Para el campo y mucho más

Para el campo y mucho más

Las pick-ups medianas se impusieron en el mercado local y alcanzan altos volúmenes de venta. El último año se han incorporado importantes actores en este segmento cada vez más competitivo, que ya no sólo apunta a fines utilitarios sino también al ocio y a la recreación. "Chatas" para todos los gustos y necesidades. 27 de Mayo 2010

Años atrás, pick-up era sinónimo de utilitario, de vehículo comercial o de trabajo. Pero en los últimos tiempos han incorporado tecnología, diseño y confort, además de seguridad y poderosos motores. Entre las medianas, que son las más vendidas, se impusieron las carrocerías de doble cabina, que combinan a la perfección el uso familiar con las tareas pesadas. Además, todas ofrecen variantes de doble tracción, que las hace aptas para las arenas veraniegas o para llegar a los más recónditos rincones del país.

Robustas y durables, las pick-ups de hoy están preparadas para soportar grandes exigencias y para viajar en ruta a ritmos de un auto familiar, gracias a la evolución de los trenes de rodaje y a la incorporación de dispositivos de seguridad, como el ABS o los airbags. Hoy, una de las protagonistas es la Volkswagen Amarok, la primera pick-up en la historia de la marca, que se produce exclusivamente en la Argentina para el mercado local y otras plazas internacionales. Su objetivo máximo es la Toyota Hilux, hasta ahora referente y líder del mercado por amplia diferencia. Lo hace en base a un elevado nivel de confort y a una carga de tecnología aplicada especialmente a la seguridad, con ítems distintivos como el control de estabilidad.

De a poco el Mercosur se convirtió en un polo productor de pick-ups. Mitsubishi comenzó a fabricar en Brasil su moderna L200 y Nissan la nueva Fontier, aunque a la Argentina llega importada desde Tailandia. Aquí, la Ranger sigue saliendo a destajo de la planta de Pacheco, lindante con la fábrica de VW que produce la Amarok y a pocos kilómetros del centro de producción de Toyota (en Zárate), donde se materializa la Hilux. También se habla de una pick-up de Fiat, que de la mano de Chrysler podría producir su propia "chata" en la región.

Y aunque el secreto se guarda bajo siete llaves, Chevrolet prepara en Brasil el reemplazo de la S10 por un producto más moderno y Ford invierte en su planta para incorporar, en un par de años, una nueva generación Ranger, que aún no se conoce, pero promete convertirse en un producto mundial, que buscará superar a sus rivales no sólo en el apartado mecánico (se habla de un diesel de 200 caballos), sino también en lo que hace a confort y seguridad.

Para el campo, para la ruta, para la playa. Para el hombre de trabajo o para la familia. Lo cierto es que la pick-up mediana se adaptó a las necesidades del usuario local en un territorio que en muchas regiones demanda vehículos altos y robustos. Por eso, este completo informe cuenta con todos los modelos que se pueden adquirir en los diferentes concesionarios del país.

Chevrolet S10
Cuando se lanzó en 1996 (es la pick-up con más experiencia) era la más moderna y una de las primeras en "suavizar" las líneas duras de los modelos existentes, dejó atrás los paragolpes metálicos y los trazos rectangulares en la trompa. También se diferenció por su confort de marcha, con suspensiones más mullidas. Del primer motor Maxion de 95 CV sólo queda el recuerdo. Hoy, se impulsa con un turbodiésel MWM de 2,8 litros y 140 CV, que le aporta muy buenas prestaciones y mejores consumos. La S10 sigue siendo elegida por su relación precio-producto y su amplio abanico de versiones, como la "STD" de cabina simple y tracción 4x2, y diversas opciones con cabina doble, tanto en 4x2 como en 4x4. Todas tienen ABS (a las cuatro ruedas), a lo que se agrega el doble airbag en las versiones más equipadas. La Limited cuenta además con tapizados de cuero, butacas eléctricas y otros equipamientos de confort e imagen que la hacen muy conveniente, a un precio de $ 146.000. La gama arranca en $ 92.700 en el caso de la STD cabina simple y en $ 99.200 si la cabina es doble.

Dodge Ram 2500
A la espera de la nueva generación, que ya se vende en otros mercados, la enorme Ram es una de las tres pick-ups más grandes del mundo. Importada de México, mantiene su impresionante motor turbodiésel hecho por Cummins, que tiene una cilindrada de 6,7 litros y una brutal potencia de 325 caballos. Así se posiciona como la pick-up más potente del mercado sin rival que se le acerque. Llega sólo con carrocería Quad Cab, que es una doble cabina, pero no tan espaciosa como la Mega Cab que se vende en los Estados Unidos. De todas formas emparda su longitud de 5,8 metros mediante la caja larga. En el mercado local se comercializan dos versiones. La SLT ($ 160.000), con equipamiento básico, y la Laramie ($ 189.000), que agrega accesorios de imagen exterior y un equipo de confort más generoso, como un sofisticado equipo de audio, butacas calefaccionadas y airbags laterales. Este gigante pesa tres toneladas y su tracción es a las cuatro ruedas, e incorpora también caja reductora. Su impresionante entrega de torque le permite además remolcar un lastre de hasta 6000 kilos.

Ford F100
Con un nombre asociado a la historia rural argentina, es hoy la pick-up más grande y potente producida en el Mercosur (Brasil). Se la conoce en los Estados Unidos como 250, pero en ese mercado se renovó drásticamente su imagen (aquí recibió algunos retoques estéticos). Fue lanzada en 1998 con un turbodiesel de cuatro cilindros para pasar luego a un seis en línea de 180 CV. Un par de años atrás fue reemplazado nuevamente por un tetracilíndrico Cummins, pero en este caso con 203 CV similar al del camión Cargo. Se ofrece con carrocería simple o doble, versión que alcanza 6,2 metros, que la convierte así la más larga del mercado. Ambas variantes se combinan con tracción trasera o 4x4 (con un despeje más elevado y la suspensión delantera es totalmente distinta, con eje rígido). Con esta configuración de máxima resistencia en el off road no pierde, sin embargo, eficiencia en la ruta. La versión full XLT se diferencia por su capacidad interior para hasta seis personas (doble cabina), y por la capacidad de carga de la caja. Precios: de $ 135.000 a $ 175.000 (para la XLT 4x4 de cabina doble).

Ford Ranger
Es la segunda pick-up más vendida del país luego de la Toyota Hilux. Producida en Pacheco desde 1997, el último año presentó su segundo rediseño, que modificó drásticamente su imagen frontal, pero también renovó las puertas delanteras, las ópticas traseras, los paneles de la caja y otros detalles menores. Conservando la plataforma y el casco de la Ranger de siempre, sigue ofreciendo el motor "Power Stroke" turbodiésel de 3 litros y 163 caballos, potencia que le otorga muy buenas prestaciones. Este motor también se caracteriza por su buena respuesta a bajo régimen y consumos contenidos. Dos versiones también incorporan un motor naftero 2.3 de 148 caballos, siendo la única pick-up en ofrecer una motorización de ese tipo. El interior casi no ha cambiado respecto de la Ranger anterior, salvo algunos detalles. La Ranger continúa ofreciéndose con carrocería de cabina simple o doble, que se asocian a cinco niveles de equipamiento, con la Limited como la más equipada, y sólo disponible con tracción 4x4. La gama de precios va de $ 73.000 a $ 151.000.

Fiat Strada
Siempre sobre la base del Palio, esta pick-up ha sabido renovar su imagen y seguir vigente a lo largo de sus diez años de vida. Sin embargo, lo más novedoso es la incorporación del eficiente motor 1.3 Multijet, el turbodiésel más moderno de los que se montan en el Mercosur. A pesar de su autonomía algo limitada, los 90 caballos que entrega le aportan excelentes prestaciones y muy bajos niveles de consumo. También está disponible con el conocido nafero 1.4 Fire de 87 caballos. La versión más sofisticada y equipada es la Adventure Locker, con el naftero 1.8 de 110 caballos, estética off road y diferencial delantero bloqueable para obtener un mejor desempeño fuera del pavimento. Los precios van de $ 46.500 a $ 63.400 en sus versiones Working base, Trekking (con cabina simple y extendida) y Adventure.

VW Saveiro
Como era lógico, esta pick-up presentó su tercera generación tomando la base del Gol Trend. Por lo tanto, luce su mismo diseño frontal y un muy logrado remate trasero, que transmite una saludable robustez visual. Ahora con motor transversal y un interior más ergonómico, la nueva Saveiro ya da buenos resultados de ventas con su único motor 1.6 de 101 caballos. Además de carrocería de cabina simple, ofrece una extendida, reservada para las versiones más equipadas, que cuentan con aire acondicionado, levantavidrios eléctricos, cierre centralizado y, lo más importante, doble airbags y ABS. Los precio: de $ 49.500 a $ 62.800.

Ford Courier
Se trata de un clásico del mercado, que se desarrolló en Brasil a fines de los ‘90 sobre la base del Fiesta de la generación anterior. Su rasgo más distintivo es la extensa distancia entre ejes, que no sólo le otorga un destacable comportamiento en ruta, sino también una generosa capacidad de carga. Disponieble en color gris o blanco, es la más accesible del mercado, con motor 1.6 naftero de 95 caballos y equipo básico a $ 47.200. La versión Plus agrega aire acondicionado y cuesta $ 52.700. La Courier es un producto antiguo pero económico y de gran confiabilidad, una opción casi ideal para el trabajo.

Mitsubishi L200 3.2 CR
Ahora producida en Brasil (antes importada de Malasia), la pick up mediana de los diamantes es una de las más innovadoras en materia de diseño, con sus líneas redondeadas de fuerte personalidad y se enrola entre las más modernas. La novedad más importante es que incorpora un nuevo motor turbodiésel de 3,2 litros, que eroga una potencia de 165 caballos, con el que mejora notablemente las prestaciones en relación al 2.5 anterior, que tenía 136 caballos. Su habitáculo es de los menos generosos a lo ancho, pero sus plazas traseras están entre las mejores del segmento. En cuanto al equipamiento, esta versión Mercosur perdió el techo corredizo, pero mantiene los tapizados de cuero, el climatizador automático y otros accesorios, además de protector de caja y gancho de remolque como equipo de serie. La L-200 es una de las que mejor se desempeña fuera del asfalto, con eficientes suspensiones, que también le aporta un correcto comportamiento dinámico. La tracción es trasera con acople a 4x4 en alta y baja mediante el sistema denominado Easy Select, un clásico de la marca. La versión manual de cinco marchas cuesta US$ 43.500, en tanto la automática asciende a US$ 44.900, con garantía de tres años en los dos casos (ver foto).

Mitsubishi L200 2.5 HPE
El modelo clásico de la L200 se sigue produciendo en Brasil con algunos cambios estéticos que la han actualizado. Tiene un motor turbodiésel 2.5 de 141 caballos con el que consigue interesantes prestaciones. Sólo con caja manual, tiene doble tracción y puede argumentar una probada robustez mecánica y estructural, demostrada a través de los años. Respecto de la vieja versión importada de Malasia, la calidad de algunos materiales ha disminuido, pero teniendo en cuenta que cuesta US$ 33.500 dólares, su relación precio-producto es óptima.

Nissan Frontier
A pesar de que el nuevo modelo de Nissan se produce en Brasil, la filial local importa la Frontier de Tailandia. Su diseño, emparentado con la Pathfinder, es uno de los más atractivos del mercado y su habitáculo ofrece cotas más generosas que algunos de sus rivales y todos sus materiales muestran un interesante nivel de calidad. Utiliza un motor turbodiésel 2.5 (similar al de la Pathfinder), que eroga 172 caballos: es, así, la pick-up más potente de su segmento, con una velocidad máxima de 180 km/h reales. Se destaca también por su caja de cambios de seis marchas, que le permite aprovechar al máximo el potencial del motor. La tracción es trasera con acople a 4x4 en alta y baja, y es una de las pick-ups con mejor desempeño off road, pero manteniendo un agradable confort de marcha y un comportamiento dinámico acorde a las prestaciones. Con vasta experiencia en el desarrollo de vehículos comerciales y 4x4, esta pick-up que cuesta US$ 42.500 con caja manual y US$ 44.500 con caja automática.

Nissan NP 300
La vieja Frontier fue reemplazada por el nuevo modelo. Por ello, la filial local decidió importar de México la más clásica de sus pick-ups, con una configuración especialmente dirigida a los fines utilitarios. Por ello no ostenta lujos: su carrocería no recurre a paragolpes pintados ni otras "coqueterías". Tiene un equipamiento básico, que sólo contempla ítems indispensables como el aire acondicionado, y cuenta con un motor turbodiésel 2.5 de 133 caballos, suficiente para "moverla" con agilidad. Se acopla a una caja manual de cinco marchas y la tracción es simple trasera, sin opción 4x4. Es la opción más accesible del mercado con estas características y carrocería de doble cabina, a US$ 23.200. De muy buenos resultados en su mercado de origen, con el correr de los años ha demostrado una gran confiabilidad mecánica, ideal para quienes buscan una herramienta de trabajo que no dé problemas, aún cargándola a pleno con los 1000 kg que soporta su caja trasera.

Toyota Hilux
Producida en la Argentina, es la líder del mercado local por amplia diferencia. Fue lanzada en 2005 y continuó el buen andar de la generación anterior, aprovechando la buena campaña en base a confiabilidad mecánica y robustez general. Con una carrocería moderna, marcó un antes y un después en el diseño y la concepción de las pick-ups medianas. En el país se vende con una amplísima gama de versiones, que comprenden carrocerías de cabina simple y doble, con tracción simple o 4x4, además de diferentes niveles de equipamiento, con la SRV como la variante más equipada, que incluye climatizador automático, control de crucero, tapizados de cuero y llantas de aleación, entre otros. Las Hilux más equipadas tienen un motor turbodiésel de 3 litros y 163 caballos, que la coloca entre las más potentes del mercado. Las más accesibles reciben un 2.5 de similar arquitectura, pero con 102 caballos. Ambas motorizaciones disponen de tracción 4x2 o 4x4 con opción a baja (reductora), un elemento esencial para realzar sus grandes aptitudes fuera del pavimento, gracias a generosos ángulos de ataque y salida junto con una gran solidez general. La gama comprende un rango de precios de $ 98.200 a $ 180.200 (en el caso de la SRV 4x4 con caja automática).

Volkswagen Amarok
Así como la Hilux marcó un punto de inflexión en el segmento de las pick-ups medianas cuando fue lanzada en 2005, hoy la Amarok marca un antes y un después. Algo más ancha que la mayoría, no muestra un diseño innovador pero sí moderno y atractivo, con una estética en línea con los últimos productos de VW en el mundo. Donde marca la diferencia es en el confort y la tecnología aplicada, especialmente a la seguridad, ya que la versión Highline Pack incorpora control de tracción y estabilidad ESP, control de descensos, asistente de arranque en pendientes, y ABS con función off road para frenar seguro en caminos poco adherentes. Ninguno de estos ítems es ofrecido por otra pick-up del segmento, como tampoco los ganchos isofix para sujeción infantil ni un quinto cinturón inercial. Marca la diferencia en materia de ergonomía, con una excelente posición de manejo, butacas cómodas y una buena calidad de terminación. También sobresale por el desempeño de las suspensiones, con un buen comportamiento dinámico y un andaren ciudad suave, sin sobresaltos. Su caja de carga es la más amplia del. Por el momento sólo se vende en versiones de cabina doble con tracción 4x4 (en alta y baja y con bloqueo al 100 por ciento del diferencial trasero opcional), pero en breve se lanzarán las 4x2 y más adelante la carrocería de cabina simple. La gama de precios comienza en $ 128.000 para la Trendline 4x2 y culmina en $ 172.000 en el caso de la full Highline Pack 4x4, a $ 173.600.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos