Para vivir la movilidad en forma segura

Para vivir la movilidad en forma segura

La dimensión portátil afianza su tendencia con la creciente rivalidad entre netbooks, notebooks y tablets. En paralelo, el factor seguridad se convierte en un elemento clave. Sepa cómo adelantarse y protegerse con propuestas y soluciones para sacar los equipos con la conciencia tranquila. 16 de Noviembre 2010

El mercado de notebooks y netbooks se encuentra en alza - todavía. Tal es así que Gartner releva que las ventas mundiales de PC superaron los 88,3 millones de unidades en el tercer trimestre de 2010, un incremento del 7,6% con respecto al mismo periodo de 2009. Sin embargo, los números no reflejan necesariamente la sensación térmica del mercado. Mikako Kitagawa, analista de la consultora, comenta: “La demanda del consumidor de PC móviles, impulsado por portátiles de bajo precio -incluyendo mini portátiles y, especialmente, netbooks- disminuyó después de un fuerte crecimiento en los últimos dos años”. La culpa es de las tablets, el suceso del año 2010. La llegada de estos dispositivos “afecta el crecimiento de consumo de PC portátil, retrasando la compra, especialmente en el mercado de Estados Unidos. Las tablet no sustituyen a la PC principal, pero influirán en las ventas en muchos sentidos”, resume Kitagawa.

Desde una perspectiva más local, Andrés Gil, Socio ERS, Servicios de Riesgos y Seguridad de Deloitte, amplía: “Se observa que las tablet PC tendrán un impacto en el mercado de dispositivos móviles y netbooks. Siendo el objetivo principal de estos nuevos dispositivos la navegación por Internet y el manejo de contenidos, la propuesta de valor tiene un solapamiento con las netbooks y su consecuente impacto”.

Poca duda queda, a fines de este año, de que las tablet obligan a los proveedores de computadoras portátiles a renovar la oferta para no caer en el olvido. Un anticipo de ello, lo indica un estudio de la consultora Zogby International realizado para Sybase, la empresa especializada en soluciones móviles, recientemente adquirida por SAP. El informe revela que uno de cada cuatro estadounidenses reemplazaría su laptop por un dispositivo tablet para trabajo o uso personal. Agrega que el 23% de los encuestados estaría aún más dispuestos a comprar un iPad o similar si esta basado en Android, el sistema operativo móvil desarrollado por Google.

Si bien falta para que impacto se traslade de igual forma al mercado local, la tendencia ya marca un camino a evitar por parte de los fabricantes para que no se ven compitiendo con su propio porfolio de laptops, como le sucede ya a empresas de origen asiático.

En referencia al estudio de Zogby, Ezequiel De Barrena, especialista de Sybase con base en Buenos Aires, señala que “no aplica para la región, al menos para este año y el próximo. Apenas comienzan a usarse y, a diferencia de los Estados Unidos, aquí los empleados esperan todavía que les den smartphones”.

Al respecto, Octavio Fonseca Alego, Idea Product Group Brand Manager de Lenovo Argentina, opina que “coincidimos en que las netbooks están dejando de crecer, pero no vemos a las tablets como el reemplazo directo para estos equipos. Más bien, vemos que las netbooks están cada vez más cerca en precio de las notebooks. Las tablets, son un nuevo segmento en crecimiento. En la firma, tenemos y estamos pensando en diferentes alternativas de producto para poder estar presentes en ese mercado”.

El ejecutivo continúa: “Todos estos dispositivos entran en el mundo de las portables, pero las notebooks son cada vez más livianas y vienen con mejores procesadores, más disco y memoria y seguirán siendo el mercado con más desarrollo. En lo personal, las tablets son competencia y confluyen en algún punto con los smartphones”.

Para cuidarte mejor
En la misma sintonía, Luciano Pizzi, subgerente de Marketing IT para Sony Argentina, señala las diferencias: “Se trata de dos tipos de productos con características diferentes entre sí. Las notebooks y netbooks se distinguen por generar contenido en lugar de usarse, básicamente, como dispositivos para visualizarlo. A su vez, las netbooks continúan siendo mucho más económicas. También, los factores como el teclado físico, las webcams y los puertos USB o ranuras de tarjetas ejercen un diferencial en la compra de un dispositivo que se usará para trabajar".

El peor enemigo: la seguridad
Aunque la tendencia avala a que la portabilidad de la computadora lidera la elección de compra y uso, su peor enemigo es la coyuntura de inseguridad, que se vive a diario en el plano local, atentando contra el beneficio de la movilidad. Eso implica tanto la dimensión física como informática. Al respecto, la mayoría de las empresas de tecnología recuerda que lo más sensible no es el dispositivo en sí -por su costo- sino el contenido que alberga y aún más para profesionales o personal corporativo. Por ello están introduciendo en sus qeuipos herramientas como: sistemas biométricos de lectores de huellas, reconocimiento facial, candados, alarmas, software de geolocalización satelital o encriptación de datos. Porque, cuando el robo es inevitable, lo primero es la salud. Pero, en segunda instancia, sigue que quien se haga indebidamente con el equipo no se apropie de la información.

Enrique Carrier, director de la consultora Carrier & Asoc., indica: “No creo que los mecanismos de seguridad crezcan a la par de la penetración de las notebook, ya que el aumento se registra en virtud del segmento hogareño y éste no cuenta con información crítica que precise de acciones de protección”. El analista recuerda que la tendencia se basa principalmente en cuestiones culturales y por el costo-beneficio percibido por estos servicios que el usuario no lo justifica. “Incluso, el recaudo más común que toman los hogareños es desplazar los datos a discos virtuales como mails gratuitos con grandes capacidades, donde la laptop cumple la función de acceso y no tanto como almacenamiento de información”, cierra.

De acuerdo a una encuesta realizada por CIO Research para Lo Jack Argentina a 80 CIOs de empresas, a principios del año pasado, siete de cada 10 empresas sufrían intentos de robo de sus notebooks desde que incorporaron estos dispositivos para sus empleados. Enrique Vera Vionnet, gerente de Marketing de LoJack Cono Sur, actualiza: “En 2010, los casos de tentativa de robo, en general, se pueden agrupar en dos grandes categorías: El robo específico del equipo y la sustracción asociada a otro robo, como el del auto”.

Para cuidarte mejor
A la hora de adquirir mecanismos de protección, entre los accesorios más conocidos, están los candados. Vionnet amplía: “Las medidas para evitar los robos siguen siendo muy precarias, aun cuando los usuarios comienzan a ser más conscientes a la hora de tomar medidas físicas de resguardo. Por ejemplo, al camuflarla en una mochila o poner un candado. Pero no son suficientes. Es necesario incluir soluciones tecnológicas como lo son aplicaciones y hardware, que incluya estándares de seguridad elevados”. Y, en materia de software, la inventiva no tiene fin.

La propia LoJack cuenta con soluciones que habilitan al rastreo y localización de los equipos robados. Entre sus funcionalidades, cuenta con software por el cual el cliente autoriza la eliminación automática de la información total o parcial almacenada en el equipo. Además, junto a Symantec, la empresa de seguridad informática, desarrolló un kit de back-up online, que aloja información encriptada en el data center de la compañía.

En exclusiva para IT Business, Vionnet anticipa para las próximas semanas un upgrade de la solución. “Ahora los usuarios no sólo podrán bakupear (sic) los datos en Internet, sino compartirlos vía mail con los contactos que desee y disponer de ellos desde el lugar donde se encuentre”. El costo del producto: $ 390 finales por año.

Otras opciones
En esta sintonía, Rodrigo Márquez Miranda, Territory Manager de MSI en la Argentina, remarca que la actitud frente a la (in)seguridad tiene mucho de cultural. “Al usuario le falta la previsión para proteger la información ante situaciones cotidianas, no sólo cuando surge un robo sino ante la invasión del contenido”. Por otro lado, recuerda que, en las gamas bajas de laptops, la inclusión de desarrollos de seguridad encarece a los equipos y hace que sean menos competitivos en el mercado. “Por ello, todavía el rango de penetración del Software de Identificación de Rostro EasyFace, que desarrollamos se encuentra en el 40% de la totalidad de modelos de notebook y netbook”. El software de identificación facial desarrollado por la empresa tiene como funcionalidad la de administrarlo a través de la webcam integrada, la cual puede escanear el rostro del usuario y guardarlo con un reconocimiento de la distribución de ojos, pómulos, línea de la mandíbula y nariz. El usuario puede ajustar el nivel de identificación personal de seguridad, al ingresar el ID o contraseña con la que opera. En caso de que se haya alejado de la pantalla de portátil por un tiempo, el sistema de autobloqueo lo detectará y la asegurará.

Toshiba es otra empresa que apuesta a la biometría en sus equipos y, en caso de ser necesario el bloqueo y eliminación de la información, el usuario puede recuperarla con ayuda del servicio técnico de la compañía y factura de compra en mano.

Sócrates Huesca, gerente de producto para Laptops y Proyectores de Toshiba México, reconoce ante IT Business que lo importante es concientizar al usuario en la protección del dispositivo. El ejecutivo recomienda utilizar varias opciones de protección a la vez. “Al menos dos sistemas de seguridad deberían convivir en una portátil hogareña; mientras que, en las corporativas a partir de cuatro es lo óptimo. Pero tienen que ser estudiadas, no elegidas azarosamente”, señala.

Otros que se unieron al respecto son Intel, LoJack y Lenovo. Juntos brindan la herramienta SecuritySolution para el segmento corporativo. Este es un conjunto de funcionalidades anti-robo para notebooks, integradas a través de Computrace-LoJack for Laptops y tecnología Anti-Theft de Intel, en su plataforma vPro. La solución le permite al usuario bloquear, en forma remota, el equipo.

Apuesta segura
La inventiva para asegurar los equipos tiene también su correlato en formato Mac. Héctor Goldin, presidente de Maxim Software, retailer especializado en productos de la manzanita, recuerda que lo más novedoso que vio en seguridad para estos equipos es Undercover (www.orbicule.com/ undercover/mac). El software, a partir del robo, busca la ubicación del equipo y envía fotos sacadas con la webcam integrada, identificando al ladrón y el lugar donde está. Si, a pesar de todo, este no se puede ubicar, Undercover sigue rastreando el equipo y si logra localizarlo en un servicio Apple, activa un mensaje de audio que “grita” que representa un dispositivo robado.

“En realidad, evitan solamente el hurto casual pero no el violento. Nosotros hemos visto films de seguridad donde estos dispositivos son violentados por delincuentes, o sea, más que mecanismos antirrobo el dispositivo disuade el hurto o lo evita ante un descuido”, comenta Goldin y aconseja: “Es crítico que el usuario, que tiene y utiliza su equipo en un lugar público, se asegure más que nunca de tener un respaldo actualizado de la información y que esté separado del propio equipo”.

Por otro lado, para los que buscan una solución gratuita, Prey (http://preyproject.com/es) puede ser una elección más a tener en cuenta. Corre en Mac, Linux y Windows. Se activa remotamente por Internet o SMS y permite obtener información de redes, del estado y de la ubicación del dispositivo. Al marcarla como robada, el sistema recopila toda la información y la envía al Panel de Control del usuario o bien a su casilla de correo. Además de obtener información, también permite ejecutar acciones remotamente como sonar una alarma o mostrar un mensaje de alerta que aparecerá en pantalla. También elimina contraseñas almacenadas por seguridad e, incluso, las bloquea para evitar el acceso.

Con la portabilidad en franco ascenso, la seguridad deberá seguirla. Pero, cabe recordar, dependerá del propio usuario a qué nivel estará.

Gadgets con protección
En notebooks, Toshiba apuesta, entre otros, a la línea Tecra con el modelo A11- SP5001 ($ 5.999) con lector de huella digital y ranura para candado de seguridad. Tiene una pantalla de 15,6" widescreen TFT LED backlit, procesador Intel Core i5-530M, disco duro de 320GB, memoria de 4GB y sistema operativo Windows 7 Professional. Otra, la Dell Latitude E6410 (u$s 1.338+IVA) con pantalla de 14.1" Widescreen WXGA LED. Viene con Intel Dual Core i5-520M, memoria de 2GB, disco duro de 160GB y sistema operativo W7 Profesional. En seguridad, cuenta con un servicio de protección de datos móviles que incluyen la eliminación remota, recuperación de la información del disco duro y la destrucción de datos certificada.

En netbooks, MSI presenta el modelo U123 (u$s 449 + IVA) de 10", que incluye el software de identificación de rostro EasyFace exclusivo de la marca. Además, cuenta con plataforma Intel Atom N450, disco duro de 250GB, 1GB de memoria, conectividad WiFi 802.11N.

Entre los accesorios se encuentra Kensington Lock Universal ($ 215, Maxim), un cable de acero trenzado de 1,5 metros engomado, que puede tener dos llaves o un cilindro con combinación. Otra variante es el Notebook Security Lock de Belkin ($ 139,90, Empiretech), un cable de seguridad con candado y dos llaves. Incluye funda de traslado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos