Officenet cambia su nombre a Staples Argentina

Officenet cambia su nombre a Staples Argentina

La compañía estadounidense había adquirido la empresa local en 2004. La filial vendió productos por $ 148 millones en 2010. 02 de Marzo 2011

Leo Piccioli, gerente General de Staples Argentina –hasta el lunes pasado, Officenet Staples-, decidió abrir su presentación en las oficinas de Barracas con una diapositiva que mostró un momento clave: la foto de la servilleta en la que, en 1996, Andy Freire y Santiago Bilinkis, entonces dos jóvenes universitarios, dibujaron la esencia de lo que en 1997 se plasmó en Officenet, la compañía de venta de insumos de librería que, primero, en el año 2000, se expandió a Brasil. Finalmente, en 2004, las operaciones fueron adquiridas –en una cifra que no trascendió- por Staples, el gigante internacional del sector con 25 años en el mercado, más de 2300 tiendas en el mundo, ventas anuales de US$ 25.500 millones y el título de ser la segunda empresa que más vende por Internet (detrás de Amazon). A partir de marzo, los nombres ya se unieron y la filial local pasa a llamarse Staples Argentina.

“Siendo fieles a la promesa de simplificar las compras para la compañía, tomamos la decisión de dar el paso de dejar la marca que tantas satisfacciones nos dio para abrazar la que usamos en todo el mundo”, explicó Piccioli, que está en la compañía prácticamente desde los comienzos. En 2010, la compañía tuvo ventas por $ 148 millones (más impuestos). Sin contar sus dos tiendas físicas, el 47 por ciento de las ventas proviene de Internet, mientras que el 44 por ciento es por catálogo (que incluye, por caso, las compras vía telefónica). “El canal online es el que más crece. De hecho, tiene más cantidad de productos por compra y un índice de devoluciones 45 por ciento inferior”, confirmó Piccioli. Staples Argentina, de hecho, renovó su sitio web y, con el rediseño, espera crecer 50 por ciento en la venta por Internet en los próximos ocho meses.

El foco 2011 estará en cuatro pilares. Por un lado, apuntará a cubrir Capital Federal y GBA, ya que el interior, por los costos de logística, todavía no es prioridad. “No vamos a rechazar negocios, pero tampoco los vamos a ir a buscar”, confirmó Piccioli. Otros puntos son la inversión en calidad de servicios y foco en los productos básicos, que llevan a la compra repetida. Por último, salir a captar nuevas PyMEs, que serán el eje principal de la compañía. Hoy, Staples Argentina cuenta con 1000 clientes grandes empresas y entre 14.000 y 15.000 PyMEs que compran con regularidad, a un promedio de $ 700 mensuales. “El objetivo para 2011 es crecer entre 10 y 15 por ciento en cantidad de clientes, y estimamos que alrededor de un 30 por ciento, inflación incluida, en facturación”, adelantó Piccioli.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos