"Oracle está reinventándose"

La compañía de Larry Ellison puso los dos pies en la industria del hardware, donde tendrá a HP como competidor importante, que se suma a los ya tradicionales SAP e IBM. En tanto, América latina es la región que más crece para la firma. Luiz Meisler, presidente de Oracle América Latina, proyecta en exclusiva para IT Business qué vendrá en 2011. 21 de Diciembre 2010

Hace tiempo que la estrategia de crecimiento de Oracle está basada en la compra de compañías: en los últimos años desembolsó US$ 50.000 millones para adquirir más de 50 firmas. Sin embargo, con la compra de Sun Microsystems, en enero de este año, la firma fundada por Larry Ellison marcó un cambio en su core business. Tras la adquisición de Sun por u$s 7.400 millones, Oracle dejó de ser sólo una empresa de software para poner firmemente los dos pies en la industria del hardware, en la que tímidamente había ingresado a través de una alianza con Hewlett-Packard, en 2008, cuando lanzó el servidor Exadata. Hoy, los “fierros” representan el 20% de los ingresos, al menos según el último reporte de la compañía del año fiscal 2011.

La integración entre hard y soft se materializó también en Exalogic, que fue presentado con bombos y platillos en el último Oracle Open World y que, a partir de este mes, llega a los distintos mercados del mundo en simultáneo.

En tanto, América latina juega un rol fundamental en el negocio de la compañía, ya que es la región del mundo que más crece para la empresa. “Otra vez fuimos la región con mejor desempeño global y continuamos con este ritmo. Y con las economías cada vez más estabilizadas y creciendo, creo que nos irá mejor aún”, dispara Luiz Meisler, presidente de Oracle para América latina y miembro del board.

¿Por qué apostar al hardware?
Es un cambio de paradigma. La industria del hardware se movía en paralelo a la del software y Oracle las juntó. Por un lado, se lanzaban nuevos chips con más capacidad para procesar los nuevos programas. Y, por otro, había nuevos productos que usaban esa capacidad del chip, pero al poco tiempo la saturaba. Por primera vez se va a explotar al máximo la capacidad de las dos cosas juntas. Así, ganamos escala, velocidad y eficiencia, pero, más que todo, costo de propiedad para el cliente. Oracle está reinventándose.

¿Cree que la competencia se moverá en la misma dirección?
Están los que inventan y los que lo siguen. Nosotros lo inventamos, porque Larry Ellison es un visionario. Y con la nueva estructura organizacional está dedicado full time a crear. A partir de la entrada de Mark Hurd como nuevo presidente (N. de R.: ex CEO de HP), Larry se dedica sólo al desarrollo.

Pero, ¿cree que los seguirán?
Larry dijo que le pagará US$ 10 millones a quien tenga un procesador que procese hasta dos veces más lento que el de Oracle. Y lo dijo porque sabe que es 10 veces más rápido. Por eso, cuando ves la competencia, que ya tiene base de datos, comprando una empresa que no llega a los u$s 200 millones y la paga u$s 2.000 millones, y no logró inventar algo con sus bases de datos, es porque está muy preocupada.

¿Cuáles son las metas en el negocio del hardware?
Nuestro objetivo es volver a liderar el espacio Unix, de misión crítica. Antes de dos años lo vamos a lograr. El desafío es ocupar espacios que Sun no lograba con facilidad por sus debilidades como compañía sólo de hard. En los espacios que teníamos competencia cruel con IBM o HP, que era mano a mano, hoy tenemos una ventaja competitiva. Es gestión de servicios contra simplicidad tecnológica. Nosotros competimos con productos, no con servicios. El objetivo es entrar, entregar y salir.

¿Cómo evalúa el desempeño de América latina?
Otra vez fuimos la región con mejor desempeño en el mundo y continuamos con este ritmo. Y con las economías cada vez más estabilizadas y creciendo, creo que nos irá mejor aún. Yo tengo un asiento en el board y somos muy importantes para la compañía. Tenemos opinión y somos escuchados. Nos ganamos el lugar a partir de resultados. En la estrategia de América latina no hay cambios.

¿Cuánto planea crecer Oracle en la región y dónde están las oportunidades?
El crecimiento será cercano al 20%. El mercado de software en América latina crecerá de u$s 800 millones a u$s 1.000 millones el próximo año. Es cierto que si se compara la inversión en tecnología de las compañías versus el PBI estamos en menos del 1%, contra un 1,7 ó 2% de los países desarrollados. Sin embargo, el tamaño de la torta creció de u$s 400 millones a u$s 1.000 millones en tres años. Y es ahí donde están las oportunidades.

¿Qué lugar ocupa la Argentina?
Los dos países más grandes son Brasil -es el 45% del negocio- y México, pero, el último año, el que más creció fue la Argentina. Y esto está relacionado con la especialización de nuestra gente. En los países con menor volumen, tenemos más dificultades para especializarnos, porque no hay masa crítica. Por eso, tenemos que apoyarnos más en los partners, más ventas indirectas. Hoy, el 50% de nuestras ventas es indirecta y no queremos disminuirlo, sino mantenerlo o incrementarlo.

¿Qué proyecciones de penetración de mercado tienen para el próximo año?
En software, tenemos tres grandes mercados: base de datos, middleware y aplicaciones. El cuarto nivel es hardware. En cada uno tenemos distintas penetraciones. En aplicaciones, todavía SAP es muy dominante, aunque ya le ganamos en algunos países: en los Estados Unidos, ya somos primeros, en Europa no y en América latina estamos ahí; en dos años, vamos a pasar a SAP, en América latina, en aplicaciones. En hardware somos terceros. En base de datos y middleware, estamos primeros. Y en cada uno podemos ganar share. También en cada industria: Gobierno representa el 25% del negocio para Oracle en América latina y le siguen en importancia Banca y Retail.

¿Cómo impactó la última recesión?
En la medida en que la recesión sea menor a la penetración de tecnología, creo que será una oportunidad. Además, en la región, tenemos una ventaja, porque la crisis es parte de nuestro ADN. Toda mi vida he hablado de crisis: hiperinflación, decrecimiento, huracanes, golpes de estado, todo lo que hace a una economía inestable lo hemos pasado. Y por increíble que pueda parecer, en mi vida profesional crecí más con las crisis. Por ejemplo, yo no sé si Oracle hubiese comprado empresas por u$s 50.000 millones si no hubiese sido por la crisis. Adquirimos, barato, empresas caras: por u$s 7.400 millones compramos a Sun.

Para eso fue fundamental haber acumulado caja…
Las industrias se manejan de esta manera. Sabemos que estamos en una industria de alta volatilidad y que la capitalización es un factor crítico del éxito. Es clave tener caja tanto para poder invertir u$s 4.000 millones al año en Investigación y Desarrollo (I+D) -como haremos este año- como para adquirir empresas. Las empresas de tecnología que tienen menos del 30% de margen operacional no sobreviven. Es un hecho. Y las que no pensaron esto fueron compradas. Y fueron compradas porque vino la crisis y no tuvieron capacidad de hacer inversiones nuevas y reinventarse. Sun, hace 10 años, valía el doble que Oracle. Y estaba más adelante en Standard & Poor´s. Si preguntabas quién podía comprar a quién, era Sun a Oracle, y no al revés.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos