último tiempo Felipe Solá pensó en reflotar para su propio proyecto, está más cerca de quedar como un partido local que una plataforma nacional: tiene afiliaciones suficientes en tres distritos y en los otros dos está lejos de los 4.000 que se requieren, ya que hasta marzo, cuando fue intimado por la Justicia, pudo convalidar 1.726 en la ciudad de Buenos Aires y 1.283 en Santa Fe.

Otro partido político que tuvo su aparición en la década de los ‘90, Acción por la República, fundado por Domingo Cavallo tras su eyección del gobierno nacional de Carlos Menem, está en una cuerda floja similar: tiene personería válida en tres distritos y en otros tantos ya está corriendo el trámite de caducidad.

También el Partido Autonomista tiene sólo tres distritos firmes, similar a la Confederación Coalición Cívica, integrada por Cambio jujeño y Dignidad Popular, y deberá remontar la cuesta de afiliaciones en otras dos provincias. Un esfuerzo idéntico tendrá que hacer el Partido Conservador Popular. La Confederación Causa Federal -partido de la Ciudad- sólo tiene presencia confirmada en dos distritos.

Los problemas acosan también a los partidos de izquierda. El Partido Obrero de Jorge Altamira sólo validó ante la Justicia electoral las afiliaciones necesarias en tres distritos y en otros cuatro ya está iniciado el trámite de caducidad que, si se confirmara, lo dejaría afuera de la lista de fuerzas nacionales. El Partido Socialista Auténtico (PSA), que le dio soporte jurídico a Proyecto Sur en las últimas elecciones, esta vez no podrá ser utilizado por el partido de Fernando Pino Solanas porque sólo tiene confirmada la personería en dos distritos. Debería confirmar otros tres que están en trámite judicial de reconocimiento. Pero en la fuerza no se preocupan porque acaban de sumar como aliado a Libres del Sur de Humberto Tumini que no tiene problemas con la nueva ley, indicó el apoderado de Proyecto Sur, Julio Raffo a WE. En tanto, el partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), de Cristina "Chipi" Castillo, debe buscar dos provincias para llegar al número de cinco o no podrá por si solo presentar candidatos nacionales. La Izquierda Socialista (IS) está aún más débil. Sólo tiene en regla a los afiliados de San Juan y tres trámites de caducidad en otras tantas provincias.

La extrema derecha no se queda a salvo. El Partido Popular de la Reconstrucción que fundó el ex militar Gustavo Breide Obeid está rumbo a la extinción como fuera de alcance nacional: tiene presencia en Chaco y Entre Ríos; en la ciudad de Buenos Aires ya está caduco y en otros dos distritos su destino es incierto.

Argentina, a la cabeza
La Argentina tiene inscriptos ante la Justicia 670 partidos políticos de orden provincial y 30 de orden nacional. Todo un récord que no resiste comparación con otras naciones del continente.

Por ejemplo, el Instituto Federal Electoral (IFE) de México tiene registrados en su página oficial ocho partidos de orden nacional. Y el Tribunal Superior Electoral de Brasil registra 27. El Servicio Electoral de Chile reconoce 11 fuerzas políticas. Y el Consejo Nacional Electoral de Colombia valida a 16 fuerzas políticas. La cifra descomunal de partidos en la Argentina es hija de la crisis social y de representación de 2001. Y de algunos beneficios para la subsistencia. En palabras de un experto en temas electorales: "En la Argentina es más redituable tener un partido político que una sociedad anónima".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos