Para el Banco Mundial, la economía china crecerá un 9,5 por ciento

Para el Banco Mundial, la economía china crecerá un 9,5 por ciento

Pronosticó que habrá una recuperación de las exportaciones y del consumo interno, entre otros factores. 17 de Marzo 2010

El PBI de China crecerá un 9,5 por ciento en 2010, por encima incluso del 8 por ciento que se ha fijado como objetivo el Gobierno de Pekín, según estimaciones del Banco Mundial (BM). Además, el organismo aseguró que no se espera un aumento excesivo de la inflación, que rondará entre un 3,5 y un 4 por ciento. Sin embargo, destaca un descenso de las inversiones estatales en la economía de ese país y una recuperación continuada de las exportaciones, tras la caída que se produjo en 2009.

El informe del BM sobre China fue presentado en Pekín por el economista Louis Kuijs, su autor. De acuerdo con el especialista, habrá un cambio en la estructura del crecimiento de la tercera economía mundial, con una mayor participación del sector inmobiliario en el PBI y menor intervención del Gobierno.

En su informe, el Banco Mundial se une a las voces que, sobre todo en los Estados Unidos, piden que China flexibilice la tasa de cambio del yuan con respecto al dólar, que está prácticamente fija desde que se iniciara la crisis financiera. “La política monetaria tiene un papel clave en contener los riesgos de la inflación”, destacó Kuijs en su informe.

La burbuja inmobiliaria, con subidas de precios de hasta el 30 por ciento en las viviendas de las grandes ciudades chinas, y el endeudamiento de muchos gobiernos locales del país (que recurren precisamente a proyectos inmobiliarios para financiarse) son según el BM los dos principales focos de riesgo para la economía china. “Aunque las incertidumbres son menores que en 2009”, subrayó.

El PBI de China creció un 8,7 por ciento en 2009, pese a la debacle que la crisis financiera global causó en las exportaciones nacionales (motor del crecimiento chino durante décadas), gracias a un plan de estímulo estatal de medio billón de dólares para estimular el consumo interno.

En 2010, las medidas de estímulo disminuirán para evitar el recalentamiento de ciertos sectores, lo que según el BM tendrá como resultado un regreso del papel importante de las exportaciones en la economía china. Sin embargo, la institución internacional opina que ya están sentadas las bases para que cambie el modelo económico chino y éste, a medio plazo, mire más a su mercado interno y menos al exterior.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos