Para Boudou, el canje ya logró una adhesión del 54 por ciento

Para Boudou, el canje ya logró una adhesión del 54 por ciento

Dos semanas antes del cierre, el Gobierno se esperanza con alcanzar la meta del 60 por ciento. La operación busca el reemplazo de deuda impaga por US$ 18.300 millones. 08 de Junio 2010

El canje de deuda impaga tiene hasta ahora, dos semanas antes de su cierre, un 54 por ciento de aceptación, aseguró el lunes el ministro de Economía Amado Boudou. Así, la tasa de adhesión se aproxima al 60 por ciento esperado por el Gobierno, para la operación que prevé cambiar deuda impaga por US$ 18.300 millones por nuevos bonos y efectivo, y que apunta a poner al país nuevamente en los mercados internacionales de crédito, de los que está marginada desde 2001/2002, cuando el país cayó en cesación de pagos.

“El viernes entraron US$ 120 millones. Hoy estamos en un 54 por ciento de aceptación del canje”, sostuvo Boudou en diálogo con periodistas. Según analistas, el porcentaje informado por Boudou pone al Gobierno cerca de cumplir su meta, aunque ese objetivo es visto como bajo, lo que indica que continuarían los riesgos legales para el país debido a las demandas de los tenedores de bonos impagos que rechacen la propuesta del país.

“Parece que el Gobierno alcanzará la meta de 60 por ciento de participación. Pero el punto fundamental es que esa meta es muy baja”, dijo Alberto Ramos, economista senior en Goldman Sachs a EFE. Para el ejecutivo, el canje sería considerado exitoso si logra una adhesión superior al 80 por ciento, debido a que los bonistas con deuda impaga remanente “continuarían llevando riesgos legales significativos al Gobierno”.

El Gobierno argentino postergó hasta el 22 de junio, desde el 7 de junio originalmente programado, el cierre de la operación de canje, debido a un pedido de bancos italianos. En Italia se encuentra la mayor parte de los tenedores minoristas de títulos impagos. Carola Sandy, del Credit Suisse, dijo que el “hecho que ellos tengan 54 por ciento significa que ellos están bien en el camino de obtener el 60 por ciento a junio 22”. La operación fue lanzada el 3 de mayo. En una primera fase, centrada en los inversionistas institucionales y cerrada el 12 de mayo, el Gobierno ya se había asegurado cerca del 46 por ciento de participación.

El canje debe enfrentar actualmente la volatilidad del mercado mundial por la crisis de deuda y fiscal en Europa, que afecta los precios de los bonos del país, haciendo menos atractiva la propuesta oficial de dar nuevos títulos. La turbulencia externa ya frenó la colocación de un bono por US$ 1000 millones que el Gobierno había anunciado como una oferta paralela a la operación de canje. Aproximadamente una cuarta parte de los acreedores de Argentina rechazó una dura oferta de reestructuración de deuda incumplida hecha en el 2005. Muchos de esos inversionistas presentaron demandas judiciales para recuperar el valor total de sus bonos impagos, bloqueando el acceso de Argentina a los mercados internacionales de capital.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos