Para los empresarios, la inflación y la inseguridad son los mayores problemas del Gobierno

Para los empresarios, la inflación y la inseguridad son los mayores problemas del Gobierno

Un sondeo efectuado en octubre arrojó que el 53 por ciento prevé que el alza en los precios en 2011 será mayor a la suba de este año. 16 de Diciembre 2010

La inflación y la inseguridad serán los dos mayores problemas que enfrentará el gobierno en el próximo semestre según los empresarios argentinos. En tanto que la situación sindical, los costos laborales y la inestabilidad serán obstáculos de la inversión, según una encuesta realizada por el Instituto Universitario Escuela Argentina de Negocios.

La institución difundió la primera edición de la “Investigación Percepción Empresarial de la Coyuntura (PEC)” que se elabora con el fin de indagar en las expectativas y preocupaciones del empresariado argentino, y será de frecuencia semestral.

Consultados sobre cuáles piensan que son los principales problemas para el gobierno en el próximo semestre, el 38 por ciento de los empresarios mencionó la inflación, mientras que para el 22 por ciento será la inseguridad. Le siguen: presión sindical (13,10 por ciento); lidiar con la oposición (12,10 por ciento); la inseguridad jurídica (10,52 por ciento); disminución del superávit fiscal (3,77 por ciento).

El sondeo efectuado en octubre arrojó también que el 53 por ciento de los empresarios prevé que la inflación en 2011 será mayor a la suba de precios de este año. El principal problema de contexto que afrontan las empresas es la inflación/aumento de costos para el 58 por ciento, seguido por caída de demanda (11 por ciento), y conflictos y presiones salariales (10 por ciento), mientras que, para el 20 por ciento, el mayor desafío que deberá enfrentar la conducción de una compañía en 2011 es generar nuevos proyectos.

La situación sindical, los costos laborales y la imprevisión son los factores que sobresalen como obstáculos a la inversión, en tanto la situación internacional es el principal punto positivo que incide en las políticas de inversión de las empresas consultadas. Asimismo, el 25 por ciento de los encuestados consideró que la desocupación será superior en el 2011, aunque simultáneamente 38 por ciento de los encuestados planea incrementar su personal para el año próximo.

A su vez, un 72 por ciento prefiere que no aumente el desempleo aunque los salarios no sean altos. En cambio, 65 por ciento se pronunció a favor que no se incremente la desocupación aunque esto signifique un poco de inflación.

Para la mitad de los consultados, la situación económica se mantendrá sin cambios durante 2011, en tanto que un 30 por ciento confió en que mejorará. Con respecto a la situación general (política, seguridad, entre otras), el 44 por ciento cree que se mantendrá sin cambios mientras un 32 por ciento piensa que desmejorará.

El relevamiento reflejó que el grado de satisfacción con la situación política en general es negativo: 89 por ciento está poco o nada satisfecho. Al respecto, precisó: “Ante una serie de frases sobre políticas gubernamentales predominaron las respuestas de desacuerdo/muy en desacuerdo, siendo los porcentajes más negativos para ’el gobierno está haciendo las cosas bien’ (79 por ciento) y ’el gobierno tendrá éxito en su política antiinflacionaria’(78 por ciento)”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos